Deportes
Suscríbete

La Segunda División B más aragonesa

Ebro, Teruel y Ejea, representantes de Aragón en Segunda División B, ya afilan sus cuchillos.

Celebración del ascenso del CD Teruel.
Celebración del ascenso del CD Teruel.
Antonio García/Bykofoto

Seis años después, Aragón volverá a reunir a tres representantes en la categoría de bronce del fútbol español. Hecho que no se repetía desde la temporada 2011-2012. En aquel ejercicio, lograron la permanencia el Teruel, con solvencia, y el filial del Real Zaragoza, por los pelos, superando al Conquense en una eliminatoria anticriba. El Andorra CF descendió de nuevo a Tercera División.

Por aquel entonces, los tres conjuntos confluyeron en el mismo grupo. Al igual que el curso que viene lo harán el CD Ebro, el equipo de la capital turolense y un debutante en estos lares, la SD Ejea, que logró el ascenso a Segunda B por primera vez en su historia a finales de junio. Tres equipos de distinto género y situación, pero empujados por la misma ilusión y objetivos.

Para más inri, este triplete de clubes aragoneses se verá las caras en la composición más complicada de Segunda División B: el temido Grupo III. Por nivel futbolístico, por jugadores que han bebido de la fuente guardiolística, entrenadores escolarizados en un ambiente creado por aquel señor espigado holandés… Un fútbol armónico y eficaz, que caracteriza a los equipos de Cataluña y la Comunidad Valenciana. Además, con presupuestos e infraestructuras más potentes que el fútbol aragonés.

Complejidades y diferencias sustanciales que Emilio Larraz demostró el año pasado, con trabajo, unión y estrategia, se pueden contrarrestar. Tal y como puntualiza Ander Garitano, director deportivo del Ebro, «las cosas no se pueden cambiar de la noche a la mañana, pero el fútbol aragonés ha dado un gran paso adelante».

45 puntos como religión

El conjunto de La Almozara arrancó la pretemporada el 12 de julio con nuevo entrenador, Manolo González. El técnico lucense desembarca a orillas del Ebro tras haber firmado una buena campaña en el Badalona, al que clasificó para la próxima Copa del Rey y con el que finalizó la liga a un punto del equipo de Emilio Larraz.

En los despachos, Garitano ha desempeñado un arduo trabajo desde la derrota en Baleares, y a falta de «un defensa y un centrocampista, que están cerca de cerrarse», la plantilla ya estaría confeccionada. Las dificultades en la planificación tienen su explicación: «Se hizo un año extraordinario, había varios jugadores con muchísimas ofertas y no ha sido nada fácil convencerles». Es el caso del capitán Fernando Pajarero o el centrocampista Borja Martínez, que «ha sido imposible renovarlos».

Sin embargo, «ha habido algunos de los que han renovado que han puesto mucho de su parte para seguir en el equipo, por el trato que se les ha dado y porque están a gusto en el club y en la ciudad», como Salva, Ubay, David Mainz, Gerrit, Javi Cabezas, Portuga, Tirado, Puig o el italiano Michel Diana, que sorprendió gratamente desde su llegada en el mercado invernal.

No queda muy lejano el ascenso del Ebro en 2015, pero sí da la sensación de que el conjunto arlequinado es un veterano más en de la categoría. En la sombra, se ha asentado ferozmente en una división a la que casi le echa el guante el pasado curso. Cuatro puntos le separaron de un ‘play -off’ de ascenso a Segunda División. Esta hazaña, que sin embargo se quedó a medias, no cambia nada en la perspectiva del club, y es que «el objetivo debe ser intentar hacer los 45 puntos cuanto antes», recuerda Garitano, que no es partidario de pensar en ascensos porque «plantear esos objetivos a tan largo plazo sería cometer un gran error».

Un regreso ansiado

Después de cinco años intentándolo sin suerte, fracaso tras fracaso, y cayendo apeado en ‘play offs’ endemoniados, el CD Teruel jugará en Segunda B. Por la vía rápida. Primero, consiguiendo el liderato de Tercera División con 82 puntos y sacándole 14 de ventaja al segundo clasificado. Después, desbancando al equipo filial del Cádiz en una eliminatoria histórica para la capital mudéjar, que confirmó el ascenso en el 75 aniversario del club.

Nada de esto hubiera sido posible sin su entrenador, Dani Aso, que en tiempo récord logró un ascenso que andaba maldito. «Todo pasó por confiar en una idea de juego que queríamos plasmar», asegura. El técnico jacetano llegó a Teruel como agua de mayo: con una filosofía, metodología, estilo y renovación de la plantilla que dio sus frutos desde el primer momento. En noviembre de 2017 llegó a ser el mejor visitante de todo el fútbol español con 10 victorias a domicilio consecutivas.

Ahora, el equipo rojillo aterriza en la que será su séptima temporada en la tercera categoría de España. ¿Expectativas? «Los jugadores están muy ilusionados. Hay mucha confianza en el estreno y queremos hacer algo grande», garantiza Aso, que reduce su secreto a «tener paciencia y creer».

Nota importante de los nuevos tiempos en Pinilla es el acuerdo de filialidad con la SD Huesca, el cual bendice el entrenador: «Supone una gran ayuda para nosotros, son un ejemplo de hacer las cosas. Estamos en buenas manos y es una gran noticia a la hora de confeccionar la plantilla». No han tardado en llegar los primeros beneficios. Nuevos jugadores como Lorente (centrocampista), Valera (portero) y Dieste (delantero), proceden del club azulgrana. Otra llegada destacada es la de Jamelli, mediocentro del Tarazona. Todo ellos ya están a las órdenes de Aso, que comenzó ayer con sus pupilos la pretemporada.

El debutante

La SD Ejea es el último en llegar, pero lo ha hecho por la puerta grande. Haciendo historia y colándose en la B por primera vez. El héroe del banquillo, Néstor Pérez, pasará a la dirección deportiva y le dejará su sitio a Tito García Sanjuán, que vuelve a casa tras varios años en el ‘exilio’: «Llegar al Ejea viene fruto de un sinfín de situaciones, una de ellas, por supuesto, es volver a casa, pero este equipo me motiva muchísimo», confirma. Un club que ya ha renovado a once futbolistas. Tito los conocerá hoy en la primera sesión de la pretemporada.

Las claves para lograr la permanencia diseñadas por el míster zaragozano son claras: «Hay que ser un bloque compacto y competitivo», pero también es importante «disfrutar cada entrenamiento y cada partido». En definitiva, una aventura novedosa para la capital de las Cinco Villas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión