Despliega el menú
Deportes

Pleno al cinco del Bantierra Fénix

El equipo zaragozano ha firmado cinco victorias en el arranque del curso, que le han hecho líder del grupo B de la categoría de plata.

El francés François Sarthou atrapa un balón en un saque de lateral.
El francés François Sarthou atrapa un balón en un saque de lateral.
Susana Soto

Como el ave mitológica, el Fénix resurge con toda su gloria. El club de rugby zaragozano ha conseguido que este noble deporte se popularice. Los más jóvenes tienen un referente en el que fijarse: el Bantierra Fénix de nombre de guerra, que se luce con orgullo en la camiseta por los campos de la categoría de plata nacional. Y los mayores exhiben la mejor de sus sonrisas viendo que la base crece enganchada al balón ovalado y gracias a sus éxitos. En su quinto año en la División de Honor B, el conjunto aragonés vuela hasta la privilegiada primera posición el campeonato gracias a un brillante arranque en el que ha firmado un pleno histórico: cinco victorias en cinco partidos, 25 puntos de 25 posibles para que comande el grupo B, plaza que ocupa desde que la liga se puso en marcha. Y con esta dinámica, el futuro deportivo alimenta el sueño del ascenso a la élite. "La verdad es que es bonito ver que estamos ahí, compitiendo y en lo más alto. Pero la cabeza la tenemos encima de los hombros. Vamos partido a partido y todos son importantes", señala Jorge Molina, que ejerce por segunda campaña como entrenador-jugador.

El Bantierra Fénix ha crecido de forma progresiva. Un trabajo que ha explotado este curso. "Son varias las claves: primero, el contar con un técnico con la experiencia de Jorge, con conocimiento del juego y manejo de un grupo muy heterogéneo que ha sabido unir; segundo, la aportación de la gente de fuera; tercero, y muy importante, el buen hacer de los chavales de la cantera, los sub 18 que ascendieron hace cinco años y que han madurado deportiva y físicamente", explica Fredy Benedí, director técnico del club.

Un plantel de 30 personas da cuerpo al Bantierra, donde sobresalen los fichajes del neozelandés Matt Brabazon, el canario Roberto Poleo y los argentinos Agustín Veroli y Federico Pelozzi. También se nutre de la ‘armada francesa’, seis jugadores que estudian en la Universidad de San Jorge, a los que se une Françoise Sarthou en la segunda línea, que llegó a la capital aragonesa por motivos laborales. Un bloque que se completa con Adrián Martín y Guillermo Gómez, ex del Universitario, y con la rica base que sujeta la estructura de la entidad, que presume de 360 licencias, una populosa hinchada y un renovado campo en el CDM David Cañada, cuyo manto artificial ha supuesto un plus añadido. "El éxito está en el trabajo. El grupo es amplio y solo entran 23 en la convocatoria. Los titulares funcionan, pero lo suplentes, cuando salen, dan un alto rendimiento en los partidos y esto nos ha permitido llegar a donde estamos", valora Molina, quien alcanzó la máxima categoría en El Salvador de Valladolid, con el que conquistó cuatro Ligas, otras tantas Copas del Rey y compitió en Europa.

Tras superar a Montcada (71-3), Santboiana (9-34), Tecnidex Valencia (41-7), BUC Barcelona (24-35), Andemen Tatami (47-24), el Bantierra aborda su particular Everest: Sant Cugat (este sábado a domicilio), Les Abelles y Barbarians Calviá marcarán si el Fénix vuela alto.

Etiquetas
Comentarios