Despliega el menú
Deportes

ZEC replica a la Fundación Zaragoza 2032

El gobierno municipal de Zaragoza insiste en que el club debe ser el primer implicado en la reforma de La Romareda.

El equipo de gobierno municipal de ZEC en el Ayuntamiento de Zaragoza replicó ayer a la Fundación Zaragoza 2032, tras la publicación de un artículo suyo en diversos medios de comunicación –HERALDO entre ellos– en el que los actuales regentes del Real Zaragoza SAD ofrecían un análisis de la situación deportiva y económica de la entidad y reclamaban apoyo institucional para garantizar su continuidad. En concreto, ZEC ha mostrado sus discrepancias en el punto relativo a lo que los accionistas mayoritarios del club describen como "La Romareda, clave fallida".

La Fundación explica cómo los patronos estudiaron "hacer de La Romareda un punto básico del proyecto para captar ingresos por nuevas actividades, como por ejemplo acoger finales de Copa con ventaja para el club y la ciudad". Recuerda que cuando estos llegaron al Real Zaragoza, en verano de 2014, "se negoció, y se obtuvo, un potente patrocinio que adelantaba cinco años de pago y así podía reducirse drásticamente la deuda e invertir en el equipo, con la mente puesta en el ascenso, pues solo en Primera puede sobrevivir el club sin agonías".

En este sentido, ZEC apunta que "los propietarios del club explican en su artículo que la concesión administrativa de La Romareda, que hubiera sido hecha de manera directa y sin concurso, como exige la ley, tenía como objetivo que la Fundación 2032 pusiese al estadio municipal el nombre de una marca comercial, y con esos ingresos reducir la deuda que venía acumulando el Real Zaragoza SAD". Su razonamiento al respecto es que "lo más grave es que esa solución se hacía a costa de las arcas públicas y de los impuestos de los zaragozanos" porque –sostiene- "los beneficios publicitarios pasaban íntegramente a las arcas de los propietarios, mientras que el coste de su reforma sería sufragado con cargo al bolsillo de vecinos y vecinas de Zaragoza".

ZEC cuestiona dicha operación. Pese a que fue aprobada durante el mandato del ex alcalde Belloch con el apoyo de 29 de los 31 concejales, asegura que "hipotecaba para 75 años la acción del siguiente gobierno y fue aprobada a un mes de las elecciones por PP, PSOE y CHA sin debate alguno". Añade que "Zaragoza en Común pudo paralizar dicha operación, que hubiera significado que con dinero público se tratase de solucionar el fracaso deportivo y de gestión generado en la época de Agapito y que no ha sabido solucionar la Fundación 2032".

Este grupo municipal se defiende también ante la situación de deterioro del campo: "No hemos estado de brazos cruzados (...). Ante la imposibilidad del Ayuntamiento, dada la situación de las arcas municipales, ZEC trasladó al Real Zaragoza la idea de que el propio club sufragase parte de la reforma, como ha sucedido con otros equipos españoles en situaciones recientes como la Real Sociedad de San Sebastián o el Athletic Club de Bilbao" (estos, no obstante, sí han contado con otras millonarias ayudas públicas e institucionales).

Dos opciones para la solución

Según Zaragoza en Común, para llevar a cabo la reforma de La Romareda, solo quedan dos opciones: "Implicar a otros agentes para que aporten financiación al proyecto (Gobierno de Aragón, DPZ, Federación Española de Fútbol, etc.) o conseguir un inversor privado que, a cambio de la parcela de terciario anexa al estadio, llevase a cabo la remodelación". El partido político del gobierno municipal asegura que los intentos en uno y otro sentido han resultado infructuosos.

Aunque la Fundación Zaragoza 2032 recordaba en su artículo que un "solvente grupo hospitalario" sí mostró interés por involucrarse en la reforma, el partido político asegura que "la cifra máxima que la propia sociedad (Quirón Salud) estaba dispuesta a aportar para adquirir el inmueble era muy inferior a la cuantía necesaria para llevar a cabo la reforma integral", cifrada entre 35 y 40 millones de euros.

ZEC concluye reiterando que una "solución realista a La Romareda" pasa por "la implicación de más agentes, aparte del Ayuntamiento, y el primero el Real Zaragoza". Sí reconoce que "es evidente que en unos momentos en los que el Real Zaragoza está luchando por no desaparecer, en palabras de sus propietarios, es difícil que el club pueda aportar financiación", por lo que reitera que la solución queda a expensas de la búsqueda de un patrocinio comercial que adelante la financiación.

Etiquetas
Comentarios