Despliega el menú
Deportes

Alejandro Jiménez y Cristina Pablos, vencedores en la 10K Bomberos

Unos 4.000 corredores han disputado la 10K, que dona parte de la recaudación a la lucha contra la ELA.

La 10K Bomberos arranca en Zaragoza por la lucha contra la ELA

La 10K Bomberos Zaragoza vio la luz en 2013. Una nueva carrera popular se incorporaba al poblado calendario atlético de la ciudad. Pero esta prueba ya nació con una luz especial. Abelardo Lavilla, profesional de la capital, fue el padre de la criatura. La celebración del 150 aniversario del Cuerpo fue la excusa perfecta para que diera forma a un proyecto que llevaba cuajando en su cabeza. Y la iniciativa ha tenido una respuesta mayúscula. Una locura. El primer año citó a 1.500 participantes; el segundo, casi se dobla la cita (2.500); el tercero y la cuarta dieron el salto a los 3.000 (3.500 y 3.970), el año pasado se superó el listó de los 4.000 inscritos, cifra que se ha mantenido este domingo (con una participación femenina del 30%). Fiesta grande para los bomberos, que se felicitaban de un nuevo éxito deportivo.

La Asociación Cultural Deportiva del Cuerpo de Bomberos del Ayuntamiento -con el patrocinio de Lotería del Rosario, Eroski, Laboral Kutxa y Belsué Seguros, y una lluvia de colaboradores- ha dibujado esta carrera que une los tres parques de bomberos por un circuito en la zona centro de la ciudad. El pistoletazo de salida se ha dado a las 9.30 en el Parque de La Romareda (número 3), en la calle Violante de Hungría, a ritmo de la banda de Bomberos. Y la llegada se ha ubicado en el 1, enfrente al Tío Jorge, pasando por el número 2 donde se levanta el Museo del Fuego. Un currado y atractivo trazado urbano, que se perfilaba por lugares emblemáticos de la capital, como la Puerta del Carmen, el interior de la plaza de toros de la Misericordia o el pabellón Puente.

‘Sin excusas, corre’, ha sido el lema de este año de una prueba que también ha tenido su vertiente solidaria en la lucha contra la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA). Los ‘runners’ han tomado el asfalto en una mañana ideal para calzarse las zapatillas y disfrutar dando zancadas. "Ha sido una jornada inolvidable, una carrera superbonita", comentaba en línea de meta el ganador de esta sexta edición, Alejandro Jiménez (Clínicas Menorca). El madrileño es un fan de esta cita y la tiene muy marcada en el calendario. Desde 2014 reparte las medallas de la Copa de España de Policías y Bomberos de 10K ruta y, como agente municipal de Alcobendas, no falla desde 2016, cuando fue segundo. El año pasado se sacó la espina y subió a lo más alto del podio, al igual que este domingo, relegando al segundo cajón al zaragozano Jesús Olmos, bautizado el ‘runner frutero’ y que ha colaborado desde su comercio, Frutas Olmos, en la prueba con unas fantásticas cestas de frutas.

"Nada más empezar, Jesús ha tirado como un animal, con un ritmo brutal. Yo solo podía seguirle, ha estado muy valiente. Pero en el kilómetro 8 es cuando me he visto con algo de fuerza, le he cambiado y él se ha quedado", ha resumido Jiménez, policía y atleta amateur -"llevo pocos años, pero se me da bien"-, que ha entrado en meta saludando al público para concluir en unos fantásticos 31 minutos 31 segundos. Por detrás, Jesús Olmos, campeón de Aragón de la distancia, vencedor la semana pasada de la 4K Martín Martín, ha vuelto a ser segundo (31:41) y ha redondeado el podio Edwart Ríos Rodríguez (Zancadas Amix, 32:59).

Los tres han dado paso a una marea multicolor. El parque del Tío Jorge se ha empezado a llenar de gente, como si se celebrara una particular Cincomarzada donde no ha faltado el aroma a longaniza. Los participantes han recibido al finalizar como premio una bolsa de regalos y un sabroso bocadillo de este embutido. Los promotores también ha sido sensibles con los veganos y no ha faltado el pan sin gluten para los celiacos.

Cuando el reloj sobrepasaba los 40 minutos ha hecho entrada la primera mujer, Cristina Pablos Mur. "Ha salido como esperaba. Hoy he salido a por todas. Es la cuarta vez que corro esta 10K y ya puedo decir que la he ganado", ha destacado la zaragozana. Cristina es un ejemplo de atleta popular que quedó atrapada por la fiebre del 'running'. "Empecé a correr hace siete años. Entreno sola, tengo dos niños y no tengo tiempo de poder prepararme con un grupo. Pero en este último año he mejorado mucho las marcas. Tengo 41 años, soy veterana B y solo puedo decir que estoy feliz. La 10K Bomberos es muy especial porque se celebra en mi barrio, conozco a muchos bomberos y suelen venir mis hijos a animarme, aunque hoy no están para ver que he ganado. Qué lastima que no lo hayan visto", ha contado la deportista, enfermera del centro de salud Actur Oeste. Pablos ha terminado en 42:11. Han completado el podio femenino la júnior Lucía Morelli (Zancadas Amix, 42:43) y otra clásica del pelotón de corredores, Cristina Jiménez (ADA Zuera, 43:21).

Una carrera popular, divertida y dedicada a todas las personas amantes del deporte, que también ha tenido un fuerte perfil solidario y de ayuda a los mas desfavorecidos. «Esta es una prueba solidaria con el corredor, porque tiene muchos y atractivos alicientes; pero también es solidaria con una oenegé. Este año ha sido con dos asociaciones –Araela y Juntos Venceremos ELA– que pelean por sensibilizar sobre la esclerosis lateral amiotrofica y apoyan a los familiares y a los enfermos», ha destacado Abelardo Lavilla, director de la 10K. La prueba ha puesto el broche a toda una semana previa de actividades que se han llevado en el Museo del Fuego y de los Bomberos para visibilizar este terrible mal.

Etiquetas
Comentarios