Deportes

Una Carrera del Ebro radiante

Cerca de 3.000 corredores disfrutaron de la XIII Carrera del Ebro en una mañana brillante y de ambiente solidario.

Carrera del Ebro 2019
Aránzazu Navarro

Una mañana espléndida para un evento de categoría. La Carrera del Ebro, organizada por Brigada Aragón Ique celebró este domingo su decimotercera edición, volvió a hacer gala de su compromiso. Una prueba tradicional en el calendario atlético de Zaragoza donde se ensalzaron los valores deportivos y solidarios. La participación total fue cercana a los 3.000 dorsales. Agustín Moreno (1h:50:10), en categoría masculina, y Laura Peña (2h:19:40), en la femenina, fueron los ganadores de la 30K, el plato fuerte de la jornada.

El toque de diana puso en pie a civiles y militares, quienes compartieron experiencia tanto en la colorida pista de atletismo 'Corona de Aragón', lugar de salida y meta, como a lo largo del recorrido. Bajo un sol radiante y una temperatura templada, en torno a los 15º, perfecta para la actividad física, los corredores de la prueba reina iniciaron muy temprano el carrusel de ejercicios de calentamiento y estiramientos en la zona césped, poblada de enormes tiendas de campaña como lugares de avituallamiento. Prolegómenos de una competición que no se quiso perder ni el exfutbolista del Real Madrid Álvaro Arbeloa.

Puntual, a las 9.00, hora de inicio de la trail y la andada de 12 kilómetros -prueba no competitiva-, el grupo de Regimiento de Artillería de la Brigada de Aragón, integrado exclusivamente por mujeres, fue el encargado de dar el cañonazo de salida. Un acto simbólico, habitual en todas las ediciones, que sirve de homenaje a las Heroínas de los Sitios de Zaragoza y, particularmente, a la figura de Agustina de Aragón.

El nutrido pelotón tardó varios minutos en despejar la zona. Al mismo tiempo, la banda puso música a los primeros metros de carrera con una motivamente marcha militar. Esto sirvió de aperitivo a un recorrido largo con 381 metros de desnivel acumulado, intrépido y elegante, testigo de la zona urbana zaragozana, la estepa árida del Campo de Maniobras de San Gregorio -al que solo se puede acceder en esta ocasión- y la frondosidad de la ribera del Ebro y los Galachos de Juslibol. Máxima atractivo. A las 10.30 partieron los corredores de la 12K, la prueba a la que más gente asistió. Además, a lo largo del trayecto, los 'runners' pudieron contemplar los principales vehículos y maquinaria militar que engalanaron el desértico paraje del campo y guiaron la cita.

Antes de lo esperado, con una diferencia sustancial de cinco minutos respecto al ganador del año pasado (José Antonio Muro) de la trail, apareció por meta Agustín Moreno. El fondista del AD Zuera entró con honores. "He salido tirando desde el principio, pero se ha hecho duro. Estoy contento porque también sirve de test previo al maratón", comentó a su llegada, destacando lo "interesante de convivir por allí arriba con la zona militar". En segunda posición llegó José Antonio Casajús, todo un clásico de las populares aragonesas. En categoría femenina, Laura Peña repitió por cuarta vez como ganadora de la competición. "No me he podido relajar en ningún momento. Psicológicamente, esta carrera me da mucha fuerza", afirmó en lo que fue su quinta participación.

Como cada año, se puso en relieve la nota solidaria, porque los beneficios de la recaudación se destinan a fines de ayuda humanitaria en el extranjero y en colaboración con Unesco . Por ejemplo, el montante reunido el año pasado, fue dirigido a la construcción de un complejo deportivo en Kleyaa, una localidad situada en el sur del Líbano. En definitiva, allí donde las brigadas españolas despliegan misiones internacionales. "Una vez que tenemos el dinero, vemos la cantidad acumulada, cuando toca salir y a dónde vamos, nos ponemos de acuerdo con los compañeros para elegir su dirección dentro de nuestro calendario de misiones fuera de España", explicó el comandante Cortés, responsable de comunicación de la institución.

Etiquetas
Comentarios