Deportes

La Escuela Ciclista Zaragoza se pone el maillot

El club inicia su sexta campaña con cuatro equipos y un centenar de deportistas.

Componentes de la categoría base de la Escuela Ciclista Zaragoza
Componentes de la categoría base de la Escuela Ciclista Zaragoza
L. M.

Formar ciclistas y personas. Este fue el objetivo con el que nació la Escuela Ciclista Zaragoza, que comenzó su andadura en 2013 con el ambicioso reto de relanzar este deporte desde la base. Con cerca de una treintena de chavales, el proyecto dio entonces sus primeras pedaladas. Y pasado un lustro, el club que preside José Manuel Agustín ya puede presumir de haber creado una estructura de alimentan un centenar de corredores y que engalana el exprofesional de Alhama de Aragón Ángel Vicioso.

Este viernes ha sido día de fiesta en la Escuela Ciclista Zaragoza (ECZ), que ha subido el telón a su sexta campaña con la puesta de largo de todos sus equipos en un multitudinario acto que se ha celebrado en el Centro Cívico Río Ebro, y que ha contado con la presencia del presidente de la Territorial Luis Marquina. Cuatro plantillas de diferentes edades, pero que comparten una característica común: su pasión por la bicicleta.

«Nuestra filosofía sigue siendo la misma: crear cantera e inculcar los valores asociados a este deporte, posibilitando el crecimiento de los jóvenes como deportistas y personas. Lo que queremos es que se diviertan», resalta Sergio Larrosa, director de Juveniles. La pirámide se empieza a construir desde la Escuela, que se nutre con más de 50 niños, para subir con la formación Cadete, Élite-sub 23 y el recién estrenado equipo femenino.

«Desde que nacimos hemos crecido año a año. Nuestro último trabajo, y del que nos sentimos muy orgullosos, es la escuadra femenina, que nos permite decir que somos el único club de Aragón con equipos en todas las categorías. Pero seguimos teniendo ambición y ganas de más», añade Larrosa, que tomó las riendas de la ECZ desde su fundación hasta el año pasado, cuando cedió el testigo a Agustín. La meta que se han marcado los gestores es dar «un salto de calidad» deportivo y de patrocinios. «¿Por qué no soñar con un equipo profesional? Sería muy ilusionante», concluye Larrosa.

Etiquetas
Comentarios