Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

Gabi Torralba: "Todos los días me preguntan si estoy loco por hacer lo que hago"

Con 20 años acumula 4 títulos nacionales, el último absoluto. Su inseparable bici ha llevado a Gabi Torralba desde su Riglos natal a conocer todo el mundo.

El joven Gabi Torralba posa con su bicicleta y su equipación habitual.
El joven Gabi Torralba posa con su bicicleta y su equipación habitual.
Heraldo

Si con veinte años ya es campeón absoluto de su país, ¿qué más le queda por hacer?

Muchas cosas. Empezando por conseguir revalidar el título el año que viene, y centrarme también en la World Series –conjunto de pruebas internacionales–, que es la máxima competición, y en la que aspiro a estar entre los primeros cincuenta clasificados.

¿Cómo llevan los rivales que siendo todavía sub 23 acabe por delante de ellos?

La relación es muy buena, pero siempre hay algún que otro pique entre unos y otros. Aunque hay buen rollo, eso no impide que a la gente le llame la atención que siendo tan joven esté tan arriba. Corrí mi primer campeonato con 15 y gané con 16, por eso creo que quien busca algo de verdad, hará lo posible por conseguirlo.

Aunque al resto del mundo le cueste entenderlo, ¿cuántas veces le han llamado loco por practicar un deporte tan arriesgado?

Lo escucho todos los días. Siempre que hablas con alguien sobre tu dedicación, te dicen:_"Qué locos estáis". Pero no es así. Es un deporte y por mucho que a la gente le parezca de locos, creo que hay que estar muy cuerdo para hacerlo bien por esas pendientes.

Pero hay algo innato en ello, ¿hace falta ser de una pasta especial para dedicarse a algo así?

Está claro que a una persona con muchos miedos le va a costar mucho más. Pero creo que realmente todo es entrenar y proponérselo. Es verdad que hay días que te levantas y te duele todo, pero cuando tienes motivación, siempre encuentras motivos y nada se te pone por delante.

No obstante, seguro que queda alguna herida de guerra.

Lesiones importantes solo he tenido tres. Aunque toco madera, claro. Roturas una, cuando me partí el cúbito y el radio en la misma caída, en mi primer campeonato de España. Las otras fueron cortes, heridas al clavarme palos al irme al suelo. Uno en la pierna y otro en el tobillo, que me hicieron parar, pero menos tiempo.

¿Cómo se pasa de ser un adolescente al que le gusta montar en bicicleta por los caminos de Riglos a ser un profesional del enduro?

La verdad es que nunca había tenido un especial interés por la bici, más allá del de cualquier niño, al igual que por el fútbol u otros deportes. Empecé con una bici BMX, animado por mi amigo Mario, aunque luego decidí probar con la de montaña y me di cuenta de que eso era lo que más me gustaba. Luego ha venido todo muy rápido, hasta el punto de que ahora me dedico a esto profesionalmente, entrenando entre dos y cinco horas diarias en pretemporada, y sin pasar casi por casa cuando empiezo a competir.

Todo un sueño para cualquier deportista y más todavía con su edad, ¿hasta qué países le ha llevado su bicicleta?

Jamás imaginé que podría llegar a estar compitiendo en un World Series, como haré la próxima temporada, y que tiene pruebas en lugares como Estados Unidos, Chile, Colombia, Canadá, Eslovenia, Italia... Recuerdo cuando comenzaba y le decía a mi padre que había una carrera en Cataluña y me decía: "¿Cómo vamos a ir hasta allí?". Luego llegaron las competiciones nacionales y me decía: "Pero ¿cómo vamos a ir hasta Málaga?". Y ya cuando llegaron otros países fue como que nadie nos lo creíamos.

¿Cuesta quitarse el uniforme de ‘rider’ y volver a ser un chico de Riglos de 20 años?

Al principio todo es complicado, la primera vez que haces un viaje largo, estar solo... luego ya te vas acostumbrando. A los amigos los ves menos, y tienen que entenderlo, y con la familia, aunque siempre se preocupan, para mi suponen un apoyo muy importante, y sin ellos no habría conseguido nada de lo que he logrado hasta el momento.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión