Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

La mente: una nueva herramienta de trabajo en el deporte

La psicología ha experimentado un importante auge en los últimos años entre los deportistas, tanto a nivel individual como de equipo.

Patricia Ramírez posa para HERALDO en octubre de 2016.
Patricia Ramírez posa para HERALDO en octubre de 2016.
Raquel Labodía

Agosto es sinónimo de entrenamiento. Esfuerzo, sacrificio y exigentes sesiones de trabajo permiten al deportista poner a punto su cuerpo de cara al inicio de la nueva temporada. Pero, como la vida, el deporte evoluciona. Fruto de ese desarrollo, cada vez son más los profesionales que dedican una parte importante de su preparación a la mente. El factor psicológico, cada día más presente en el panorama deportivo, juega desde hace varios años un papel diferencial. Y, por lo tanto, al margen de las series de velocidad, el trabajo táctico y las duras jornadas de gimnasio, cada vez son más los expertos que consideran clave el incluir este aspecto dentro de la planificación de cualquier deportista.

"Si analizas qué parte del éxito de cualquier jugador depende de la cabeza, todos ellos te dirán que es un porcentaje muy alto. En una disciplina individual te dirán que un 80 o 90%, y en un deporte de equipo igual un 50 o 60%. La concentración, el pensamiento positivo, el trabajar tu lado competitivo se puede entrenar, por lo que dispones de una herramienta más para poder competir", explica la aragonesa Patricia Ramírez, con experiencia en el mundo del alto rendimiento después de haber trabajado con varios equipos de élite como el Real Betis, Mallorca o más recientemente con el Deportivo de Pepe Mel, con quien en las últimas semanas ha realizado diferentes sesiones.

Recién inaugurada la competición de fútbol en Primera, Segunda y Segunda División B, Ramírez establece diferencias entre cómo preparar el apartado psicológico en dos fases tan distintas como la pretemporada y el curso regular. "En pretemporada tienes que hacer una labor muy profunda con el código de respeto y valores que va a haber entre los jugadores. Además, hay que hacer una tarea de conocimiento del compañero: ¿está casado?, ¿tiene hijos?, ¿qué tipo de comida le gusta...? En definitiva, información personal. Cuantos más lazos emocionales tienes, más fácil será que te esfuerces por esa persona durante el año", asegura, antes de puntualizar que "durante la temporada nos centramos más en los objetivos individuales y colectivos de cada jugador: qué quiere conseguir y cómo lo vamos a hacer", asevera Ramírez, que, a pesar de ser uno de los rostros más conocidos a nivel nacional, no se considera una "pionera" en este campo.

"Antes de mí había mucha gente. La psicología a nivel universitario es algo que todavía es joven en España, pero antes de mí había gente como Chema Buceta, Pep Marí, David Llopis... Yo me incorporé a un cuerpo técnico, conviviendo y viajando con los futbolistas. Además, coincide que soy mujer y que estuve en un equipo como el Real Betis... se juntaron multitud de variables que le dieron más visibilidad", indica la escritora de libros como 'Cuenta contigo', 'Así lideras, así compites' o 'Entrénate para la vida', entre otros.

Un deseo para el futuro

A pesar de ser una disciplina que cada temporada cuenta con un mayor número de adeptos, la figura del psicólogo todavía no está instalada dentro de los diferentes cuerpos técnicos. "Está asentado el reconocimiento de que es una figura importante. Lo que yo creo que todavía no hay es presupuesto para tener un psicólogo de manera permanente. Tal vez un equipo de Primera o Segunda se lo puede permitir, pero a partir de ahí los salarios son más bajos. Si un club duda entre incorporar un readaptador físico o un psicólogo, todos se terminan decantando por las otras figuras. Y es normal. Ojalá llegue un momento en que esta labor sea permanente dentro de un cuerpo técnico", concluye Patricia Ramírez, que lanza una última recomendación: "De cara al primer partido de liga conviene explicar a los jugadores qué es la triada psicológica, compuesta por pensamientos, emociones y conductas. El deportista tiene que saber que su forma de pensar es su forma de sentir, y su forma de sentir es su forma de actuar. Para sentirnos seguros y ser competitivos, todo pasa por tener pensamientos positivos", abrocha.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión