Deportes

artes marciales

El muay-thai, una lucha en alza

Ismael Abad y Miguel Villarig representarán a Aragón en el Campeonato de España.

Ismael Abad (guantes rojos) en plena pelea contra un luchador tailandés.
Heraldo

Fuerza, picardía, concentración y sudor. Son los ingredientes que rigen una disciplina como el muay-thai, el arte marcial de las ocho extremidades. Un deporte de contacto al que cada día se suman más adeptos, siendo modalidad indispensable en la terna de los gimnasios a nivel mundial. La Federación Española define este tipo de disputa sobre el ring como el intercambio “de golpes con técnicas combinadas de piernas, brazos, pies, rodillas, y codos, además de algunos barridos, sujeciones (para golpear) y lanzamientos”. En estos parámetros se mueve el muay-thai, símbolo de la historia e idiosincrasia del Reino de Tailandia, país de origen.

En Aragón son varios los deportistas que decoraban sus habitaciones con los pósteres de Bruce Lee o Jackie Chan, personajes cinematográficos que impulsaron el arte marcial en general en todos los continentes del globo. En estos momentos, sobresalen las figuras de Ismael Abad y Miguel Villarig, representantes aragoneses en el Campeonato de España de muay-thai que se celebrará en el pabellón multiusos de Guadalajara este próximo fin de semana. Se trata del evento más importante de este deporte celebrado hasta la fecha, organizado por la Federación Española de Kickboxing Muaythai y D.A.

Ambos cuentan con amplias opciones de éxito en sus diferentes categorías. Abad, entrenado por Manuel Bernal, competirá en juvenil -48 kg. y Villarig, dirigido por Emilio Martel, hará lo propio en adultos -75 kg. La expedición irá acompañada por el Presidente de la Federación Aragonesa, Benito Beltrán, quien apoyará a los aspirantes desde la esquina del cuadro. “Habrá mucho nivel, sobre todo procedente de comunidades pioneras como Cataluña o Andalucía”, afirma, y es que el muay-thai entró hace apenas un mes dentro de la federación oficial aragonesa de kickboxing. Un paso más en la profesionalización de este deporte. “En Aragón es un deporte que está creciendo, aunque ya cuenta con cierta tradición en los gimnasios. Tanto en Zaragoza como Huesca y Teruel hay varios deportistas destacados. Ahora vamos al Campeonato de España con dos de estos luchadores, que a buen seguro competirán muy bien”, intuye Beltrán.

Los deportistas acuden a la competición con ilusión. “Lo tengo muy preparado y voy para traerme el campeonato a casa”, confía Ismael Abad, que disputará la final directa contra el mejor luchador de Andalucía. Con un régimen de entrenamientos estricto, que roza las cinco horas al día de lunes a sábado en el 'White Gym', el joven de 17 años oposita a conseguir algo importante a nivel nacional. Además, el próximo martes pondrá rumbo a Tailandia un torneo de calibre mundial al que accedió por KO hace siete meses. Su registro: 19 victorias de 28 peleas en poco más de un año, una marca que todavía puede engordar.

Junto al juvenil, estará presente en el Campeonato de España Miguel Villarig, que compite en categoría adulta. El zaragozano de 24 años, que entrena en el Ginmnasio Kárate Kan, específico de artes marciales, es igual de optimista que su compañero. “He entrenado mucho y mi intención es ganar, no puede ser de otra manera”, asegura. Para ello deberá ser el mejor en un sistema 'final four' donde participan otros tres luchadores, procedentes del País Vasco, Canarias y Baleares.

Etiquetas
Comentarios