Deportes

El Fénix Rugby ya tiene su equipazo de campeones

El club Bantierra Fénix de Zaragoza se une con el Centro Neuropsiquiátrico El Carmen para formar el primer equipo de rugby inclusivo de Aragón.

Primer entrenamiento del Fénix Rugby inclusivo
Raquel Labodía

Es probable que el fin primero y último del deporte sea hacer del mundo un lugar un poco más amable para las personas. El resto, seguramente, sean añadidos artificiales. Con ese espíritu se ha fundado este jueves el primer equipo de rugby inclusivo de Aragón, integrado por jugadores y jugadoras del Club Deportivo Hispanos del Carmen del Centro Neuropsiquiátrico Nuestra Señora del Carmen, de Hermanas Hospitalarias, que serán entrenados por miembros del Bantierra Fénix Rugby masculino y femenino. En total, son 25 chicos y chicas de entre 14 y 40 años que han comenzando una aventura deportiva sin precedentes en Aragón. Este jueves, con la más grande de sus sonrisas, han compartido campo y balón ovalado con las jugadoras del equipo femenino sénior. El objetivo no es otro que luchar contra el estigma de las personas con enfermedad mental y disminuirlo, además de favorecer su integración social e impulsar el rugby femenino.

"Para alcanzar nuestros objetivos conjuntos ya habíamos celebrado diferentes encuentros, clinics de iniciación, invitaciones a partidos o actividades solidarias", explica Diego Royo, educador social del Centro Neuropsiquiátrico Nuestra Señora del Carmen y responsable del Club Deportivo Hispanos del Carmen. "Las experiencias siempre han sido muy fructíferas para los chicos y hemos decidido ahora impulsar el rugby inclusivo en Aragón", agrega. El resultado es un equipo –un equipazo– que de momento entrenará una tarde cada dos semanas en el Centro Deportivo Municipal David Cañada y que tiene el reto de crecer poco a poco e, incluso, disputar algún amistoso fuera de Aragón –en el País Vasco hay varios clubes de rugby inclusivo– en un futuro no demasiado lejano. "El viaje, la convivencia, la experiencia... sería una enorme vivencia para ellos. Queremos dar pasos poco a poco. De momento, estamos muy orgullosos de que hayan celebrado su primer entrenamiento", apunta orgulloso Juan Arias, presidente del Bantierra Fénix Rugby.

A la memoria, llega inmediatamente la maravillosa película de ‘Campeones’ (Javier Fesser, 2018), que relata la historia de un equipo de baloncesto de personas con discapacidad intelectual. En el filme, es Marco (Javier Gutiérrez) el que se hace cargo, obligado y sin experiencia, de un grupo de jugadores de un pequeño club de barrio de Madrid. En el Fénix Rugby, el entrenador principal es Adolfo Escolá, veterano jugador del equipo sénior y licenciado en Educación Especial. Un entregado a la formación especial convertido en el alma máter del nuevo proyecto.

"Lo importante es que se sientan valorados y partícipes de un equipo. Que se encuentren entre iguales y piensen en un colectivo. Para ellos es un gran paso adelante", subraya el presidente del club zaragozano. "Para nosotros, es algo vocacional dentro de la idiosincrasia del club. Un pilar fundamental de nuestra filosofía es acercar el rugby a los colectivos más desfavorecidos, como son las escuelas sin recursos o los niños de Aspanoa. Trabajar con personas con enfermedades mentales solo es un paso más y vamos a volcarnos con ellos", explica Arias, que señala a la Fundación Fénix y a la Fundación Bantierra como "fundamentales" para estabilizar este tipo de proyectos.

Además de entrenar y disputar partidos, el reto de la unión que se ha escenificado este jueves con la firma del documento de colaboración entre ambas entidades es involucrar a los chicos y chicas en el día a día del Bantierra Fénix Rugby. La idea es que se acerquen a presenciar los encuentros de las secciones masculinas y femeninas, que colaboren con ellos en diferentes actividades lúdicas durante los fines de semana o que se realicen acciones solidarias durante la temporada. "Queremos sentirnos todos partícipes de este gran equipo de campeones", remata el presidente.

Etiquetas
Comentarios