Deportes

carreras por montaña

El Gran Trail Sobrarbe regresa con fuerzas renovadas tras su año sabático

La cita, que se tomó un descanso en 2018, se celebrará el 29 de junio y en apenas un mes se han completado las 1.100 inscripciones.

ultra trail sobrabe  _(31227487)
La prueba sobrarbense atrae a deportistas de todo el país que disfrutan de su oferta.
Heraldo.es

Había ganas de Gran Trail Sobrarbe. Esta es la conclusión que se extrae de la celeridad con la que la carrera por montaña del Pirineo aragonés ha agotado las plazas de su décima edición, que se celebrará el sábado 29 de junio. Si en 2018 su organización, a cargo del Club Atlético Sobrarbe, decidió tomarse un año de descanso, en 2019 la cita vuelve renovada, ofreciendo nuevas modalidades y recorridos que han suscitado gran interés por parte de los corredores a nivel nacional.

En apenas un mes se completaron las inscripciones tanto del Gran Trail (75 kilómetros y 4.400 metros de desnivel positivo), como del Maratón (50 kilómetros y 3.960 metros de desnivel positivo) y de Trail (26 kilómetros y 1.915 metros de desnivel positivo). “Esto nos indica que la atracción que ya generaba la carrera se ha visto incrementada gracias al año de barbecho y que los cambios realizados han sido bien acogidos. Es una buenísima noticia en un momento en el que el mercado del trail running está tocando su techo y no son poca las carreras que están acusando una bajada en la participación”, explica David Latorre, gerente de la empresa de inscripciones y cronometraje, Tempo Finito, que asumirá además la dirección técnica de la prueba. “Solo nos quedan unos cuantos dorsales para la modalidad de relevos -continúa Latorre-, que se estrena este año, por lo que podemos asegurar que nos acercaremos al total de 1.100 corredores”.

Además de esta nueva modalidad, en la que tres corredores se dividirán el exigente recorrido del Gran Trail en tramos de 26 kilómetros, la carrera sobrarbense ha incluido algunas variaciones en los trazados. El más destacable es la ubicación del Pico de L’Orbar (2.430 metros), una majestuosa cima en la divisoria entre los valles de Chistau y Bielsa a la que se accede a través de la vistosa cresta de los Maristas. Todas las distancias surcarán este cresterío y accederán al punto de máxima altitud del recorrido, convertido ya en uno de los lugares icónicos de la prueba junto a otros como el Castillo de Aínsa, el ibón de Plan o Basa de la Mora y el pueblo de Bielsa, entrada al valle de Pineta en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

De esta manera, el Gran Trail Sobrarbe encara la recta final de su preparación antes de esta gran fiesta del trail running, en la que hay invitados e invitadas -las mujeres representan el 14 % de la participación- de todo el ancho de la geografía española. Aragoneses, catalanes, valencianos, madrileños, vascos, manchegos y también franceses serán protagonistas de esta travesía por el corazón de los Pirineos, de una aventura deportiva y personal en la que los montañeses de Sobrarbe se vuelcan para construir una experiencia colectiva inolvidable.

“Para nosotros es el evento más importante del año a nivel organizativo, además del que mayor impacto económico tiene en la zona que durante esos días se llena de deportistas y acompañantes”, explica Alberto Bosque, presidente del Club Atlético Sobrarbe, a lo que añade que “tras nueve ediciones, creo que nos hemos hecho un hueco en los corazones de los corredores que han disfrutado aquí, no solo de algunos de los paisajes más espectaculares del Pirineo, sino también del trato familiar y cercano que dispensan nuestros más de 100 voluntarios. Por eso muchos de los participantes repiten año tras año”.

Con poco menos de cuatro meses por delante antes de la gran cita, organizadores y corredores ya ultiman los detalles de su preparación ante este reto. Estos últimos lo hacen, además, ayudados en una serie de contenidos audiovisuales con claves del entrenamiento específico que el Gran Trail Sobrarbe está publicando en sus redes sociales.

Etiquetas
Comentarios