Despliega el menú
Deportes

baloncesto

Un espectacular triple de Okoye da la victoria al Tecnyconta Zaragoza

Los aragoneses, que fueron perdiendo durante todo el encuentro, le dieron la vuelta en el último suspiro (97-99).

Justiz es defendido por Jelinek en el partido ante el Andorra.
Justiz es defendido por Jelinek en el partido ante el Andorra.
Albert Martín/ACB Photo

El Tecnyconta también ganó en Andorra (97-99). Y lo hizo con un suspense de película: con un certero triple de Stan Okoye, defendido por dos rivales, en el último segundo de la contienda. El desenlace premió al más tenaz (97-99): fue la justa recompensa a la capacidad de reacción de los aragoneses, que protagonizaron una remontada espectacular en el último cuarto, impulsados por el acierto de Seibutis, para imponerse en terreno pirenaico por vez primera en su historia. En sus cuatro enfrentamientos en la élite, el equipo aragonés siempre había doblado la rodilla en Andorra, la mayoría de las ocasiones con una derrota amplia y concluyente, irrebatible. Y este domingo se modificó el guión, en un partido entre dos sólidos aspirantes a participar en las eliminatorias por el título.

El cuadro zaragozano dominó en los compases iniciales, bajo la dirección de McCalebb, pero se descompuso después por su falta de clarividencia ofensiva: con un juego lento, plano y previsible, su ataque se vulgarizó. Y el Andorra, muy poco exigido, enseguida volteó el marcador, para ir ampliando después su distancia sin excesiva oposición, favorecido también por las numerosas pérdidas de balón de su adversario. El Tencyconta, que defendía su plaza en el ‘play off’, reaccionó en el último cuarto y compitió hasta el último suspiro, culminando otra remontada espectacular. Ahora no sólo asciende a la séptima posición de la tabla, sino que aumenta a dos triunfos su ventaja con el Andorra, uno de sus más inmediatos perseguidores.

El Tecnyconta fue mejor en el inicio. Sólido atrás, sin apenas fisuras, pudo contener el potencial ofensivo de su rival, que fiaba gran parte de sus ataques al lanzamiento exterior. Sobre todo Dylan Ennis, muy acelerado, quien se precipitó en la mayoría de sus acciones. El canadiense enseguida se marchó al banquillo, tras haber errado dos triples muy mal seleccionados. En el ecuador del primer acto, la anotación de los locales se había reducido a sólo cuatro puntos, y los zaragozanos gobernaban el duelo (4-8) con dos canastas de Radovic, un mate de Okoye y una penetración de McCalebb. Al Tecnyconta le costaba anotar en estático, pero al menos parecía mucho más lúcido que un rival que seguía prodigándose en los lanzamientos triples: hasta siete intentos ejecutó en los primeros seis minutos, con un solo acierto (un 14% de efectividad).

Pese a su falta de puntería, bastaron tres errores de los zaragozanos, y una incapacidad manifiesta para cerrar el rebote defensivo, para que los andorranos recuperan el pulso en apenas dos minutos. El equipo de Ibón Navarro, que contabilizó cinco capturas ofensivas en los primeros compases, se puso por delante poco después, con un triple de Jelinek y dos cómodas canastas –Rafa Luz y Jerome Jordan (17-13)–, y Porfirio Fisac tuvo que detener el encuentro tras un parcial de 7-0 a favor de los locales. El Tecnyconta había protagonizado un desplome sorprendente. Pero lejos de reaccionar, acentuó sus dudas y sus errores, especialmente por sus precipitaciones en ataque –seis pérdidas en el primer cuarto–, lo que aprovecharon los andorranos para distanciarse en el marcador (22-14). En los dos últimos minutos, los de Ibón Navarro habían firmado un parcial contundente, revelador (14-1).

El Tecnyconta arrolló en el inicio del segundo cuarto. Al margen de defenderse con solvencia y determinación, los zaragozanos exhibieron un acierto devastador en sus acciones ofensivas: seis puntos de Berhanemeskel y un certero triple de Marc Martí redujeron la renta de los locales a la mínima expresión, a los 22 minutos de juego (24-23).

Sin embargo, el Andorra se sobrepuso con prontitud, impulsado por el talento individual de Sané y un lanzamiento lejano de Albicy, para ampliar su ventaja al cuarto de hora de partido (34-27). Al Tecnyconta le faltaban fuerza y convicción, sobre todo en ataque, y a los 16 minutos ya sumada 10 pérdidas de balón. Los locales no desaprovecharon concesiones de tal magnitud, y alcanzaron una renta de 10 puntos tras un triple convertido por Dylan Ennis (39-29). El Tecnyconta, entonces, se situó en una zona 2-3 que le aportó réditos en un primer momento (39-34); pero su intento de reacción enseguida quedó en un amago de la nada, con Ennis azotando desde el perímetro, y con Diagne y Sané gobernando en el juego interior. Al descanso, los andorranos ya caminaban con paso firme hacia la victoria (49-38).

Nada cambió en la reanudación. Si acaso, que el Tecnyconta redujo drásticamente su presión defensiva, lo que se tradujo en numerosos tiros liberados para el rival. De hecho, los locales anotaron 13 puntos en los primeros cuatro minutos, un diáfano indicador de las desatenciones de los zaragozanos en las labores de contención (62-47). Ni siquiera los triples de Okoye y Berhanemeskel modificaron el escenario: en el tercer cuarto, la ventaja del Andorra se mantuvo siempre por encima de los 10 puntos, con Dylan Ennis y Moussa Diagne como principales ejecutores. Pero el Tecnyconta nunca baja los brazos, por muy elevados que sean los obstáculos a sortear. En el tramo definitivo, el cuadro aragonés se resistió a enarbolar la bandera blanca, pese a contar por momentos con desventajas de 15 puntos en el marcador. El equipo de Fisac llegó a situarse a sólo dos tantos (96-94), por la insistencia de Seibutis, a 15 segundos de la conclusión; y dispuso de un último ataque para ganar (97-96). Y fue Okoye, otra vez Okoye, quien dio el triunfo a los zaragozanos con un certero triple sobre la bocina.

 

Etiquetas
Comentarios