Despliega el menú
Deportes

Cinco consejos para correr la Carrera de la Mujer de Zaragoza

Escuchar a tu cuerpo, llevar el calzado adecuado o mantener una mentalidad positiva son algunos de los trucos para que disfrutes de este evento solidario.

Salida de la carrera de la mujer de Zaragoza de 2017.
Salida de la carrera de la mujer de Zaragoza de 2017.
Toni Galán

La marea rosa recorrerá mañana las calles de la capital aragonesa. Zaragoza vuelve a acoger este domingo la Carrera de la Mujer Central Lechera Asturiana 2018 y lo hace con una cifra récord. En total, 11.000 mujeres se congregarán entorno a la plaza de España, ya que el punto de salida se ubicará en el Coso Bajo, para correr por una buena causa hasta la plaza del Pilar, donde se encontrará la meta. Este evento deportivo, solidario, reivindicativo y de concienciación cumple su edición vigésimo primera, con un recorrido de seis kilómetros y medio, que concluirá con un festival de 'fitness' y diversas actuaciones musicales en la zona de post meta. Si eres una de las valientes que lucirán el dorsal 061, la cifra de la carrera que coincide con el número de atención a las víctimas de violencia de género y cuyos beneficios van destinados en su totalidad a la asociación de Mujeres Aragonesas de Cáncer Genital y de Mama AMAC-GEMA, toma nota de estos trucos para que esta cita sea inolvidable.

Preparativos previos al evento

Para ir con las pilas cargadas a la carrera, debes empezar a prepararte desde primera hora de la mañana. El desayuno es muy importante: como vas a realizar un desgaste físico, lo adecuado es que esta comida sea rica en hidratos, ya que te aportará la energía suficiente para aguantar, pero que no sea muy copiosa. Además, lo más recomendable es que no comas nada dos horas antes del pistoletazo de salida.

Una vez estés en el Coso Bajo, el buen ambiente te dará la motivación extra que necesitas, pero no debes olvidar estirar, haciendo hincapié en el calentamiento de las articulaciones, especialmente de las rodillas, para no sufrir ninguna lesión.

Ve preparada con el equipamiento adecuado

Las zapatillas no hacen al ‘runner’, pero sí que son un gran punto de ayuda. Por eso, debes llevar un calzado adecuado para este evento. Olvídate de estrenar ese día, elige unas zapatillas que sean cómodas, se adapten a tu pisada y tipo de pie. En cuanto al vestuario opta por algo cómodo y para hacer frente a los cambios de temperatura, puedes llevar una camiseta interior debajo de la oficial de la organización, que podrás quitarte si hace calor.

Sé consciente de tus límites

La música, la alegría de tus compañeros y tus ganas de superarte van a provocar en ti una inyección de adrenalina que no sueles sentir cuando corres. Sin embargo, no fuerces tus límites. Sigue tu ritmo habitual y no te dejes influenciar por el común, ya que cambiar de velocidad bruscamente hará que te canses antes.

Mantén una mentalidad positiva

Estar animada no te resultará complicado con el buen ambiente de este evento, pero aún así, el cansancio te puede jugar una mala pasada y puedes llegar a pensar que no llegarás a terminarla. Aunque debes escuchar a tu cuerpo, para evitar problemas, trata de distinguir si realmente la fatiga es tan fuerte y si no lo es, toma fuerzas de los gritos de ánimo que se escuchan para conseguir llegar a la meta, disfrutar y pasarlo bien durante el recorrido. La música también puede ser tu aliada perfecta, prepara una lista con las canciones más pegadizas y animadas y con las que puedas acompasar el ritmo de tus pisadas

Un final de película

Cuando te acerques a la línea de meta, siéntete orgullosa de ti misma, ya que has conseguido terminar y encima has ayudado a una buena causa. Pero que la emoción no te detenga de golpe, ya que puede ocasionarte algún pequeño mareo. Continúa trotando unos metros y camina hasta que bajes tus pulsaciones. Por supuesto, no puedes olvidarte de estirar para reducir la tensión muscular, mejorar la coordinación de nuestras articulaciones, prevenir las lesiones y calambres musculares, facilitar la oxigenación del músculo y sobre todo prevenir las agujetas. Además, es importante que te hidrates y que comas algo, masticando despacio y en pequeñas cantidades.

Etiquetas
Comentarios