Deportes

Vuelve la Champions de Europa a Teruel

El Club Voleibol Teruel disputa este martes (20.15, Los Planos) el partido de ida de la primera eliminatoria ante el Lindemans Aalst belga.

Los aficionados volverán a disfrutar del mejor voleibol continental en Los Planos
Los aficionados volverán a disfrutar del mejor voleibol continental en Los Planos
Javier Escriche

Hace casi una década, Teruel se preparaba para inscribir su nombre en Europa. La pequeña ciudad agigantaba su nombre gracias a su estrella que más luce, el Club Voleibol Teruel. El equipo debutaba entonces en la Challenge Cup, la tercera competición en importancia del calendario de la Confederación Europea de Voleibol (CEV). Fue un primer paso para un acontecimiento superlativo. Un año después, Teruel era de Champions. Qué mayor premio para la fiel hinchada, que se tiñe de intenso naranja, que ver el mejor voleibol continental. Un espectáculo superior que regresa por la puerta grande del pabellón Los Planos. El CV Teruel, autor la pasada temporada de un triplete histórico, inicia este martes su concurso en la competición de mayor rango del voleibol de clubes, en una primera eliminatoria que le enfrentará al Lindemans Aalst belga. A partir de las 20.15, el aroma de la Champions inundará Los Planos, devolviendo la ilusión a una plantilla y una afición que se merecían estar de nuevo entre los grandes.

Después de dos campañas renunciando a la plaza europea, tras haberla ganado deportivamente, el CV Teruel habla alto y fuerte en la Champions. Una presencia que lleva acompañada el nombre de Caja Rural de Teruel, cuya implicación permitió cubrir los 30.000 euros que la entidad que preside Carlos Ranera necesitaba para formar parte de la selecta lista de clubes del máximo torneo. Obrado el milagro económico, el CV Teruel se pide ahora seguir alimentando la alegría de sus fans. "Esperamos sacar un buen resultado con el apoyo de nuestro público, para que nos lleve en volandas" apunta Miguel Rivera.

El técnico confía en su grupo, un bloque fijo respecto a la temporada pasada –con apenas dos cambios: las incorporaciones de Miki Fornés y Aharón Gámiz– que funciona a pleno rendimiento como se pudo ver el pasado sábado, cuando festejó por todo lo alto la consecución del primer título del curso 2018/2019 ante su eterno rival, el Unicaja Almería: la Supercopa, la séptima que ingresaba en las vitrinas de la entidad naranja. "Supone una inyección de confianza" reconoce el capital Ereu, para un grupo y una marea naranja que recuerdan a su eterno compañero Vinicius Noronha.

Tras haber llegado a lo más alto en la competición nacional, el CV Teruel se asoma a la Champions para seguir creciendo deportivamente. Y el Lindemans, principal referente deportivo de la ciudad flamenca de Aalst –también famosa por su carnaval– es una buena oportunidad para calibrar el nivel de la escuadra aragonesa. El Lindemans, un clásico de la División 1 belga, inicia el curso deportivo directamente en la Champions, estrenando nuevo proyecto y pabellón –el Sportcentrum Schotte–, donde se jugará el choque de vuelta el próximo 17 de octubre. El entrenador Johan Devoghel, fijo en el puesto desde hace cinco temporadas, está al frente de una plantilla renovada, donde seis de sus doce jugadores son nuevas incorporaciones: el punta belga Robbe Vandeweyer, el central holandés Tim Smit, el opuesto sueco Fredric Gustavsson y los polacos Janusz Gorski (receptor), Janek Firlej (colocador), y Patrick Strzezek (opuesto). "El equipo tiene que trabajar mucho con los nuevos jugadores. Hemos visto cosas muy positivas en pretemporada pero el partido en Teruel no será sencillo" apunta Devoghel.

Con el reto de alcanzar el título liguero –la campaña pasada se quedó a las puertas de jugar la final ante un viejo conocido del CV Teruel, el Knack Roeselare–, el Lindemans también es un habitual de los torneos europeos, habiendo competido en la Challenge Cup, la CEV Cup (tercero en 2014/2015) y en la Champions. "Creo que podemos hacer un buen partido tras haber salido reforzados por la victoria en la Supercopa. Pienso que los jugadores no acusarán el cansancio porque el partido contra el Unicaja no fue largo y se ganó con relativa comodidad. Nos encontramos en un buen momento a nivel moral, con ilusión y ganas de ganar. Esto es muy motivador" valora Rivera. La Champions ya está en Teruel. Ahora, toca disfrutarla.

Etiquetas
Comentarios