Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

ciclismo

Alaphilippe domina en la Milán-San Remo

El francés ha ganado este sábado al 'sprint' la 110ª edición de la carrera Milán-San Remo, imponiéndose a otros favoritos como Valverde y Nibali.

Julen Alaphilippe, vendedor de San Remo.
Julen Alaphilippe, vendedor de San Remo.
Efe

El ciclista francés Julian Alaphilippe (Deceuninck-Quick Step) ha ganado este sábado al 'sprint' la 110ª edición de la carrera Milán-San Remo, imponiéndose a otros favoritos como el español Alejandro Valverde (Movistar Team) y el también italiano Vincenzo Nibali (Bahrain Merida) después de un recorrido de 291 kilómetros.

Alaphilippe se llevó este triunfo en la 'Classicissima' gracias a un tiempo final de 6 horas, 40 minutos y 14 segundos, mientras que otros 'gallitos' como los citados Valverde y Nibali, así como el polaco Michal Kwiatkowski (Team Sky), se quedaron sin recompensa.

La gran fuga de la jornada, que tardó en cuajar, brindó protagonismo a otro italiano como Fausto Masnada (Androni Giocattoli-Sidermec). Junto a él, el austriaco Sebastian Schönberger (Neri Sottoli-Selle) también animó la carrera, atacando a 40,1 kilómetros de la meta y a la vez que el equipo Lotto Soudal sujetaba al pelotón.

Así, el grueso de corredores recortó más de un minuto en apenas 10 kilómetros, lo cual obligó a que los escapados jugaran sus bazas. Reaccionó entonces Masnada, en un estampa tan bonita como irresponsable entre el humo de varias bengalas; esa actitud del público provocó incluso una fogata, pero los ciclistas siguieron sin inmutarse.

Faltaban 25 km para el desenlace y solo sobrevivía Masnada en cabeza, con el pelotón pisándole los talones mientras los hombres importantes cogían ritmo de batalla. No en vano, un par de kilómetros después fue el belga Philippe Gilbert (Deceuninck-Quick-Step) quien hizo un amago de ataque.

A esas alturas, el tránsito por el pico del Poggio sirvió para que el a la postre ganador de etapa se acercara a los líderes. Por delante, el italiano Niccolò Bonifazio (Direct Energie) aprovechó la indecisión y los arreones para atacar a 20 km de meta; infructuoso intento, pues Alaphilippe saltó a 6,4 y solo los más fuertes siguieron a su rueda.

Con el 'sprint' por Via Roma, el galo batió además al eslovaco Peter Sagan (Bora-Hansgrohe) y volvió a exhibir su dominio en las clásicas. Esta victoria se sumó así a los títulos en Flecha Valona, Clásica San Sebastián y Strade Bianche, enjuagados con un cuarto puesto en la última prueba Lieja-Bastoña-Lieja.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión