Despliega el menú
Deportes

Zona Zero-Sobrarbe supera todas las expectativas en su cita mundial de enduro

Los mejores entre los cerca de 500 competidores de la prueba de Enduro World Series han sido el norteamericano Richi Rude y la francesa Cécile Ravanel.

Mucho público este domingo en la Coda Sartén durante la segunda y última jornada de competición en la Enduro World Series.
Mucho público este domingo en la Coda Sartén durante la segunda y última jornada de competición en la Enduro World Series.
Zona Zero-Sobrarbe

Zona Zero-Sobrabre ha cerrado este domingo, superando todas las expectativas de público, participación y organización, la prueba de la Enduro World Series que ha acogido esta semana y que ha tenido como ganadores al norteamericano Richie Rude y la francesa Cécile Ravanel.

Riders locales y regionales han competido en esta edición 2018 de la cita internacional de enduro. El corredor oscense de Riglos, Gabriel Torralba -que está participando en todas las series mundiales- ha finalizado en el puesto 23, siendo el segundo español de la general tras Iago Garay, que ha acabado el 20. Entre los ciclistas sobrarbenses, Martín Campoy ha sido el mejor clasificado en el puesto 153, seguido de Isaac Hilario en el 167. Entre los jóvenes sub 21, el rider local Artur Vanquaille se ha metido entre los 50 primeros - puesto 48- , mientras que el ainsetano Alberto García lo hacía en la posición 53. En la categoría máster 40, el oscense César Gairín ha finalizado en quinta posición, mientras que Guillaume Meura lo ha hecho en el puesto 23.

Las dos únicas participantes españolas, Desirée Duarte y Miriam Alcántara, han acabado la competición en la posición 23 y 35 respectivamente.

El presidente de Zona Zero, Jorge Ruiz de Eguilaz, ha resaltado el éxito de público durante toda la prueba y ha agradecido el esfuerzo e implicación de los más de 200 voluntarios sin los que la calidad de esta prueba de la Enduro World Series no hubiera sido posible. La edición de 2015 sirvió para aprender mucho a nivel organizativo y en esta ocasión se ha superado con creces. También ha mostrado su agradecimiento a los cotos de caza que en su segundo fin de semana de la temporada han dejado la práctica cinegética para que la carrera se desarrollara sin incidentes.

Como ya ocurriera en 2015, ha sido la respuesta de los espectadores lo que más ha llamado la atención de los participantes, de la prensa internacional y de la organización de las Enduro World Series. «Mucha gente ha esperado tres años para volver a disfrutar de esta competición en Sobrarbe y ha quedado plenamente satisfecha porque ha podido ver a Richie Rude ganar de nuevo en una competición muy retadora, con mucho calor y que se ha podido contemplar muy de cerca. Sin duda, en esta competición se ha creado una atmósfera perfecta», ha comentado el director de las EWS, Chris Ball.

Cerca de 500 riders han tomado parte en esta prueba internacional en Zona Zero-Sobrarbe entre corredores amateurs- participantes de la Challenger- y profesionales. Un total de 405 riders tomaron el sábado la salida en la competición oficial: 334 hombres y 51 mujeres repartidos en seis categorías dependiendo de la edad y del género.

El buen tiempo y la espectacularidad de la prueba en un marco natural que todavía la hace más atractiva ha generado gran expectación en los aficionados. Así, las siete especiales –descensos cronometrados– han recibido más público general que en la primera edición de la carrera en este territorio, en 2015. En total la organización estima en más de 12.000 personas las que han disfrutado de la competición y de las actividades paralelas programadas a lo largo del fin de semana.

Las EWS han sido organizadas por Zona Zero, en colaboración con la Diputación Provincial de Huesca –a través de TuHuesca y la marca Huesca la Magia de la Bici–, Gobierno de Aragón, Comarca de Sobrarbe y los ayuntamientos de Aínsa-Sobrarbe, Boltaña, El Pueyo de Araguás y Laspuña.

Etiquetas
Comentarios