Deportes

El Monte Vinson, próximo desafío de Carlos Pauner

El alpinista aragonés inicia el próximo martes un viaje a la Antártida con el que pretende concluir su proyecto ‘7 Cimas’.

Pauner muestra las botas que utilizará en su próximo viaje a la Antártida.
Pauner muestra las botas que utilizará en su próximo viaje a la Antártida.
Javier Cebollada/efe

La capacidad de adaptación al frío es la principal dificultad a la que se enfrentará el montañero aragonés Carlos Pauner en su próximo desafío: la ascensión al Monte Vinson, de 4.897 metros de altitud y ubicado en el corazón de la Antártida. Un reto que comenzará el próximo martes, 4 de diciembre, y que supondrá la culminación del proyecto alpinístico ‘7 Cimas’.

A diferencia de otras expediciones en las que ha combinado riesgo y dificultad técnica, necesarios para completar los ‘14 ochomiles’ que Pauner tiene en su haber, en esta ocasión su principal preocupación es la capacidad de adaptación "a un medio hostil", con temperaturas de 50 grados bajo cero y con vientos catabáticos –de más de 100 kilómetros por hora– que pueden provocar que la sensación térmica sea más baja aún, según explicó el alpinista aragonés en referencia a su próximo reto.

Pauner presentó en la Corporación Aragonesa de Radio y Televisión (Cartv) esta expedición con la que aspira "a cerrar un proyecto para abrir otros", y cerrar una etapa que le "ilusiona" y que, además, podrá compartir "con la ciudadanía aragonesa" dado que ha alcanzado un acuerdo con el medio público autonómico para coproducir un documental sobre ‘7 Cimas’, según explicó el alpinista junto a la directora general de la Cartv, Teresa Azcona, y al jefe del área digital, Jorge San Martín.

El montañero jaqués iniciará el desafío el próximo martes, cuando tiene previsto desplazarse a Santiago de Chile. De allí viajará a la ciudad de Puerto Arenas para coger un vuelo que, finalmente, le dejará en las llanuras de la Antártida para ascender su cima más alta, el monte Vinson.

Pauner aprovechará el verano austral, con la ventaja de que tendrá muchas horas de luz, para tratar de hacer cima en un monte que fue ascendido por primera vez en 1966, que muy pocos aventureros han hollado, y cuya dificultad radica en los últimos 3.000 metros debido al clima continental, al aire polar, a las bajas temperaturas y a los vientos catabáticos con sus más de 100 kilómetros por hora.

Un mes de plazo

El alpinista aragonés tiene previsto hacer cima en el plazo de un mes desde su llegada al continente helado, lo que supondría lograr el reto antes de que acabe el presente año. Cree Pauner que la experiencia será similar a la que vivió al ascender el Denali, en Alaska, donde la temperatura era de 38 grados bajo cero, aunque con el fuerte viento que reinaba en la zona producía una sensación térmica de unos 70 grados bajo cero. Un exigente reto que el deportista de Montañeros de Aragón cerró con éxito tras doce días de travesía,

‘7 Cimas’ es un proyecto alpinístico internacional que tiene como objetivo alcanzar el punto más alto de todos y cada uno de los continentes del mundo, los siete picos más altos de cada continente (se diferencia el norte y el sur de América, y se incluye la Antártida). Pauner inició el desafío hace cuatro años, y únicamente el queda el Monte Vinson por completar. Anteriormente, ya logró hollar sus otras seis cimas: el Everest (2013), el Monte Elbrus (2015), el Aconcagua (2015), el Kilimanjaro (2016), la Pirámide de Carstensz (2016) y también el Denali (2017).

Etiquetas
Comentarios