Despliega el menú
Deportes

Unidad y compromiso

Jota Cuspinera y Salva Guardia están convencidos de la reacción del equipo y alaban la actitud de toda la plantilla.

Jota Cuspinera y Salva Guardia, este miércoles en el restaurante Aura.
Jota Cuspinera y Salva Guardia, este miércoles en el restaurante Aura.
Basket Zaragoza

Compromiso, confianza y unidad. Jota Cuspinera, entrenador del Tecnyconta Zaragoza, y Salva Guardia, director deportivo de la entidad, transmitieron este miércoles un mensaje tranquilizador. Lo hicieron durante un desayuno informal organizado por el propio club, con los diferentes medios de comunicación, para valorar el rendimiento de la plantilla aragonesa durante el primer tramo de la temporada. En el acto, que se desarrolló en el restaurante Aura, ambos pronunciaron un discurso prácticamente idéntico. Admitieron la involución protagonizada por el cuadro zaragozano en sus actuaciones más recientes –ocho derrotas en los últimos nueve encuentros–, pero se mostraron "convencidos", al mismo tiempo, de la "reacción del equipo en la segunda vuelta de la competición".

"Obviamente, estamos por debajo de donde nos gustaría. Pensábamos llevar al menos un par de victorias más", confesó Cuspinera, consciente de la necesidad de "cambiar la tendencia cuanto antes" para evitar futuros sobresaltos. "Es importante coger cierta tranquilidad; y ahora mismo, no podemos estar tranquilos", añadió el técnico, cuyo equipo ha alcanzado el ecuador de la temporada en la antepenúltima posición de la tabla, con una sola victoria de ventaja con los puestos de descenso a la Liga LEB.

Cuspinera se refirió a la "falta de regularidad" como el principal hándicap de los zaragozanos, y consideró que la solución, sobre todo, pasa por "seguir trabajando al máximo para salir de la zona baja con la mayor prontitud".

El técnico recordó que su equipo ofrece numerosos altibajos "en un mismo partido", y que esa "irregularidad" le ha condenado a la derrota en la mayoría de las ocasiones. Por ello, explicó que "enlazar dos o tres victorias" implicaría un gran cambio en el estado anímico de la plantilla, ya que "aportaría mayor seguridad" a unos jugadores que han ido acumulando "cierto desánimo" con las derrotas.

"Necesitamos ser más constantes. La falta de regularidad es la principal razón por la que no contamos con un par de victorias más", sostuvo el entrenador del Tecnyconta, que también se refirió a otro factor: "Luego está la gestión de los finales apretados. En seis o siete encuentros, hemos llegado al final con el marcador igualado, pero sólo hemos sido capaces de ganar uno de ellos (al Estudiantes, tras dos prórrogas). Ahí, sin duda, tenemos otro debe", insistió el técnico.

Cuspinera, además, respaldó el trabajo de sus jugadores, a los que ve "totalmente implicados" en cada uno de los entrenamientos. "Cuando las derrotas se acumulan, el equipo se ve afectado. Y cuando el partido se pone difícil, lo afrontamos con una pesada mochila que no deberíamos tener. Necesitamos confiar más en nuestro trabajo, y no pensar tanto en las derrotas anteriores", afirmó el técnico, quien descartó la incorporación de nuevos refuerzos: "Todos conocemos las condiciones económicas del club. Los que ahora estamos en la plantilla somos quienes debemos sacar esto adelante", advirtió.

Implicación máxima

En los mismos términos se empleó Salva Guardia: "No está prevista ninguna llegada. Al margen de nuestro presupuesto, que es muy justo, este equipo ha demostrado que se puede confiar en él, que es capaz de ganar partidos y que sabe jugar al baloncesto", anunció el director técnico, quien observa, en este sentido, importantes diferencias con respecto a la temporada anterior: "El año pasado eran cuatro o cinco los jugadores que tiraron del carro. En la actualidad, la implicación es máxima y todos están deseando ayudar".

Guardia también respaldó el trabajo de Jota Cuspinera –"el club le apoya al cien por cien", dijo–, además de referirse "a la buena imagen mostrada" por el equipo "en el tramo inicial de la temporada", donde mereció sumar "sin duda, al menos dos o tres victorias más". De hecho, recordó "partidos muy ajustados" que se perdieron "en el último instante", lo que ha instalado "cierta ansiedad" en la plantilla "que se traslada a la pista".

Asimismo, el director técnico confesó que la salida de Sergi García, que se marchó al Valencia el pasado mes de noviembre, hizo "mucho daño", al igual que sucedió "con el parón liguero" debido a las ventanas FIBA, "que rompió el ritmo de entrenamientos cuando mejor estaba el equipo", sin olvidar "la lesión de Gary Neal", el máximo anotador de la plantilla. "Necesitamos reencontrarnos, pero estoy seguro de que lo haremos", anunció.

Etiquetas
Comentarios