Despliega el menú
Deportes

Salma Paralluelo, nace una estrella

La joven atleta aragonesa, de 15 años, es bronce en el 400 lisos en el Nacional Absoluto y logra la mínima para el Europeo.

Salma Paralluelo justo antes de la salida de los 400 metros femeninos absolutos.
Salma Paralluelo justo antes de la salida de los 400 metros femeninos absolutos.
Álvaro Cabrera/EFE

Ocupar un lugar onírico en la actual y concurrida galaxia deportiva está reservado solo para unos pocos. Son los elegidos. Aquellos cuyo talento innato se presume especial y además, lo van puliendo con trabajo, trabajo y más trabajo. Independientemente de la disciplina, por esos derroteros se halla la clave. Y en Aragón, una corredora con alma de gacela anda suelta. Desbocada. Su nombre es Salma Paralluelo, ya conocido por el público gracias a sus lauros. Una estrella que brilla, cada vez más intensa, a base de goles, zancadas y semblante alegre.

La atleta aragonesa, también futbolista importante del Zaragoza CFF y campeona del Mundo sub-17 con la selección española, continúa deslumbrando sobre las pistas de atletismo españolas. Esta joven prodigio, que viste los colores del Alcampo Scorpio-71, pulverizó los registros en 400 metros sub-20 y se colgó la medalla de bronce en el Nacional Absoluto con una marca de 53:83. Protagonista indiscutible de los Campeonatos de España de pista cubierta, celebrados este pasado fin de semana en la ciudad malacitana de Antequera, Paralluelo, de tan solo 15 años, se hizo con un billete a los Europeos absolutos bajo techo de Glasgow (Escocia), que se disputarán del 1 al 3 de marzo y a los que la zaragozana acudirá por primera vez en su corta, mediática y prometedora carrera deportiva.

Un evento internacional que le dará a conocer al resto del mundo del atletismo, que se sepa en el viejo continente que Aragón tiene un diamante, siempre en zapatillas de tacos y clavos, que lleva camino de igualarse a las más grandes... Y por qué no, superarlas. A Salma ya le salen comparaciones, algunas de magna expectativa, pero todas ellas responden a creencias cabales. Todos, en su sano juicio, saben que la aragonesa apunta a hacer historia. Sus condiciones físicas superdotadas así lo predicen.

Regresando a la plusmarca y rescatando los datos objetivos más recientes, la corredora, con ese prestigioso registro cosechado en la final absoluta, se coloca como la mejor marca española sub-23 de la historia y la séptima de la máxima categoría. El día de antes de la final, Salma, con un tiempo de 54:10, batía el récord sub-18 y ya preparaba el terreno para la carrera de este domingo, la que ha hecho saltar por los aires su destreza y copar titulares en los medios nacionales. Podríamos continuar hablando de plusmarcas batidas, tiempos estratosféricos y demás fascinaciones de una deportista de tan corta edad, pero todo eso ya se le presupone, y es que en la historia del atletismo español solo hubo una como ella..

Han pasado casi 50 años de un hito como el alcanzado por Salma. De que una atleta tan joven subiera al escalón de un podio absoluto en los Campeonatos de España de pista cubierta. Concretamente, desde 1974, cuando la madrileña Isabel Mozún, con solo 13 años y 10 meses, logró una medalla en su especialidad, el salto de altura. Una como Salma.

Páginas de periódico, píldoras radiofónicas, escaletas de telediario, rastreos en redes sociales... Todo el mundo ha querido hacerse eco de las victorias que a esta pequeña rockera le están obligando a madurar a velocidad de la luz. Sus canciones, híbridos de épica y dulzura sobre el césped y el tartán, confiesan amor legítimo al deporte. Piernas de fuego que unos días cruzan metas y otros besan redes. Baten récords y valen puntos. Dedicación total.

En estos momentos, al calendario le restan menos de dos semanas para que Salma Paralluelo se plante en la ciudad escocesa con el humilde objetivo de "disfrutar". Un reto razonable, en vistas de la exigencia que por esos lares acaecerá. Pero si alguna conclusión previa a la competición puede extraerse, es que la ‘gacela’ no dejará indiferente a nadie. Estas solo son las primeras líneas de un libro que promete ser largo y osado.

Etiquetas
Comentarios