Deportes

atletismo

De Filípides al running: correr, más que un deporte

El Centro de Historias de Zaragoza acoge desde este viernes, hasta el 30 de junio, una exposición que pretende acercar el fenómeno del running plasmado en el maratón.

"Correr es una actividad tan antigua como el hombre, algo sin aparente misterio que, misteriosamente, engancha. Correr es un medio de transporte, una forma de vida, un deporte, una vía de escape, una fiesta popular. Correr es una profesión para los atletas de élite, un medio de relajación, de socializar y un autoexamen que muchos deciden pasar cuando ya no tienen la necesidad de examinarse ante nadie. Correr es mucho más que un deporte". Esta reflexión es la génesis de una exposición, que "pretende acercar el fenómeno del running a todo el mundo, incluso a los que no corren", apunta Rosa Balaguer. La periodista y corredora popular, como gusta llamar a las personas que como ella se engancharon a esta disciplina, ha recogido su pasión, llevada al máximo en la prueba fetiche de todo runner: el maratón. Y la ha plasmado en 'Correr. De Filípides al running', el título de una hermosa historia de leyenda: la de aquel soldado griego que fue corriendo desde la ciudad de Maratón hasta Atenas durante las Guerra Médicas (año 490 a.C.) para comunicar la victoria sobre los persas. 42 kilómetros de esfuerzo que le llevaron a la muerte. 42 kilómetros y 195 metros que dan forma a la carrera más icónica, la más abrumadora, "la que, cuando nos ponemos a soñar, todo atleta popular nos vemos corriendo algún día".

El Espacio Cripta del Centro de Historias acoge desde este viernes, 12 de abril, hasta el 30 de junio esta muestra, que ha contado en su puesta de largo con un invitado muy especial, Abel Antón, máximo exponente, junto con Martín Fiz, de una época en la que España fue primera potencia mundial en maratón. "Filípides es el artífice de todo lo que ocurre hoy en día. Todos podemos correr un maratón sio nos lo proponemos y, engrandecido, con el boom de la mujer", ha destacado el doble campeón del mundo (1997 y 1999). La exposición realiza un recorrido antropológico de esta actividad humana, "que en los últimos años ha adquirido una dimensión social que lo traspasa como actividad deportiva".

Se habla de forma escrita y gráfica de los orígenes históricos de la actividad y se detiene en la vida de algunos deportistas convertidos en leyendas; del hecho de correr por necesidad, como medio de transportes y una forma de vida como así lo transmiten los Tarahumaras mexicanos y los Kalenji africanos; del atletismo usado políticamente como medio de visibilidad; la mujer en la historia de atletismo; de que el correr no entiendes de condiciones sociales ni de sexos, aunque hasta hace bien poco a las mujeres se les tenía prohibido participar en eventos; de salud y deporte, y la importancia de, a determinadas edades, realizar pruebas de esfuerzo… Sin olvidar hacer una incursión en las carreras pedestres en Aragón como las corridas de pollos y el éxito de las pruebas de asfalto focalizadas en el Maratón Ciudad de Zaragoza, que el pasado 7 de abril celebró su exitosa decimotercera edición.

Y se completa el relato con piezas únicas, como una colección de ocho zapatillas de Adidas, provenientes del archivo histórico que la marca tiene en Berlín; los dorsales y medallas que los populares han aportado de sus participaciones en alguna de las grandes maratones del mundo, los ‘Six Majors’ (Berlín, Londres, Tokio, Boston, Chicago y Nueva York); la presea del plusmarquista Martín Fiz, que el año pasado se convirtió en el único hombre del planeta que ha conseguido las seis pruebas en su categoría de veteranos; el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes que recibió el campeón del mundo vitoriano; la antorcha olímpica de Atlanta 1996 que la maratoniana zaragozana Luisa Larraga llevó durante una parte de su recorrido por Estados Unidos; los dos oros que Abel Antón conquistó en los Mundiales de Atenas 1997 y Sevilla 1999… "Hubo una época en la que España era la armada invencible. Yo estuve cinco años haciendo maratón, fui evolucionando de los 800, al 1.500 y a los 5.000. Pero sentía que me faltaba algo en mi currículum. Fui el último blanco en ganar el maratón de Berlín (1996), en triunfar en dos mundiales. Quizá mi frustración fueron los Juegos de Sídney 2000, cuando corrí lesionado. Antes superábamos a los atletas africanos, pero ahora la brecha es mayor, por no decir inalcanzable", ha desarrollado el laureado fondista soriano, con una profunda vinculación con Zaragoza, ciudad en la que desarrolló buena parte de su trayectoria con los colores del CN Helios. Antón, que se mantiene "muy en forma", ha resaltado la figura del campeón Toni Abadía, del que considera que será "uno de los grandes maratonianos de Europa". "Creo que tiene unas cualidades enormes. A nivel europeo es el futuro y puede estar en medallas".

Abel Antón: "Toni Abadía puede ser uno de los grandes maratonianos de Europa"

“Correr. De Filípides al running” ocupa dos salas del Espacio Cripta del Centro de Historias,, con un total de cerca de 300 metros cuadrados de superficie. La visita está estructurada con un recorrido circular. Martes a sábado: 10.00 a 14.00 y 17.00 a 21.00. Domingos y festivos: 10.00 a 14.30. Lunes cerrado. http://www.zaragoza.es/ciudad/museos/es/chistoria

Etiquetas
Comentarios