Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

El descenso se reduce a cuatro equipos

El Tecnyconta, el Bilbao, el Betis y el Joventut se jugarán las dos últimas posiciones de la Liga Endesa.

Xavi Rey intenta anotar en el partido contra el Valencia Basket.
Xavi Rey intenta anotar en el partido contra el Valencia Basket.
Raquel Labodía

Sólo cuatro equipos, entre ellos el Tecnyconta Zaragoza, se jugarán las dos últimas plazas de la clasificación en la recta final del campeonato. A falta de seis jornadas para que finalice la competición regular, la lista de candidatos al descenso se ha reducido aún más tras el triunfo protagonizado por el San Pablo Burgos, el pasado fin de semana, en la pista del Real Betis. El cuadro de Diego Epifanio, recién ascendido a la élite nacional, dejó prácticamente sellada su continuidad en la categoría tras conquistar en Sevilla su décimo triunfo de la temporada. Además, le aguarda un plácido recorrido hasta el término de la temporada, ya que se medirá con los últimos cuatro clasificados: se enfrentará en casa con el Joventut, el Tecnyconta y el Herbalife Gran Canaria, y actuará como visitante en las pistas del Real Betis, el Baskonia y el Bilbao.

Se trata de un bloque sólido y aguerrido, combativo hasta la extenuación, que ha ido elevando sus prestaciones con el discurrir de las jornadas hasta adquirir, en la actualidad, una convicción admirable en su juego. Su mejoría le ha proporcionado cuatro victorias consecutivas, la última después de remontar una desventaja de 17 puntos ante el Real Betis.

Con el Burgos virtualmente salvado, ahora son cuatro los equipos implicados en la lucha por la salvación: el Tecnyconta Zaragoza y el Bilbao Basket, que contabilizan ocho victorias; y el Joventut y el Real Betis, incrustados en las dos últimas posiciones de la clasificación con siete triunfos conquistados. Y al cuadro aragonés, que ha perdido siete de sus últimos ocho compromisos, le sobreviene un calendario especialmente exigente en el tramo final de la competición. En este sentido, afrontará dos únicas actuaciones como local, frente al Real Betis y el Fuenlabrada, mientras que abordará hasta cuatro partidos lejos de su pista. Un contratiempo de envergadura, habida cuenta de las debilidades exhibidas por los zaragozanos en la mayoría de sus desplazamientos.

Dos triunfos fuera de casa

El Tecnyconta, de hecho, sólo ha facturado dos triunfos en los 13 partidos disputados en rodeo ajeno: ante el Baskonia, en el sexto encuentro de la temporada, y frente al Gipuzkoa Basket, en la jornada vigésima del campeonato. Y aún le quedan por visitar las pistas del UCAM Murcia (día 22 de abril), el San Pablo Burgos (5 de mayo) y el Unicaja de Málaga (13 de mayo), para clausurar el curso regular en el Palau Blaugrana contra el FCBarcelona (24 de mayo).

Mientras, de los dos encuentros que le restan por disputar en el pabellón Príncipe Felipe, hay una cita de enorme calado por su trascendencia en la clasificación. Se trata del partido que le medirá con el Real Betis, el último clasificado, el próximo 29 de abril. La derrota dejaría al cuadro aragonés totalmente expuesto, prácticamente desahuciado, y más aún tras haber perdido con los andaluces en el duelo de la primera vuelta (70-67).

Un tropiezo ante el colista tendría consecuencias devastadoras en todos los órdenes, y condicionaría drásticamente el recorrido de los aragoneses hacia la salvación. Ya sucedió contra el Joventut de Badalona, que conquistó el pabellón Príncipe Felipe el pasado día 7, cuando ocupaba la última posición de la tabla, asestando una puñalada muy perniciosa en el corazón de la plantilla zaragozana. Aquel revés, a todas luces imprevisto, ha situado al Tecnyconta en una situación de máximo riesgo. Porque el equipo catalán se ha impuesto a los aragoneses en los dos encuentros disputados, por lo que tiene favorable el ‘basketaverage’ particular. Y existe otro dato perjudicial: en caso de triple o cuádruple empate, que se resuelve por las victorias obtenidas entre los equipos implicados, el Tecnyconta presenta un balance especialmente negativo: ha perdido sus dos enfrentamientos directos con el Joventut; y en la primera vuelta cayó contra el Bilbao Basket y el Real Betis, sus otros dos rivales directos en la lucha por la salvación. Fue capaz, al menos, de imponerse a los vascos en el duelo de la segunda vuelta, mientras que aún tiene que medirse con los sevillanos en el pabellón Príncipe Felipe y con los burgaleses a domicilio. Posteriormente, el conjunto de Pep Cargol cerrará su participación en casa el 19 de mayo, ante el Montakit Fuenlabrada, ya en la penúltima jornada de la competición regular. Eso sí, afrontará la recta final del campeonato con los refuerzos de Dylan Ennis y Milko Bjelica, después del importante esfuerzo económico realizado por la entidad.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión