Deportes

entrevista

Vega Gimeno: "El Mann Filter merece disputar el ‘play off’'

Vega Gimeno Martínez (1991, Valencia), jugadora internacional, abandera al Mann Filter de la Liga Femenina de Baloncesto.

Vega Gimeno sujeta el balón con sus manos.
Vega Gimeno sujeta el balón con sus manos.
Raquel Labodía

Esto de sonreír llevando el ojo morado tiene su aquel...

Y eso que, gracias al maquillaje, no se me nota casi (continúa sonriendo). Recibí un codazo en el último partido de Angel Robinson, jugadora del Salamanca, líder de la competición.

¿Ha dicho Angel?

Es norteamericana. Angel viene de Angelica.

Entendido. Imagino que, pese a todo, responde a algo su sonrisa...

Claro. Es un estilo de vida que comparto y defiendo. Además, tengo motivos para hacerlo. Por ejemplo, si se refiere a mi equipo, el Mann Filter, si mañana le ganamos al Gernika en el Stadium Casablanca, nos habremos clasificado para el ‘play off’ por el título, que tiene su mérito.

Muchísimo mérito.

Si se refiere a mi aportación particular, también estoy satisfecha.

Y tanto: está firmando mejores registros que cuando alcanzó la internacionalidad. Es la cuarta máxima anotadora nacional.

Para obtener resultados, también individuales, dependes del equipo, de tus compañeras. La fuerza del Mann Filter es su unión, el trabajo de todo el colectivo y del entrenador, Fabián Téllez. Por eso hemos ido de menos a más.

Palabra de capitana.

Se nota cuando alguien se encuentra a gusto. Estoy sensacional en este club desde el primer día. Y eso que llegué lesionada...

¿La ficharon lesionada...?

Le cuento.

Cuente, cuente...

Jugando a 3x3 con la selección española, me rompí la rodilla en Nantes (Francia). Fue en 2017. Había llegado a un acuerdo con el club y respetaron el acuerdo. Fue un detallazo. No pude empezar a jugar hasta enero de 2018, en la Copa de la Reina, que era nuestro objetivo el año pasado.

Este año, teóricamente, tenían menos equipo.

Cambió todo. El entrenador, Víctor Lapeña, se marchó al Nadezhda ruso. Por cierto, está jugando la final de la Eurocup. También se cambió de director técnico, de una parte importante de la plantilla. Tenemos menos presupuesto, pero ahí estamos, peleando hasta el final por un objetivo bonito.

Algo tiene que ver en ello la ‘3’ que también se mueve al ‘4’, esta chica con coleta de buena mano que también se atreve a acercarse al aro.

Entiendo el equipo como una suma, y yo intento sumar al colectivo todo lo que puedo.

El año pasado fue ejemplo de superación; este, de liderazgo.

Desde luego, lo intento con todas mis fuerzas, igual en los clubes que las selecciones en que he estado: desde el Rivas en la final de la Euroliga hasta el Gran Canaria o el Bembibre. También estuve en la Universidad de Pittsburg, en Estados Unidos, y en el Peñarol.

El Peñarol de Montevideo.

No, en Argentina, no en Uruguay..

¿...?

El Peñarol de baloncesto es de Mar del Plata, en Argentina.

Volvamos a Zaragoza. Mañana, a las 19.00 en el pabellón Eduardo Lastrada del St. Casablanca.

Hay que ganar. Enfrente está el Gernika, que ha hecho una gran temporada y jugará la fase final. Pero nosotras merecemos disputar el ‘play off’. Por el primer equipo, pero también por el club, por la extraordinaria labor de cantera que se está desarrollando. Tener canteranas en las selecciones nacionales inferiores es un indicador excelente.

No hemos hablado de su explosión como jugadora de 3x3.

Llevo cinco años jugando a baloncesto 3x3. Me llamó la seleccionadora, Ana Junyer. Eran los Europeos de Bakú. Corté mi contrato en Argentina y me vine. Era nuestro debut y logramos la medalla de bronce.

En los próximos Juegos habrá competición de 3x3. Cuentan que España pinta muy bien...

Me gusta el 3x3. Es la vida misma: soluciones rápidas, problemas cambiantes, situaciones límite. Y sí, España va a ir por todas en Tokio 2020.

Etiquetas
Comentarios