Deportes

fútbol sala

El Fútbol Emotion quiere dedicarle un último triunfo a su capitán

Los aragoneses se citan este sábado en el Siglo XXI (18.30) para despedir la temporada contra el Aspil Vidal Ribera Navarra.

Los jugadores del Fútbol Emotion Zaragoza en la celebración de un gol.
Los jugadores del Fútbol Emotion Zaragoza en la celebración de un gol.
Toni Galán

El Fútbol Emotion Zaragoza despide la temporada este sábado a las 18.30 contra el Aspil Vidal Ribera Navarra en el pabellón Siglo XXI. Una cita para acabar con un buen sabor de boca y homenajear al portero y capitán Arturo Santamaría, que cuelga las zapatillas tras 20 temporadas en la élite del fútbol sala nacional, 16 de ellas en la capital aragonesa. Una tarde de emociones dedicada al guardameta y a la afición, que espera una victoria de su equipo para cerrar un curso de altibajos.

Los aragoneses regresan a su condición de local tras cuatro encuentros consecutivos a domicilio. Situados en la undécima posición de la clasificación, tratará de defender dicha plaza ante el acecho del Industrias Santa Coloma, que tiene 29 puntos, uno menos que los zaragozanos. Los canteranos David Yera y Marcos Forga no serán de la partida puesto que se encuentran en la concentración de Italia con la selección española sub-19 para la disputa del Torneo de las Naciones.

Por su parte, el Aspil Vidal Ribera Navarra certificó con una goleada ante el Movistar Inter su presencia en el 'play off' del campeonato. Los navarros llegan a Zaragoza jugándose un mejor cruce en las eliminatorias por el título y seguir mejorando sus sensaciones de cara a la Final Four de la Copa del Rey y el propio playoff.

Arturo se despide

"Esta semana está siendo un cúmulo de emociones. Sentí nervios antes de publicar la carta y mi decisión, que ha sido muy meditada. Quería agradecer a toda la gente que me ha aportado algo en mi vida personal y deportiva", reconoce el jugador, “emocionado por las muestras de cariño que he recibido”. De su última cita con el Fútbol Emotion Zaragoza, espera que "una vez empiece el partido va a ser normal, pero cuando piten el final puede ser una explosión de emociones. No se qué se me puede pasar por la cabeza en ese momento".

"Afronto mi última semana en la élite disfrutándola al máximo en los entrenamientos y el mismo día del partido. Tengo ganas de disfrutar por última vez de todo", explica. El portero cree que su último partido no va a ser duro, sino "todo lo contrario", un choque "muy especial para mí". "He cumplido el sueño que tenía desde niño de jugar en la élite y además en el club de mi corazón", concluye.

Etiquetas
Comentarios