Deportes

Isabel Macías, la nueva 'IronMum'

La atleta aragonesa continúa con su entrenamiento en su sexto mes de embarazo, aunque con una exigencia mucho menor.

Isabel Macías, la nueva 'IronMum'

Acostumbrada a sufrir sobre una pista de atletismo, Isabel Macías está inmersa en su carrera más importante. La atleta aragonesa, olímpica en los Juegos de Londres 2012, afronta cargada de ilusión el último tercio de su embarazo. Tras seis meses de "constante evolución", la zaragozana espera dar a luz a su primer hijo el próximo mes de noviembre. Un periodo en el que, a pesar de su avanzado estado de gestación, no ha dejado de lado su gran pasión, el deporte en general y el atletismo en particular. Una disciplina que le ha encumbrado como una de las grandes deportistas en la Comunidad.

"Físicamente el cambio es enorme. Yo este año estaba muy delgada, tenía uno de los índices de masa corporal más bajos de mi vida, y ahora ya tengo una ganancia de 10 kilos. Para otras personas puede ser muchísimo, pero yo todavía estoy en un peso saludable. Además, visualmente, yo nunca me había visto con barriga. Sin embargo, creo que es la primera vez en mi vida desde que tengo uso de razón que estoy relajada, más tranquila. Tengo muchas ganas de volver a competir, pero ahora vivo con mucha paciencia, sin prisa, disfrutando del momento", explica con una sonrisa.

El pasado mes de junio, Isabel Macías hizo público a través de un divertido vídeo junto a su pareja, el también atleta Luis Alberto Marco, la gran noticia. Desde entonces, la aragonesa ha compaginado la práctica deportiva con su embarazo. Una actividad física que, a pesar de haber reducido considerablemente su volumen de trabajo, le permite mantenerse activa. "Hasta la octava semana trabajaba con normalidad. A partir de ahí fui progresivamente dejando de hacer series, hasta ahora. Y hace dos semanas, coincidiendo con el Campeonato de España absoluto, fue la última vez que hice carrera con impacto", explica la subcampeona de Europa de 1.500 en pista cubierta (2013).

Antes del embarazo, Isabel Macías completaba alrededor de 10 sesiones de trabajo semanales. Un número que actualmente ha disminuido hasta prácticamente los tres entrenamientos por semana. El estado en el que se encuentra o el cansancio acumulado son los dos factores principales que justifican este descenso. "No corro pero me voy adaptando: hago elíptica, natación... hay muchas alternativas. Lo que no dejo de hacer son pesas. Necesito tono muscular para la nueva carga a la que no estoy acostumbrada. La idea es mantener dos días de trabajo de fuerza, porque es lo que mejor me sienta, y uno de aeróbico", relata.

Deportista prácticamente desde la cuna, la zaragozana tiene claro que el embarazo y el deporte son completamente compatibles. “Cada vez se recomienda más. Lo que no puede ser es que tú seas sedentaria y ahora ponerte a entrenar como una profesional. Lo que debes hacer es adaptarte a tu nuevo estado, pero no dejar de ser tú”, indica.

Vuelta a las pistas

Macías, que este viernes cumple 33 años, vive ahora una etapa "diferente", consciente de que pasarán varios meses hasta que pueda volver a competir. “Este deporte es mi vida. Ya me había tocado estar lejos de las pistas en otras ocasiones por las lesiones, y entonces me notaba depresiva o lo pasaba mal. Ahora es todo lo contrario. Me encuentro con muchas ganas: de demostrar que me he recuperado de la lesión y de que nazca el bebé”, concluye. Una criatura que, aunque “le tocará pasar muchas horas en la pista, practicará el deporte que quiera”.

Etiquetas
Comentarios