Despliega el menú
Deportes

Aragón volverá a tener a cuatro ciclistas en el pelotón profesional

Jorge Arcas y Jaime Castrillo siguen en Movistar, mientras que Fernando Barceló y Sergio Samitier continúan en Murias. Los cuatro quieren seguir creciendo en la élite.

Fernando Barceló, Sergio Samitier, Jaime Castrillo y Jorge Arcas, en la salida de la Vuelta Aragón en Sabiñánigo.
Fernando Barceló, Sergio Samitier, Jaime Castrillo y Jorge Arcas, en la salida de la Vuelta Aragón en Sabiñánigo.
Laura Zamborain

Jorge Arcas y Jaime Castrillo, en Movistar, y Fernando Barceló y Sergio Samitier, en Murias, volverán a ser la próxima temporada los representantes de Aragón en el pelotón profesional, que encara sus últimas semanas de pretemporada. Los cuatro jóvenes ciclistas mantendrán una temporada más, con todo merecimiento, su plaza en sus respectivos equipos y este curso esperan dar un paso adelante en su crecimiento. Para Arcas será su cuarta temporada como profesional, mientras que Castrillo, Barceló y Samitier encaran la segunda después de un esperanzador estreno en la élite.

Arcas, a sus 26 años, es el veterano de los cuatro, un rodador infatigable que se ha asentado en Movistar, una de las estructuras más potentes del ciclismo internacional. Su gran objetivo para el nuevo curso será abrirse un hueco en una de las vueltas de tres semanas, el Giro de Italia, el Tour de Francia o la Vuelta a España, después de acumular dos temporadas mermadas por las caídas.

En 2017 se fue al suelo en la primera etapa de la Vuelta, en su estreno en Nimes, y en 2018 en el Tour de Flandes, una caída que le obligó a parar y condicionar así su calendario. Para el 2019 tiene claro que su trabajo debe ser el de seguir siendo un gregario importante "trabajar para los líderes, y en todas las carreras aportar el máximo", así como regresar a una grande. Además de en las grandes, Arcas centrará su calendario en los adoquines de abril, como el Tour de Flandes o la París-Roubaix. "Un resultado importante sería entrar en el top 20 o 25", afirma. La Vuelta Aragón volverá a ser fija en su calendario.

Igual que en el de su compañero, el jaqués Jaime Castrillo, que en 2019 tiene el objetivo de "seguir creciendo como ciclista". "En la primera carrera del año en Australia, en el Santos Tour Down Under, teníamos más libertad en el equipo y en la segunda etapa pude coger la fuga y dejarme ver. En el resto de pruebas me tocó estar a las órdenes del equipo y seguir aprendiendo. Estoy muy contento de la experiencia", asegura el aragonés. Aunque todavía no maneja el calendario del nuevo año, reconoce que le gustaría "repetir" en el Critérium du Dauphiné, mientras que para estar en alguna de las grandes vueltas asume que "hay que ir con paciencia y si se presenta la ocasión aprovecharla".

En la estructura del pujante Murias repetirán el oscense Fernando Barceló y el barbastrense Sergio Samitier, ambos con el gran reto de conseguir un billete para el equipo de la Vuelta a España, que en principio volverá a invitar al conjunto vasco en su edición del 2019. El estreno en profesionales de los dos oscenses ha sido más que notable. Fernando Barceló coronó su gran temporada con un heroico triunfo en la novena etapa del Tour del Porvenir, la carrera que reúne a los jóvenes ciclistas más prometedores del pelotón. El de Huesca se marchó en solitario a más de 40 kilómetros de meta y logró un triunfo que demuestra el tipo de ciclista que es: combativo y con un enorme talento. "Fue un día inolvidable", recuerda. Además, Barceló conquistó la medalla de bronce en el Campeonato de Europa sub-23 celebrado en Brno (República Checa). Un notable estreno para el prometedor ciclista de 22 años, que compartirá equipo un curso más con Sergio Samitier. "Cuando vas de viaje, mejor si es en buena compañía", celebra.

Samitier, como Barceló, tiene entre sus objetivos seguir aumentando su presencia en las grandes citas del calendario nacional e internacional y el gran reto de estrenarse en la Vuelta a España. A sus 23 años, comparte el futuro con sus tres amigos. "Es un orgullo para Huesca y para Aragón. Somos cuatro amigos que entrenamos muchas veces juntos. Competir en el primer nivel es un impulso importante para el ciclismo altoaragonés. Además, poder correr los cuatro la Vuelta a Aragón es muy especial", señala.

Etiquetas
Comentarios