Despliega el menú
Deportes

Una de las Quebrantahuesos más rápidas

El participante que logró el mejor tiempo fue el vizcaíno Raúl Portillo, con 5:29:46,

Raúl Portillo, vencedor de la Quebrantahuesos.
Raúl Portillo, vencedor de la Quebrantahuesos.

No se logró batir el récord, que ostenta Mikel Azparren de 5 horas 21 minutos, pero se estuvo cerca, ya que la Quebrantahuesos Gran Fondo celebrada este sábado fue una de las más rápidas. El participante que logró el mejor tiempo fue el vizcaíno Raúl Portillo, con 5:29:46, que reconoció haberse preparado este año para una prueba que conoce de sobras, ya que la ha realizado 9 años obteniendo dos quintos puestos, un cuarto, un tercero y un segundo.

Algunos participantes vips fueron en el primer grupo, llegando entre los primeros a la meta, como fue el caso de Miguel Induráin, Purito Rodríguez o Aleix Espargaró. Haimar Zubeldia, ex ciclista profesional, fue el que más tiró, y según Portillo, "por él he logrado este buen tiempo". El segundo más rápido fue José Antonio Agulló, con un tiempo de 5:29:56 y el tercero Rosendo Márquez, 5:30:20. La primera mujer fue Amaia Urkidi (06:15:10), quien ya fue la primera mujer en 2017, seguida de Esther Clavijo Angulo, 6:52:12 y Simone Frierich, 6:52:16.

Galería:Arranca la Quebrantahuesos 2018 en Sabinigo
 
Las condiciones climatológicas fueron favorables, con un día despejado y sin precipitaciones, pero con horas centrales de temperaturas altas, sobre todo en la segunda mitad del recorrido. Tras la salida de Sabiñánigo a las 7.15, los 8.140 participantes pusieron rumbo al primer puerto de montaña, el Somport, primer obstáculo antes de cruzar la frontera. Ya en territorio francés, superaron uno de los puertos más exigentes, el Marie Blanque y el más largo, Portalet. De vuelta en España, quedaba el último repecho, Hoz de Jaca, donde los vecinos de este pueblo recibieron como todos los años a los deportistas con una gran fiesta.

Los primeros ciclistas de la Quebrantahuesos llegaron antes de lo previsto, ya que se esperaban a partir de las 13.00. Portillo fue el primero en cruzar la meta. Reconoció que hay que tener "un poco de suerte para ganarla", aunque este año "la he preparado muy bien y ya llevaba varios años rozando el mejor tiempo". En Marie Blanque se fue sólo, pero porque quería parar a darle un beso a su madre "y necesitaba algo de tiempo". Luego le cogió el primer pelotón y en Portalet, "faltando 20 para coronar me he ido solo y he conseguido llegar", explicó.

A pesar de que Portillo logró este sábado entrar primero en la meta, no va a abandonar esta prueba, porque "es especial y algo único". Aseguró que recorrido y paisajes hay más, "pero la salida de Sabiñánigo con todo el público volcado, la fiesta de Hoz de Jaca y la entrada a Sabiñánigo es única, así que volveremos". Pese a llegar muy preparado, "se sufre siempre y tienen más mérito los que llegan más tarde, porque sufren igual pero más tiempo". Portillo llegó el primero, "pero ganadores son los 11.000 participantes y además son los que hacen grande la Quebrantahuesos junto a los voluntarios y los pueblos animando", aseguró.

No obstante, su sueño no era lograr el mejor tiempo, esto era "un reto personal, una cabezonería, pero no la cambiaría por otras que he ganado, porque Lagos de Covadonga era la favorita de mi padre", concluyó visiblemente emocionado.

Etiquetas
Comentarios