Despliega el menú
Deportes

El TAS sanciona de por vida a Johan Bruyneel, extécnico de Armstrong

El organismo castiga también a perpetuidad al médico vasco Pedro Celaya, y le impone una sanción de 15 años al entrenador José Martí.

Lance Armstrong, del Discovery Channel, con el director de su equipo, Johan Bruyneel, en el Tour de Francia de 2005
Lance Armstrong, del Discovery Channel, con el director de su equipo, Johan Bruyneel, en el Tour de Francia de 2005
EFE/Gero Breloer

El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) ha impuesto sendas suspensiones a perpetuidad al exciclista y director de equipos belga Johan Bruyneel y al médico español Pedro Celaya, y ha decretado una suspensión de 15 años para el entrenador, también español, José Martí.

La alta instancia arbitral estima probado que entre 1997 y 2007 los tres sancionados "participaron en una elaborada y enormemente eficaz trama de dopaje" en la que el antiguo corredor era "el vértice", y Martí y Celaya "participantes imprescindibles" en un "extenso y sistemático programa de dopaje".

Bruyneel dirigió en esa etapa el equipo US Postal del estadounidense Lance Armstrong, dopado confeso y ganador de siete Tours de Francia entre 1999 y 2005, que luego le fueron retirados.

El TAS eleva sustancialmente las sanciones impuestas con anterioridad a los tres implicados por la Asociación Estadounidense de Arbitraje (AAA), que eran de 10 años de suspensión para Bruyneel y ocho para Celaya y Martí, "tras una investigación sobre múltiples supuestas violaciones de las reglas de dopaje en el ciclismo".

Bruyneel y Martí apelaron ante el TAS estas sanciones y la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) apeló a su vez contra Bruyneel, Martí y Celaya y contra la Agencia Estadounidense Antidopaje (Usada). El Panel del TAS que examinó los recursos consideró, según el fallo hecho público este jueves, que las pruebas componían "una fotografía muy clara". "Desde 1997 a 2007, Bruyneel, Marti y Celaya participaron en una elaborada y enormemente eficaz trama de dopaje, con Bruyneel en el vértice de multitud de violaciones y Martí y Celaya como participantes imprescindibles en este extenso y sistemático programa", añade el tribunal.

El Panel, formado por el canadiense Yves Fortier, el británico Philippe Sands y el suizo Hans Nater, "concluyó por unanimidad que, en tales circunstancias, la inelegibilidad de por vida era una sanción apropiada para Bruyneel y Celaya y que un periodo de inelegibilidad de 15 años era apropiada para Martí".

Bruyneel, corredor profesional entre 1988 y 1997, asumió tras su retirada la dirección del equipo US Postal, que luego se denominó Discovery Channel. Durante esa etapa Lance Armstrong ganó todos los Tours entre 1999 y 2005 y el español Alberto Contador el Tour de 2007, antes de firmar por Astana, equipo en el que también tuvo a Bruyneel como director. Según el informe que hizo la Usada del caso Armstrong, cuando este fue investigado y sancionado a perpetuidad, ciclistas como los estadounidense Tyler Hamilton, Tom Danielson y Jonathan Vaughters relataron como el médico Pedro Celaya les proporcionaba EPO o testosterona. José Martí se encargaba, según el mismo informe, de repartir las sustancias prohibidas entre los corredores, a veces viajando hasta sus domicilios para hacer las entregas.

"Éramos hijos de nuestro tiempo"

Bruyneel ha señalado este jueves que en aquella etapa "todos" eran hijos de su tiempo y "no siempre" tomaron las decisiones correctas. "Reconozco y acepto plenamente que en el pasado se han cometido muchos errores. Hay muchas cosas que desearía haber hecho de forma diferente y ciertas acciones que ahora lamento profundamente", ha dicho el exciclista y exdirector deportivo en una carta abierta hecha pública en sus redes sociales.

"Todos éramos hijos de nuestro tiempo y nos enfrentamos a las trampas y las tentaciones que formaban parte de la cultura de ese tiempo. No siempre tomamos las mejores decisiones", añade. El belga dice que "no hay nada que pueda hacer" contra su suspensión perpetua y "a la edad de 54 años una sanción de 10 es prácticamente igual que una sanción de por vida".

"Es el momento de avanzar. Finalmente puedo cerrar este capítulo y centrarme en lo positivo del futuro. Tengo buena salud, dos hijos sanos y maravillosos, muchos amigos y un montón de energía y de ideas para los próximos años", indica Bruyneel.

Etiquetas
Comentarios