Despliega el menú
Deportes

Engaños, proezas y tretas: las cinco historias que esconden los Juegos Olímpicos de Invierno

La superación y las ganas de competir en la cita olímpica han sido las protagonistas de estas inverosímiles anécdotas.

Clausura de los Juegos Olímpicos de Invierno.
Clausura de los Juegos Olímpicos de Invierno.
Efe

Pasión, ilusión y grandes sorpresas. Los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeongchang 2018, denominados como los 'Juegos de la Paz', no solo han destacado por el acercamiento entre las dos Coreas, sino por el compromiso de sus más de 2.900 deportistas. La superación ha sido clave para que muchos de ellos hayan alcanzado la gloria, pero también curiosidades e, incluso, mentiras han estado presentes en esta edición.

Una hazaña que fue simplemente casi inverosímil

La campeona del mundo de snowboard, la checa Ester Ledecka ganó, contra todo pronóstico, la prueba de supergigante de esquí alpino. La sorpresa fue notable: los comentaristas, los telespectadores e, incluso, ella misma no podían creerse que hubiese ganado en una prueba para la que no había entrenado. “Pensé que se trataba de un error en el crono”, reconoció tras batir por una centésima (1:21.11) a la austriaca Anna Veith, quien defendía el título logrado hace cuatro años en Sochi (Rusia). Además, Ledecka se alzó con el oro olímpico con unos esquís prestados de la estadounidense Mikaela Shiffrin (que había renunciado a participar por el apretado calendario). Asimismo, la gesta no se quedó ahí. Volvió a hacer historia al lograr llevarse otro oro y en otro deporte distinto en la misma cita olímpica, esta vez en su especialidad: la prueba de gigante paralelo de snowboard. Dos oros, uno de ellos en un deporte en el que no es especialista. Esta proeza quedará en el recuerdo y seguro que Ledecka seguirá cosechando grandes triunfos.

Etiquetas
Comentarios