Despliega el menú
Deportes

Jose Antonio Algueta, primero en la II Traschinepro Trail 21K de Caldearenas

La prueba de montaña ha tenido un punto solidario, ya que va a donar parte de lo recaudado a la Fundación Síndrome de Dravet.

Jose Antonio Algueta, primero en la II Traschinepro Trail 21K de Caldearenas.
Jose Antonio Algueta, primero en la II Traschinepro Trail 21K de Caldearenas.
Heraldo.es

Este domingo se ha celebrado en Caldearenas la II Traschinepro Trail, que por segundo año consecutivo ha vuelto a ser todo un éxito. Los corredores han disfrutado de una jornada inmejorable, con un nuevo recorrido que ha gustado mucho y el ambiente en la zona de meta no ha podido ser mejor. Casi 300 deportistas han tomado parte de las tres pruebas deportivas, la 21K, 10K y la andada 10K, que además han contado con actividades alternativas para los acompañantes. En esta segunda edición, el único punto conflictivo ha sido el vado sobre el río Gállego, que había que cruzar en el kilómetro 7, ya que el agua todavía lo sobrepasaba, pero la organización, contando en esto, ha incrementado la seguridad en este punto con voluntarios así como con la colocación de una soga para facilitar el paso a los corredores, ya que el agua superaba los tobillos. Para la andada, además, se ha ofrecido un recorrido alternativo para el que no lo ha querido cruzar.

José Antonio Algueta, del club Asamún de Hecho, ha cruzado en primer lugar la meta de la 21K, con un tiempo de 1:53:55, seguido de Kiko Navarro, 1:56:55 y Juan Carlos Apilluelo, 1:57:11. Para Algueta, era la primera vez que participaba, pero ha reconocido que «para repetir, sin duda, porque el ambiente es muy bueno y el recorrido precioso». Ha entrado en meta "con el subidón" y "muy contento" porque "he tenido una temporada un poco regular", con mucho entrenamiento "pero en las competiciones no acababa de darlo todo y hoy he salido a darlo todo y me ha salido bien", ha dicho después de cruzar la meta. Ha salido primero y en esta posición ha ido todo el recorrido, "hasta llegar a meta". Ha explicado que la subida es "constante, limpia, por bosque y arriba rompepiernas". Ha sido muy buen resultado para Algueta, al que le prepara los entrenamientos el campeón del mundo de trail, Luis Alberto Hernando, «y esta semana estaba algo cansado».

Juan Carlos Apilluelo, tercero en la general y primero de su categoría, ha reconocido que mantiene un nivel aceptable después de tantos años de competir, "es más la ilusión que otra cosa, porque los achaques ya vienen, ya no me recupero tan bien de una carrera a otra y por eso ya no corro tantas". Las carreras de la comarca del Alto Gállego "son las que más me motivan después de haber competido a nivel nacional e internacional, esa etapa ya pasó", ha reconocido. "Ahora tengo un nivel aceptable porque es un ejemplo para mis hijos y para todo el mundo", ha añadido. Al corredor de Biescas le ha sorprendido "gratamente" la organización y la prueba, "que podría estar al nivel de carreras nacionales por el recorrido". Aunque ha apuntado que "falta un pelín de desnivel". Pero en general, el circuito de los 21 kilómetros "es muy bonito y la gente que ha podido disfrutar del paisaje habrá alucinado, yo lo haré otro día tranquilamente para poder disfrutarlo".

Respecto a la categoría femenina, la primera ha sido Yolanda Martín, que ha hecho un tiempo de 2:18:29, y su objetivo era "meter desnivel" ya que en un par de semanas "compito el campeonato de Europa y hablé con el entrenador y esta era la carrera ideal".

Los deportistas de la 21K han seguido la senda de Izarbe, hasta conectar con la subida contigua al barranco Malacolla. La senda pasa a crestear la sierra con vistas impresionantes a la Peña Oroel, Pantano de La Peña, Pico Peiró o Bentué de Rasal. Tras tocar techo a una altura de 1.467 metros, un rápido descenso ha llevado a los corredores a la meta situada en Caldearenas.

En la 10K, el primer corredor en entrar en meta ha sido Roberto Gracia, con un tiempo de 43 minutos y 1 segundo, el segundo Oscar Jabonero, y el tercero Fernando Rabal. Y en féminas, Marta Martínez, con un tiempo de 58 minutos y 6 segundos, seguida de Lourdes Montaner y Ruth Franco.

La Traschinepro Trail ha tenido este año una parte solidaria, ya que va a donar parte de lo recaudado a la Fundación Síndrome de Dravet, también conocida como Epilepsia Mioclónica Severa de la Infancia. Después de la prueba se ha ofrecido una comida para los participantes, y este año la organización ha establecido un precio simbólico de 3 euros para las personas no inscritas.

Etiquetas
Comentarios