Despliega el menú
Deportes

Javier Grasa: "Sueño con que un aragonés gane la Baja en coches alguna vez"

Javier Grasa cumple este domingo 58 años. Es director general de Coviar y ha corrido 20 Bajas Aragón y más de 50 carreras del Mundial de Raids.

El piloto del equipo Coviar Raid Sport, Javier Grasa.
El piloto del equipo Coviar Raid Sport, Javier Grasa.
José Miguel Marco

¿Dónde y cuándo nace su afición por el motor?

De niño, a través de mi padre. Al ser mi familia del Bajo Aragón, de Belchite, me llevaba con 10 o 12 años a las carreras en el circuito de Guadalope. Eran pruebas muy emocionantes, a las que iba muchísima gente y en las que participaban los mejores pilotos del momento. Con mi padre siempre nos poníamos en la curva del embudo. Allí me quedaba impactado con lo valientes que eran aquellos pilotos.

¿A qué pilotos recuerda?

Sobre todo a los de la tierra, a Mariano Lacasa, a Mariano Peleato, a Jaime Balañá... En Aragón siempre hemos tenido grandes pilotos y conviene reivindicarlos más.

Decía que la pasión por la gasolina le viene de familia.

Mi abuelo Joaquín Grasa fue uno de los pioneros del transporte en Aragón. Montó una empresa en Gurrea de Gállego de transporte de paja. Y posteriormente fue uno de los primeros en comprar un tráiler en Zaragoza. De ahí, de coches y camiones, nos nace la afición. Para mí el motor es una cuestión de familia. De hecho, sólo he tenido dos copilotos: el primero mi cuñado y desde hace unos años me acompaña mi hermano Miguel.

Su primer coche de competición fue un Nissan Patrol con el número 248.

Así es. Fue toda una aventura hecha con mucha ilusión. Ese coche había sido campeón de España y lo había comprado un piloto aragonés, Luis Aguirrezabalaga, que sólo hizo una carrera con él. Estaba abandonado en un granero en Alcañiz y lo adquirí. Lo traje a Zaragoza y el mecánico Jacinto Pertusa, que ha estado en el Dakar, lo puso en orden. Ese fue mi primer coche y así corrí mi primera Baja Aragón en 1998.

¿Qué recuerda de aquel estreno en la Baja?

Lo principal, que la acabé. Y lo segundo, la tremenda emoción que sentí cuando llegué al final, a las tres o cuatro de la madrugada y encendieron los focos. Allí me esperaban mi familia y los amigos para animarme. Estaba destrozado físicamente, pero me llegaron al corazón y jamás lo olvidaré. Esas experiencias no tienen precio.

Han pasado dos décadas y ahora es usted Mr Baja, la que empezará dentro de dos semanas será su 21ª seguida, todo un récord.

El año pasado me dieron un jamón por cumplir las 20 ediciones consecutivas, algo que agradezco mucho a Octagon, la empresa organizadora. Me honra figurar en la web de la Baja como el piloto que más veces la ha corrido.

Usted que ha participado en el Dakar y en más de 50 pruebas del Mundial de Raids, ¿qué cree que tiene de especial la Baja para que atraiga desde hace tanto tiempo a los mejores pilotos del momento?

La Baja es muy especial. En primer lugar, por el territorio. Tanto cuando se corría en los Monegros como ahora en la provincia de Teruel, el terreno es increíble y es una delicia para los pilotos. Hay tramos que son espectaculares, con zonas muy rápidas, zonas muy rotas, zonas con arbolado... eso lo encuentras en muy pocas carreras. Además, al celebrarse en julio, las temperaturas son muy altas, en el interior del coche estamos a 50 grados. Eso es duro pero supone una preparación magnífica.

¿Qué espera de la edición que arranca el próximo 20 de julio?

Llegar a meta y estar lo más adelante posible. El nivel cada año es más alto porque vienen pilotos mejores y más jóvenes. Pero tengo un sueño pendiente por realizar.

¿Cuál es ese sueño?

Me encantaría que alguna vez un aragonés gane la Baja en coches, algo que nunca ha sucedido. Y soñando un poquito más, me haría muy feliz que mi hijo Víctor fuera el que inaugurara la nómina.

¿Está el relevo garantizado?

Mucho. Víctor, de 24 años, es un piloto puntero que corre rallys de tierra. De niño ya corría el campeonato de España y de Europa de karting. Será mejor piloto que yo.

Etiquetas
Comentarios