Despliega el menú
Deportes

Manchester United 0-1 Barcelona

El Barça rompe el maleficio de Old Trafford

Un gol en propia puerta de Shaw le da al equipo azulgrana una victoria clave en la eliminatoria ante el Manchester.

Leo Messi recibió un golpe durante el partido.
Leo Messi recibió un golpe durante el partido.
Efe

Paso firme y decidido el del Barcelona en busca de reverdecer laureles en Europa. Sacó tajada de un Manchester United romo al que venció por vez primera en su estadio. Toma ventaja el equipo azulgrana en la eliminatoria con un gol a cero que tendrá que refrendar en una semana para estar entre los cuatro mejores de la Champions.

Un gol en propia puerta sirvió para lograr el triunfo, aunque bien es cierto que De Gea evitó que la eliminatoria quedara zanjada en Mánchester sacando alguna ocasión clara. Por contra, triste imagen la de los locales, que mostraron más músculo que juego. Ni un sólo disparo entre los tres palos es la carta de presentación del equipo de Solskjær.

Apenas son ocho los equipos que siguen buscando sentarse al trono al que ya no podrá aspirar el vigente campeón. Y el Barcelona sabe que levantar la 'orejona' está más cerca que ayer. El equipo anda enchufado, al menos en su conjunto, y sus estrellas están dispuestas a tirar del carro para terminar siendo el mejor de todo el viejo continente. No necesitó un partido especialmente brillante, pero sí práctico para sacar el duelo adelante.

El United, al que el efecto Solskjær le ha durado el tiempo justo de ver que lo de Mourinho iba más allá de lo deportivo, apenas mostró un único recurso, el de tirar de ambiente y físico para buscar la portería de Ter Stegen. Era más la sensación de peligro que se transmitía en el verde cuando el equipo inglés tenía la pelota que el peligro en sí. Cabe recordar que el conjunto local no fue capaz de lanzar ni un solo disparo entre los tres palos.

Para entonces, el Barça no sólo mandaba en el marcador sino que se había hecho dueño del control. Eran pocos los minutos, en el inicio del segundo tiempo sobre todo, en los que el Manchester United inquietó algo al equipo de Valverde, pero las aguas recuperaban su curso y el Barcelona volvía a hacerse dueño y señor del choque.

Ayudó que el gol en propia puerta de Shaw llegara pronto, tras una gran jugada de los azulgrana que bien podrían haber ampliado ventaja antes de no haber sido por el español De Gea. Hace años que el portero es de los mejores del United y eso siempre es sinónimo de que algo no funciona en el juego de los británicos. El madrileño sacó un buen tiro de Coutinho, que se mostró muy activo en su rol de titular. Si bien, con la presión de los locales en el inicio de la segunda mitad, el brasileño perdió protagonismo, al igual que el resto del equipo.

Algo estaría viendo Valverde que no le gustaba, ya que sacó a los dos brasileños para dar entrada a Arturo Vidal y Sergi Roberto cuando aún restaba media hora para el final del choque. Recuperó el pulso el Barça al choque y prueba de ello es que inmediatamente después de los cambios, De Gea volvía a evitar el gol visitante, esta vez sacando el disparo a Jordi Alba.

Gracias le pueden dar al portero de que la eliminatoria entre Manchester United y Barcelona no quedara sentenciada en Old Trafford. Eso sí, con esa mínima victoria el conjunto azulgrana deberá afinar la puntería para evitar cualquier susto la próxima semana.

FICHA TÉCNICA

Manchester United: De Gea; Young, Lindelof, Smalling, Shaw; Dalot (Lingard, min. 74), Fred, McTominay, Pogba, Rashford (Pereira, min. 85), Lukaku (Martial, min. 68).

Barcelona: Ter Stegen; Semedo, Piqué, Lenglet, Jordi Alba; Rakitic, Busquets (Aleñá, min. 93), Arthur (Sergi Roberto, min. 65); Coutinho (Arturo Vidal, min. 65), Messi y Luis Suárez.

Gol: 0-1. Min. 12. Shaw (p.p).

Árbitro: Gianluca Rocchi (italiano). Amonestó a Busquets, Shaw, Arturo Vidal, Lingard, Smalling.

Incidencias: Estadio de Old Trafford. 74.000 espectadores.

Etiquetas
Comentarios