Despliega el menú
Deportes

Más de 4.000 personas se apuntan a correr la San Silvestre de Zaragoza

La carrera, que se desarrolla por las calles de Zaragoza la última tarde-noche del año, llega a su decimocuarta edición.

Participantes en la edición de la San Silvestre de Zaragoza de 2017.
Participantes en la edición de la San Silvestre de Zaragoza de 2017.
Agrupación Deportiva Jerónimo Zurita

El año no se puede despedir de mejor manera posible que con una San Silvestre. Ese 31 de diciembre repleto de costumbres, deseos y promesas..., uno de los días más esperados que no podría ser el mismo sin esta tradicional carrera. Aragón se calza las zapatillas y dirá adiós a 2018 con una buena dosis de humor, la que pondrán los miles de 'runners' populares que recurrirán a los disfraces y el confeti para dar color a la fiesta atlética.

El último esprín del año en Zaragoza aspira a congregar a 4.300 corredores (las inscripciones se cierran este miércoles por la noche). La festiva prueba comenzará a las 18.00, y la salida y meta estarán ubicadas en el Coso a la altura del Teatro Principal. El circuito, de 5 kilómetros, de perfil llano, recorrerá el Casco Histórico, las riberas del Ebro y el barrio del Rabal. Desde el Coso, la carrera partirá haca el Puente de Hierro, transcurrirá por el Paseo de la Ribera, avenida de Cataluña, Valle de Zurita, Caminos del Norte, Martín del Río, Sangüesa Castañosa, Puente de Piedra, Paseo de Echeragaray y Caballero, San Vicente de Paúl para culminar de nuevo en el Coso.

La San Silvestre de Zaragoza, que alcanza la 14ª edición, no olvida su origen solidario y parte de la inscripción irá destinada a la Asociación de Familiares Enfermos de Alzhéimer (Afedaz) y a la Asociación Párkinson Aragón. Este año, la cantidad donada superará los 8.400 euros que se recaudaron en 2017. Y por encima del jolgorio que se organiza en esta prueba, un puñado de atletas de élite lucharán por el triunfo e inscribir su nombre en el palmarés.

"Esperemos que vuelva a ser un éxito de convocatoria", ha resaltado el concejal de Deportes, Pablo Hijar, en la puesta de largo del evento, que patrocina un año más El Rincón. El político ha agradecido la implicación de la firma de frutos secos, pero a la vez se ha solidarizado con las trabajadoras, que están en huelga para mejorar sus condiciones laborales. "Esperemos que, antes de la carrera, puedan llegar a un acuerdo", ha recalcado.

La Agrupación Deportiva Jerónimo Zurita es la encargada de la organización de la San Silvestre desde que vio la luz. "Es la misma distancia que el año pasado, un recorrido cómo para los corredores y una distancia para todas la edades. Esperamos 4.300 corredores: ahora, un 60% de las inscripciones son de hombres y el 40%, de mujeres, apreciándose un incremento respecto a pasadas ediciones en las féminas", ha destacado el responsable técnico de la AD Jerónimo Zurita, Santiago Salvador, quien ha añadido que este año se hará un homenaje a la corredora zamorana Laura Luelmo, asesinada en El Campillo (Huelva).

La internacional Cristina Espejo encabeza el cartel de atletas que engalanan la San Silvestre. La mediofondista montisonense, que estudia Veterinaria y vive en el CAR de León, ha encadenado la victoria los tres últimos años, y es la favorita a repetir éxito. "Me hace especial ilusión correr en Zaragoza. Da gusto ponerse en la línea de salida, mirar hacia atrás y ver la cantidad de gente que hay. Es un ambiente muy bonito y muy sano", ha comentado la atleta del Playas de Castellón. Tratarán de arrebatarle el primer puesto la luxemburguesa Shirley Kap, habitual en la Copa Aragón de cross; Raquel Miró, también referente del campo a través en la Comunidad, la incombustible Luisa Larraga o la olímpica Isabel Macías, que recupera sensaciones tras una prolongada baja en la que ha sido madre.

En la presentación también ha estado el campeón de Europa promesa de 10.000 lisos, Carlos Mayo. El fondista del Adidas, triunfador en 2015, 2016 y 2017, no podrá estar en el Coso vestido de corto, pero ha querido arropar con su presencia la carrera. "Me voy a morir de envidia", ha reconocido el zaragozano, que lleva parado prácticamente todo el año. En agosto se operó de una plica sinovial en la rodilla derecha y, cuando parecía que podría retomar el ritmo, le diagnosticaron la periostitis tibial a la que trata de hacer frente con "optimismo" y una sonrisa. "El deporte de alto nivel tiene esto: las lesiones. Me tocará animar. Me gusta ver mi ciudad volcada", ha añadido. David Palacio, Fernando Gil, Juan Carlos Dutrey o Sergio Cortés son algunos de los aspirantes a la victoria.

Etiquetas
Comentarios