Deportes
Suscríbete por 1€

El último desafío

España aspira a hacer historia: finalizar el año liderando al mismo tiempo las clasificaciones de la ATP y la WTA.

Nadal celebra su triunfo ante Gasquet en su estreno en Cincinnati. Muguruza, nada más conquistar Cincinnati frente a Halep.
El último desafío
MATTHEW STOCKMAN/afp

España está ante una oportunidad única: tener a dos tenistas como números uno del mundo en sus respectivas clasificaciones al final de la temporada. Rafa Nadal y Garbiñe Muguruza pueden liderar la clasificación WTA y ATP cuando concluya el año, aunque no será una tarea fácil. En estos momentos, Nadal domina el ranquin ATP con 495 puntos de ventaja sobre Andy Murray, y con 500 sobre Roger Federer. Por su parte, Muguruza se encuentra en la tercera posición de la clasificación WTA con 5.860 puntos, mientras que Karolina Pliskova, que lidera la lista, tiene 6.390, y Simona Halep, segunda, cuenta con 6.385. Además, en la carrera a la Copa de Maestros de Londres, Nadal también es primero, aunque su ventaja sobre Federer es de 220 puntos. Por su parte, Muguruza también domina la carrera a Singapur, con 53 puntos de ventaja sobre la rumana Simona Halep.

Ni Nadal, ni Muguruza, ni sus más inmediatos perseguidores disputarán torneos esta semana, por lo que todo queda abierto para el próximo Open de Estados Unidos, que comienza el día 28 de este mes. Tras el torneo neoyorquino, se puede dar una situación excepcional y única: que un tenista español y una española dominen las clasificaciones mundiales. Nunca ha pasado en la historia, ya que sólo Arantxa Sánchez Vicario ha dominado la WTA y nunca lo hizo en consonancia con los chicos. La barcelonesa lideró la lista en tres periodos en 1995, pero no coincidió con ninguno de los tres número uno españoles, Carlos Moyá (1999), Juan Carlos Ferrero (2003) y Rafa Nadal (2008, 2009, 2010, 2011, 2013 y 2014).

Ahora, Nadal y Muguruza tienen la oportunidad de llegar como las mejores raquetas del mundo a la cita final de la temporada, y repetir una situación que no ocurre desde hace 19 años. En 1998, los jugadores estadounidenses Lindsay Davenport y Andre Agassi terminaron el año en lo más alto de sus respectivas clasificaciones, con lo que se convirtieron en la primera pareja de la misma nacionalidad que lo conseguía desde que, en 1984, los también estadounidenses Martina Navratilova y John McEnroe lo lograron.

Mientras que Nadal ya ha liderado la clasificación de la ATP en cuatro ocasiones, para un total de 142 semanas al frente de la lista mundial, Muguruza aún no sabe lo que es escalar al primer puesto de la WTA: tiene como mejor registro el número dos, al que ascendió tras conquistar Roland Garros en 2016.

Lesiones olvidadas

Nadal recuperó ayer el primer puesto de la clasificación mundial, un privilegiado lugar que le era esquivo desde la semana del 6 de julio de 2014. Tres años y 45 días después de la última vez, el balear abre su cuarta etapa al frente del ranquin de la ATP. Fue en 2008 cuando el mallorquín ocupó por primera vez el primer puesto. Tenía 22 años. Ahora tiene 31. "Recuperar el número uno nueve años después de haberlo alcanzado por primera vez no tiene precedentes. Rafa ha ido sembrando récords en una carrera extraordinaria y este es impresionante. Demuestra su increíble dedicación y longevidad", destacó el presidente de la ATP, Chris Kermode.

El propio jugador se mostró orgulloso de su progresión, más aún tras una etapa marcada por las repetidas lesiones. "Después de todo lo que he pasado en estos últimos dos años, es algo increíble. Se trata de un logro indescriptible", afirmó el balear, que también ostenta el primer puesto de la Carrera a Londres gracias a su décimo triunfo en Roland Garros y a sus victorias en Montecarlo, Barcelona y Madrid. En 2017 disputó también otras tres finales (Abierto de Australia, Abierto de México y Masters 1.000 de Miami).

"Todo lo que me ha sucedido esta semana ha sido muy positivo", explicó, por su parte, Garbiñe Muguruza tras conquistar Cincinnati. "He realizado un gran tenis, que he mejorado día a día, y ahora siento que puedo competir en cualquier superficie. Estoy creciendo y cada vez tengo más confianza en mi juego", añadió la española. Ahora, persigue el número uno de la clasificación mundial.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión