Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

El Tecnyconta toma oxígeno

El equipo aragonés derrota al colista y da un paso de gigante hacia la salvación.

Tecnyconta Zaragoza-Real Betis
Tecnyconta Zaragoza-Real Betis
Oliver Duch

El Tecnyconta respira, tiene pulso, permanece con vida. Por momentos sigue con su aspecto enfermizo, sobre todo en las labores de contención, pero por fin exhibe el esfuerzo, la actitud, el orgullo, el compromiso y la personalidad que demandan su actual situación clasificatoria. Valores muy estimables, ausentes durante gran parte del campeonato, que emergieron este domingo con fuerza para derrotar al colista de la Liga Endesa. El triunfo -agónico, muy trabajado, por 81 a 78- fortalece las aspiraciones del cuadro zaragozano, al mismo tiempo que asesta una puñalada perniciosa, prácticamente definitiva, a un rival directo en la lucha por la salvación. Porque el Tecnyconta no sólo se adjudicó la victoria, sino que lo hizo con un renta de tres puntos en el marcador, después de haber claudicado también por tres tantos en el duelo de la primera vuelta (70-67). De esta forma salva también el ‘basketaverage’ particular, lo que supone un blindaje de envergadura ante un posible empate con los andaluces al término de la competición regular.

El cuadro de Pep Cargol, que completó un mal primer tiempo, mejoró con creces tras el descanso y fue capaz, sobre todo, de sobreponerse a un situación de máximo riesgo. A ello contribuyó el comportamiento de la afición, de nuevo ejemplar en una cita vital para el devenir de los zaragozanos. El respaldo de los seguidores, su insistencia, su vitalidad, su entusiasmo, siempre tienen un efecto expansivo en los jugadores. Una certeza que pudo observarse desde el primer minuto del duelo.

El Tecnyconta inició el choque con dudas, especialmente en ataque, y el Betis enseguida adquirió un renta de cinco puntos (2-7) a los dos minutos de juego. Sin embargo, el cuadro local reaccionó con prontitud, impulsado por las acciones ofensivas de Gary Neal, Milko Bjelica y Jonathan Barreiro, y volteó el marcador justo en el ecuador del primer acto (9-7). El choque era intenso, trepidante, sin apenas tregua, entre dos conjuntos que ejecutaban sus posesiones a una velocidad máxima. Sobre todo el conjunto aragonés, muy precipitado en sus ofensivas. Faltaban templanza y serenidad, circulación de balón, buenas selecciones de tiro. Una circunstancia que aprovechó el equipo andaluz para volver a tomar distancias (9-13), lo que conllevó el primer tiempo muerto de Pep Cargol. Aunque el Tecnyconta mejoró atrás, continuó actuando sin las pausas preceptivas en sus acciones de ataque, por lo que no generaba situaciones ventajosas para anotar. Al menos, gracias a su puntería desde la línea de personal, el cuadro aragonés pudo situarse a un solo punto de los béticos al cierre del primer cuarto (17-18). En tiros de campo, el balance de los locales resultaba desalentador: cinco canastas convertidas de sus 15 lanzamientos; pero seguía optando a la victoria.

El desacierto ofensivo de los aragoneses se acentuó después, pese a medirse con la peor defensa de toda la categoría. La productividad del Tecnyconta se redujo a una sola canasta en los cuatro primeros minutos del cuarto. Y el Real Betis edificó una ventaja de 11 puntos en el marcador, tras un certero triple de Mikel Uriz (19-30). La situación era inquietante, y no sólo por el resultado. El Betis, por entonces, se manejaba con una facilidad sorprendente en el pabellón Príncipe Felipe, ante un rival que emitía señales muy negativas en los dos lados de la pista. Sin embargo, en el momento más comprometido de la contienda, el panorama dio un giro inesperado. Las acciones de Bjelica, la insistencia de Xavi Rey, más el desempeño defensivo de Bellas y Barreiro, iniciaron una nueva reacción de los aragoneses, lo que obligó al técnico de los sevillanos, Javi Carrasco, a detener el encuentro tras un parcial adverso de 12-4 (31-34). A partir del tiempo muerto, la igualdad se mantuvo hasta el descanso, con los dos conjuntos especialmente desatinados en sus acciones de ataque. Al descanso, Bjelica era el jugador más incisivo de los locales (11 tantos, 2 rebotes y 1 asistencia), gracias a su notable aportación en la pintura. Mientras, la falta de efectividad desde el perímetro suponía un lastre gigantesco para los zaragozanos: dos únicos triples convertidos (Barreiro y Stoll) en 14 intentos, lo que se traduce en un 14% de efectividad. De ahí que, en el intermedio, el Tecnyconta sólo hubiera facturado 35 puntos (35-39).

El tercer acto comenzó con una técnica a Askia Booker, aunque también con el cuadro aragonés muy impreciso en sus acciones de ataque. El Betis amenazó con distanciarse nuevamente en el marcador, pero el Tecnyconta supo sobreponerse con determinación a otra situación adversa, de muy difícil manejo. El equipo local recortó diferencias con una penetración de Ennis y un triple de Bellas, y luego igualó la contienda con cuatro puntos consecutivos de Gary Neal (43-43). De nuevo Gary Neal, tras fabricarse su propia canasta, puso por delante a los zaragozanos, que alcanzaron su máxima ventaja poco después, ya en el minuto 25, con otro certero triple de Bellas (51-47). La escuadra de Pep Cargol, por fin desatada en el capítulo ofensivo, parecía iniciar el despegue. Y en el Betis llegaron las dudas, la ansiedad, el nerviosismo, las precipitaciones. Una jugada personal de Bjelica, inmenso bajo los aros, amplió a siete tantos la renta de los aragoneses (57-50), aunque los andaluces recuperaron el pulso de la mano de Uriz (por entonces 5 de 5 en triples) para seguir aspirando decididamente a la victoria. De hecho, el conjunto sevillano volvía a gobernar el marcador a la media hora de juego (62-65), después de que los zaragozanos dilapidaran su renta en apenas dos minutos. Tocaba seguir remando.

En el tramo definitivo, el Tecnyconta fió la mayoría de sus acciones a Neal, Ennis y Bjelica, sus mejores argumentos ofensivos. Son jugadores punzantes, con una amplitud de recursos devastadores y habituados, además, a ocupar el centro de la escena en los momento de fragor. A ellos se agarró el cuadro aragonés, en una situación de máximo riesgo, para creer en la remontada. Y asumieron la responsabilidad con experiencia, oficio, descaro y determinación.

También se sumaron Tomás Bellas, con un trabajo solvente en defensa y en la dirección; y el veterano pívot Xavi Rey, quien, al margen de sus estadísticas, tuvo una notable incidencia en los aspectos intangibles del juego. Bellas, además, anotó un triple vital a tres minutos de la conclusión, para devolver la ventaja a los zaragozanos (74-72). A 60 segundos del final, con el duelo equilibrado (74-74), Xavi Rey capturó un rebote ofensivo de incalculable valor. Después, Ennis ejecutó un lanzamiento desde el perímetro, perfectamente defendido por su rival, que acabó entrando para dejar a los locales a escasos centímetro de la victoria (77-74). Sin embargo, el Betis ofreció una sobresaliente resistencia a la derrota, y recuperó el mando con un 3+1 de Blake Schilb (77-78).

Pero el Tecnyconta no se descompuso. Al contrario, miró entonces hacia Gary Neal, cómo no, para jugarse las últimas acciones de la contienda. Y el americano volvió a responder con grandeza, ahora desde la línea de personal, para sentenciar a los andaluces con cuatro tiros libres consecutivos (81-78). Su actuación de nuevo resultó capital para el triunfo de los zaragozanos: alcanzó los 30 créditos de valoración, fundamentados en 24 puntos, 6 rebotes y 4 asistencias. Abandonó la pista en medio de una atronadora ovación, unánime y sincera, de la afición aragonesa.

Respecto a Ennis y Bjelica, que se estrenaban en el pabellón Príncipe Felipe, también ofrecieron una gran versión. El base mejoró con creces su actuación de Murcia, y aportó 13 puntos determinantes para el triunfo; mientras que el ala-pívot finalizó el duelo con 18 tantos y 6 capturas en su haber. Bellas y Rey también tuvieron un importante protagonismo en el triunfo. El Tecnyconta, de esta forma, deja al Betis a dos partidos de distancia y refuerza sus opciones de alcanzar la salvación. Después de una sola victoria en los últimos nueve partidos, con la actuación ante los sevillanos vuelve a tomar oxígeno.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión