Despliega el menú
Deportes

Patriots-Eagles, duelo para la Super Bowl 2018

El partido se disputará en el USBank Stadium de Minneapolis el próximo 4 de febrero.

El receptor Danny Amendola y el quarterback Tom Brady de los Patriots, tras clasificarse para la Super Bowl.
El receptor Danny Amendola y el quarterback Tom Brady de los Patriots, tras clasificarse para la Super Bowl.
Robert Deutsch/Reuters

Los Patriots de Nueva Inglaterra y los Eagles de Filadelfia serán los equipos que disputen el título de la Super Bowl LII, después de que cada uno de ellos hayan cumplido con los pronósticos y se hayan adjudicado los títulos de campeones en sus respectivas Conferencias de la Americana (AFC) y la Nacional (NFC).

Los Patriots, con el 'quarterback' Tom Brady de gran protagonista, han vencido en el Gillette Stadium de Foxborough a los Jaguars de Jacksonville (24-20), para convertirse en los primeros en lograr la clasificación y revalidar el título de la AFC. Después han logrado el billete los Eagles, con el pasador reserva Nick Foles, en sustitución del lesionado Carson Wentz, como estrella, para coronarse como los mejores de la NFC al derrotar 38-7 a los Vikings de Minnesota en el partido disputado en el Lincoln Financial Field, de Filadelfia.

Ambos equipos ya empiezan sus preparativos para el partido la Super Bowl, que se va a disputar el 4 de febrero en el US Bank Stadium, en Minneapolis, la sede de los Vikings, que por segunda vez acoge esta competición tras la final de 1992. Según las apuesta de Las Vegas, los Patriots son favoritos a levantar el trofeo con 5,5 puntos sobre los Eagles.

Mientras que los Patriots llegan por décima ocasión a la Super Bowl y buscan su segundo título consecutivo -tercero en las últimas cuatro temporadas-, para los Eagles será su tercera aparición y la primera desde 2005, cuando se midieron precisamente a los Patriots y perdieron 21-24 en partido celebrado en Jacksonville (Florida).

Pasados 13 años sin enfrentados, el único jugador que aunque se mantiene en activo y como titular indiscutible es Brady, de 40 años, que fue decisivo en el partido del 2005 y ganó el duelo al exmariscal de campo titular Donovan McNabb.

En la jornada del domingo, Brady superó una herida en la mano derecha y volvió a lograr remontada en el último cuarto con dos pases de touchdown, incluyendo uno cuando restaban 2:48 minutos para el final, que dieron la victoria a los Patriots. Brady mandó un pase de cuatro yardas decisivo a su receptor preferido, el tejano Danny Amendola, para culminar un triunfo mágico.

La victoria fue la número 34 de los Patriots en la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL), empatando con los Packers de Green Bay y los Cowboys de Dallas en el segundo lugar de la clasificación histórica que lideran los Steelers de Pittsburgh, con 36.

Los Patriots también consiguen su décima aparición en la Super Bowl, la mejor marca de todos los tiempos. Los Broncos de Denver, Cowboys y Steelers lo han hecho en ocho ocasiones cada uno. Mientras que Brady lograba su octavo título de la NFC, la mejor marca de todos los tiempos, superando los seis de Mike Lodish. El entrenador en jefe de los Patriots, Bill Belichick, también se apuntó el mismo registro que Brady y superó al legendario Don Shula, que alcanzó seis con los Dolphins de Miami.

Foles, líder de los Eagles

En Filadelfia, el cuestionado quarterback Nick Foles hizo tres envíos de anotación y los Eagles reivindicaron ser el mejor equipo de la NFC como lo habían demostrado durante toda la temporada regular (15-3).

Los Eagles, que llegan por tercera vez a la Super Bowl, trataran de no hacer buenos los pronósticos y apuestas y lograr el primer título de campeones en el evento deportivo más importante del año en Estados Unidos.

Lo importante para los Eagles fue el llegar y hacerlo sin el pasador estelar Carson Wentz, lesionado, mientras que Foles completó 26 de 33 pases para 352 yardas con tres pases de touchdown, incluidos dos al receptor abierto Alshon Jeffery, en elque fue su mejor partido de la temporada ante la defensa número uno de la NFL.

Mientras que la defensa de los Eagles también fue decisiva al anular al mariscal de campo Case Keenum, que esta vez no pudo hacer que el llamado 'Milagro de Minnesota', que había protagonizado durante toda la temporada regular cuando tuvo que sustituir al titular lesionado, Sam Bradford, pudiese seguir vivo.

Etiquetas
Comentarios