Despliega el menú
Deportes

Los Juegos Olímpicos de Nerea Langa, Laura Pintiel y Pol Oriach

La patinadora Nerea Langa y los atletas Laura Pintiel y Pol Oriach vuelan hacia Buenos Aires, escenario de los Juegos Olímpicos de la Juventud.

La patinadora Nerea Langa, la velocista Laura Pintiel y el mediofondista Pol Oriach
La patinadora Nerea Langa, la velocista Laura Pintiel y el mediofondista Pol Oriach
Guillermo Mestre/Heraldo

El sueño de todo deportista es disputar unos Juegos. Tres jóvenes figuras de la tierra van a tener la oportunidad desde este sábado, día 6, de hacer realidad su ilusión en una cita que se acompaña de toda la aureola olímpica. La patinadora Nerea Langa y los atletas Laura Pintiel y Pol Oriach vuelan este martes hacia Buenos Aires, escenario de un evento que para ellos supone el mayor de los retos. Los Juegos Olímpicos de la Juventud fueron impulsados por el COI con el objetivo de reunir, en una cita cuatrienal (y con presencia en invierno y verano), a los mejores atletas jóvenes del mundo. Una nueva competición que transmitía un único mensaje: generar conciencia sobre la práctica deportiva bajo los valores olímpicos de respeto, amistad y excelencia. La capital argentina está lista para acoger a casi 4.000 jóvenes de 206 países en 32 disciplinas. Y dentro de esta enorme familia, tres aragoneses que aspiran a lo máximo.

"Es la guinda a una de las temporadas más importantes de mi carrera", reconoce la zaragozana Nerea Langa. La internacional júnior echa el telón de una campaña mágica, en la que ha conquistado siete títulos de campeona de España de patinaje de velocidad (tres oros en la modalidad de circuito y cuatro en pista); se ha superado en el Europeo, atrapando en Bélgica otras cuatro preseas (dos oros en pista y dos bronces en circuito) y ha festejado su 17º cumpleaños en junio participando en Holanda en su primer Mundial, que se redondeó con el histórico billete para el patinaje español a los Juegos.

"Ha sido un año muy completo, largo y muy esforzado, pero el sacrificio ha merecido la pena, mucho, porque unos Juegos son lo más. Y mi ilusión es disfrutarlos al máximo", apunta la estrella del Club Patinaje 2mil6, que en siete años ha engalanado su palmarés con más de medio centenar de trofeos de todos los colores. En Buenos Aires aspira a seguir devorando éxitos. Los días 7 y 8 entra en acción y está inscrita en las carreras de 500 metros sprint, 1.000 metros y 5.000 eliminación. "Sé que el nivel es muy alto, pero intentaremos competir e ir a por el podio. Lo voy a intentar", asegura Nerea, que estará arropada en la ciudad por sus padres, Ángel y María José. "Ellos son mis gran apoyo y a ellos les tengo que dar las gracias por estar aquí, además de a mis compañeros del club, entrenadores y a la Federación por confianza", destaca.

Las estrellas del Hinaco

El Hinaco Monzón volverá a brillar por partida doble en una competición internacional. En Buenos Aires sobresalen dos atletas surgidos de la inagotable cantera de campeones de la provincia de Huesca: la velocista montisonense Laura Pintiel y el mediofondista de Albelda Pol Oriach. Ambos fueron seleccionados por el Comité Olímpico Español por su gran actuación en el Europeo celebrado en julio en Gyor (Hungría). Pintiel logró su boleto al acabar 11ª con un crono de 11.86 y tras haber conquistado los títulos nacionales sub 18 en 60 y 100 metros lisos, tanto en pista cubierta como al aire libre. En Argentina disputará dos carreras en los 100 lisos el 12 y 15 de octubre. Esos mismos días Oriach, flamante subcampeón de Europa sub 18 en los 2.000 obstáculos, correrá en esta disciplina, así como el cross de 4 kilómetros.

Para Laura, de 16 años, su participación en estas Olimpiadas es un "premio" a una gran temporada. "Voy, sobre todo, a vivir la experiencia. Allí encontrare mucho nivel y no tengo nada que perder", explica. El acudir a este magno certamen como campeona de España en su primer año como juvenil "es una presión, pero también una motivación. Correré con orgullo pero también sé que la gente estará pendiente de mi carrera".

Reconoce que esta competición llega "en una época mala", en plena pretemporada de pistas abiertas para estos atletas. Aún así tratará de correr sobre el 11.88, la marca con el que consiguió el Nacional al aire libre (el 11.85 de Hungría le fue invalidado por el viento). "Servirá para seguir cogiendo experiencia y mejorando porque en 2017 pegué un gran salto, que será difícil de repetir. No voy con ningún objetivo más que pasarlo bien y hacer lo que se pueda. Todo lo que me ha pasado este año ha sido un premio", afirma.

Por su parte, su compañero Oriach recuerda que están en plena campaña de cross para preparar un nuevo curso. Aun así, se siente optimista y motivado. "Cuesta mentalizarte que, además de cross, hay que preparar obstáculos, que se entrenan en verano. Pero me estoy sorprendiendo porque estoy mejor de lo que me pensaba y eso hace que vaya motivado y con muchas ganas", explica. A pesar de un inicio de año no tan bueno como se esperaba, el campeón de Albelda ha demostrado en verano ser el digno sucesor de Eliseo Martín. "La temporada de invierno no fue buena, con un mal Nacional de cross, pero me recuperé e hice una campaña en pista perfecta. Acabarla con estos Juegos es increíble", resalta

En Buenos Aires espera mostrarse competitivo. "A ver cómo están los rivales. Sólo conozco a los europeos y hay bastante nivel; y los africanos seguro que están en las primeras posiciones. Quiero estar con ellos y verme en esa carrera, no sentirme excluido". Aunque su principal meta es "disfrutar" del momento: "Experiencias como ésta hay muy pocas y voy a tener la suerte de poder vivirla". El subcampeón continental juvenil deberá competir primero en los 2.000 obstáculos y luego en el cross. La media de ambas pruebas determinará su posición final.

Etiquetas
Comentarios