Despliega el menú
Deportes

A más ruedas, más perros

El mushing está en auge en Aragón. Cada vez más personas practican algún deporte de tiro con sus perros y los federados se han triplicado.

Mushing Monegros
Mushing Monegros
Mushing Monegros

"Hasta hace cosa de tres años la cosa en Aragón estaba muy floja", cuenta Héctor Jiménez desde la Federación Aragonesa de Deportes de Invierno. Se refiere al mushing, a cualquier deporte que se practique con perros de tiro: ya sea correr, montar en bici manejar un patín o un quad sin motor sobre caminos de tierra o dirigir un trineo sobre la nieve. De hecho, dice que cuando él llegó a la Federación para hacerse cargo de este comité apenas había diez deportistas federados. Hoy, rozan los cuarenta y el objetivo es acercarse a los 60 durante el año que entra.

Eso sí, aficionados que lo practican hay muchos más y según los cálculos de Jiménez, los seis clubes de este deporte que hay inscritos en la federación aragonesa suman, "por lo menos", los 400 amantes del mushing.

El uso de perros de tiro para hacer deporte por caminos de tierra empezó a desarrollarse en Aragón hace cerca de 30 años y ya en el 91 se celebró la primera Travesía de Los Monegros. Una cita que este año cambia de escenario y atravesará, entre los días 6 y 9 de diciembre, icónicas poblaciones de la comarca del Campo de Borja.

"Antes solo había competiciones en nieve. Estaban el Campeonato de España de Nieve y Pirena, que atravesaba en invierno el Pirineo de oeste a este", relata Jiménez. El mushing sobre tierra fue surgiendo como una manera de entrenar durante el resto del año y de prepararse para las pruebas invernales. Poco a poco, sin embargo, se fue desarrollando y aparecieron especialidades: el canicross, que se realiza corriendo con uno o dos perros atados al deportista mediante un arnés; el bikejoring, que se practica con la bicicleta de montaña y hasta tres perros; el triciclo (tres ruedas y unos cuatro perros); y el carro o quad, con entre seis y ocho animales. "Cuantos más perros, más ruedas, más frenos y más anchura de ruedas para hacer el vehículo más estable, porque si no sería incontrolable" cuenta este apasionado de los perros que a lo largo de los años ha ido pasando por todas las disciplinas y llegó a tener hasta diez canes.

Jiménez, que además es el presidente del club Mushing Moncayo, cuenta que el deporte se está extendiendo y que empieza a llegar incluso a los más jóvenes. "Este año en nuestro club ya tenemos un junior y un infantil compitiendo pero evidentemente lo hacen en canicross o bikejoring porque en equipos grandes no tienen la fuerza suficiente para controlar el tiro", explica.

El del Moncayo es uno de los tres clubes de mushing que tienen a deportistas federados en Aragón, junto al de Los Monegros y el de La Litera. Mushing Monegros nació precisamente en el año 2002 para mantener con vida la travesía anual de Los Monegros, la que se celebra en los próximos días. Y aunque esta vez se ha trasladado de comarca, Fernando Lebrero, actúa de portavoz del club y se muestra entusiasmado con la edición. "Viene gente del País Vasco, de Navarra, de Francia... En total suelen participar unos 20 equipos con una media de cuatro perros cada uno y se recorren por etapas un total de 120 kilómetros en cuatro días, haciendo noche de pueblo en pueblo".

La finalidad, dice Lebrero, es disfrutar del entorno y de la compañía de los perros. Él trabaja en una clínica veterinaria en Montañana y asegura que lo fundamental en estos deportes es el bienestar del animal. "Cuando estás corriendo ves en la cara del perro que está disfrutando y percibes que en cuanto ve el arnés, sabe que vais a entrenar y se pone contento y tiene ganas". Evidentemente, dice, se buscan caminos de tierra porque el asfalto es más abrasivo para las almohadillas de los perros, aunque también existe equipación para proteger las patas de los animales.

"Este año estamos colaborando de manera muy estrecha con la protectora Zarpa. Llevamos a entrenar con nosotros perros que tienen ellos para que disfruten del deporte, gasten energía, sociabilicen con otros perros y personas... Con esto pretendemos que el perro esté mejor a todos los niveles y lleve ya un aprendizaje para que cuando llegue a su casa definitiva no haya ningún problema de adaptación", explica.

Respecto al tipo de animal apto para practicar el mushing, Jiménez explica que todos los perros sanos de una estatura media-alta, con una alimentación adecuada y un buen entrenamiento valen para disfrutar de este deporte. Eso sí,  a la hora de competir o alcanzar objetivos más exigentes hay que tener en cuenta que algunos tipos de perros, por su morfología, son más adecuados que otros en función de la categoría y modalidad que se practique, pues además de competiciones de nieve o tierra, las hay de spring, media o larga distancia.

"En larga distancia se suele competir con perros de unos 20 kilos, más peludos, que aguantan más el frío y que aunque son un poco más lentos consumen menos energía al moverse, como los huskys o los samoyedos; mientras que para el spring dan mejor resultado animales más grandes y musculados, con una caja torácica más ancha, como los greyster, que aguantan más velocidad pero menos tiempo porque consumen mucha energía en poco rato".

Las inscripciones para la gran travesía anual que se desarrollará entre los días 6 y 9 de diciembre siguen abiertas y desde la organización animan a participar a todos aquellos que quieran iniciarse en la media distancia del mushing, pues se trata de un evento no competitivo en el que además se pueden realizar etapas de menor kilometraje.

Etiquetas
Comentarios