Despliega el menú
Deportes

rugby adaptado

Zaragoza abraza al rugby adaptado

Un gran CAI logró el subcampeonato liguero en una final igualada ante el BUC

El CAI Deporte Adaptado se conjura antes de un partido.
El CAI Deporte Adaptado se conjura antes de un partido.
CDA

El rugby en silla de ruedas fue el deporte estrella del fin de semana en Zaragoza. El parqué de la pista B del pabellón Siglo XXI albergó la ‘Final Four’ que coronó como nuevo campeón de España al BUC de Barcelona. Los catalanes, tal y como todo parecía apuntar en la previa del campeonato, se enfrentaron al CAI Deporte Adaptado de Zaragoza en la final. Los aragoneses no pudieron revalidar el título, pero dieron guerra hasta cuando el reloj ya se había parado.

La anécdota del fin de semana, que tuvo lugar en el último encuentro, sirve de nítida fotografía para ilustrar la igualdad expuesta sobre la pista por parte de los equipos participantes. Casi un cuarto de hora después de que el árbitro pitase el final, con 40-41 a favor del BUC, el equipo de colegiados detectó un error en la anotación de actas que obligó a llevar el partido a la prórroga, cancelando así el último punto del equipo catalán, que ya andaba celebrando el título. Tras la reanudación, el físico de los barceloneses se impuso sobre el tesón del equipo anfitrión, que celebró el subcampeonato después de un final de infarto cerrando el duelo con un ajustado resultado de 47-45.

Miguel Ángel Crespo, entrenador del conjunto aragonés, realizó una valoración "positiva" al término de la competición. "Hemos cumplido los objetivos, que era pasar a la final y pelear contra el BUC. Hemos competido hasta el final, con prórroga incluida. Nosotros acusamos el cansancio porque no somos un equipo tan homogéneo como ellos, que tienen capacidad de rotar y mantener el nivel durante todo el partido. A nosotros eso nos cuesta más. Las sensaciones han sido muy buenas, ahora toca seguir trabajando para intentar minimizar esa distancia competitiva que todavía nos saca el BUC", destacó. En la misma línea que su técnico, Edgar Escolán mostró su felicidad por el subcampeonato, a pesar de la superioridad catalana. "Sabíamos que la competición iba a ser muy intensa, los equipos eran complicados. Tienen muchas tablas, cambios y trabajo detrás. Eso al final se nos ha notado en el partido final contra el Barcelona, pero estamos muy contentos porque nunca nos habíamos acercado tanto a ellos. Eso también es gracias a nuestro trabajo", resumió el jugador.

En definitiva, con un pabellón lleno hasta la bandera, el rugby en silla de ruedas logró hacer afición en la capital aragonesa. Además, los zaragozanos pudieron degustar una victoria de su equipo en la semifinal contra el Basatiak Zuzenak de Vitoria por 55-34. Entre los reconocimientos individuales, destacó el trofeo al mejor jugador clase alta que recibió el jugador del CAI Fernando Saz.

Etiquetas
Comentarios