Despliega el menú
Deportes

Deportes

8.000 bikers ruedan contra el viento por los caminos de Monegros

La prueba ha vuelto a ser una gran fiesta de la BTT, con salida y llegada en la localidad de Sariñena.

Cubiertos de polvo y barro, agarrotados, exhaustos... pero con los brazos en alto y una gran sonrisa. Así han cruzado este sábado la línea de meta los integrantes del gran pelotón de la XIX Maratón Orbea Monegros. Y es que todos han cumplido con su principal objetivo: formar parte de una de las fiestas de la BTT más importantes de toda Europa.

La salida y la meta han estado situadas en Sariñena, donde el ambiente ha sido inmejorable durante toda la jornada. Al final, tal y como anunciaban las previsiones, el viento ha aparecido, endureciendo el último tramo de la larga travesía, justo lo que buscaba la gran mayoría de los 8.000 inscritos. Y es que son muchos los que han llegado con ganas de una dosis extra de aventura.

La Maratón Orbea Monegros no es competitiva. De hecho, los trofeos se eliminaron hace ya varias ediciones. No obstante, la victoria es un honor al que muchos aspiraban. En esta ocasión, la prueba reina, que consta de 118 kilómetros, ha tenido un claro vencedor, el cántabro Iván Santurde, de Castro-Urdiales, que ha parado el crono en un tiempo récord, 3 horas y 40 minutos.

Al ser preguntado por su victoria, el veterano ciclista, de 49 años, se ha emocionado, al señalar que era una de sus metas soñadas antes de colgar la bicicleta. El cántabro ha vencido con autoridad. Se ha escapado durante los primeros kilómetros y ha marchado en solitario hasta el final. Hace dos años, ya había seguido sin tanto éxito la misma estrategia. El ciclista ha destacado el «gran ambiente» de la prueba, que resulta «espectacular», y las características del circuito, que son ideales para «aquellos que nos gusta rodar fuerte», ha indicado Santurde, tres veces ganador de otra de las pruebas más populares del Alto Aragón, la Quebrantahuesos. El segundo puesto ha sido para Unai Elorriaga y el tercero para Kepa Ochoa.

La prueba ha vuelto a contar con dos modalidades, la maratón, de 118 kilómetros, y la media maratón, de 81. En este último caso, la victoria se decidió al sprint entre un grupo de tres escapados, del que ha salido victorioso Arturo Martínez, de Ripollet (Barcelona), que se mostró «muy satisfecho». Al igual que la mayoría de inscritos, el ciclista ha alabado el esfuerzo de la organización, que «se esmera al máximo», y por supuesto, esa dosis de aventura ligada siempre a las peculiares características de Los Monegros. «Aquí se disfruta sufriendo. Hay que llegar cubierto de polvo y exhausto por el esfuerzo», ha señalado.

Dentro de los más rápidos, ha habido varios monegrinos como Javier Laín y Jorge Seguín, de Sariñena, o Carmelo Barrachina, de Bujaraloz. Los tres han coincidido en señalar el «lujo» que supone disfrutar de esta gran prueba «en la puerta de casa». La edición de este año ha sido además la de mayor participación femenina de toda la historia con casi 1.000 mujeres.

La prueba, que ha atravesado varios municipios de la comarca, ha vuelto a revolucionar la localidad de Sariñena, donde se ha dado cita unas 20.000 personas entre ciclistas y acompañantes, es decir, cinco veces su población habitual. A unos 80 kilómetros a la redonda, se ha cubierto todas las plazas hoteleras, generando un gran impacto económico.

Los organizadores de la prueba (Orbea, Comarca de Los Monegros y Ayuntamiento de Sariñena) han realizado un positivo balance y además, han agradecido el gran trabajo y esfuerzo de todos los implicados, desde los ciclistas hasta los voluntarios, sanitarios o agentes de seguridad.

Para rematar la jornada, han sido entregadas varias distinciones. En concreto, Ignacio Pages y Valentín Pich han sido reconocidos como los participantes más veteranos y además, el Club Ciclista Sariñena ha sido distinguido como el más numeroso al aportar 40 ciclistas. Asimismo, José Lama se ha llevado el reconocimiento al ciclista con mayor afán de superación, ya que ha completado el desafío con una doble enfermedad: artrosis degenerativa de columna y la enfermedad de Scheuermann.

Por último, la distinción de Sweet Follower, que premia al mejor seguidor o seguidora del evento en las redes sociales, ha ido a parar a Loli Montero Soria.

Etiquetas
Comentarios