Despliega el menú
Deportes

Purito: "Mis triunfos no hubieran sido posibles sin Ángel a mi lado"

El excorredor catalán, uno de los más laureados de la última década, subraya la importancia de Vicioso en el Katusha.

La fuerza del grupo. El rendimiento del colectivo por encima de las individualidades. Fueron las máximas que aplicó siempre Ángel Vicioso en sus 19 años como ciclista profesional. Siempre pensó antes en el equipo que en sí mismo. Una generosidad que enseguida le reportó el cariño y la admiración de todos sus compañeros. Especialmente de Joaquim ‘Purito’ Rodríguez, uno de los ciclistas más prestigiosos del panorama internacional en la última década. Se hicieron amigos íntimos –"somos casi hermanos", subrayó el aragonés–, y ayer de nuevo estuvieron juntos "en un día muy especial".

"Ángel es uno de los mejores gregarios que ha dado el ciclismo nacional. A mí, personalmente, es quien más seguridad me ha dado siempre", confesó Purito, quien dijo estar "muy orgulloso" de haber podido competir en el mismo equipo durante los últimos siete años. "Los éxitos del Katusha llegan, sin duda, gracias a corredores como él. Mis triunfos no hubieran sido posibles sin Ángel a mi lado", añadió el ciclista catalán, cuya hoja de servicios resulta sobrecogedora: 14 victorias de etapa en grandes vueltas, al margen del segundo puesto conquistado en la general del Giro de Italia, en 2012, y del subcampeonato logrado en la Vuelta a España, en la edición de 2015. También accedió al podio, como tercer clasificado, en la Vuelta de 2012 y en el Tour de Francia de 2013.

"Hay que felicitar a Ángel por su trayectoria, por todo lo que ha conseguido –insistió Purito–. Su compañerismo es admirable. Renunció a muchas victorias personales por ayudarme mí, y eso define el tipo de persona que es". Un elogio que conllevó la inmediata respuesta del aragonés: "Para mí, las victorias de Joaquim suponían siempre una gran alegría. Era como si las hubiera ganado yo", explicó Ángel, que se incorporó al Katusha en 2012.

En ese sentido, ambos recordaron ayer cuándo comenzó a gestarse el fichaje de Vicioso por la escuadra suiza. Fue en las entrañas del pelotón del Giro de Italia de 2011, en las cercanías de Pisa, y en plena carrera. "Yo buscaba a un corredor de confianza, y Ángel era la persona ideal. No lo queríamos para ganar carreras, a pesar de que era un ciclista con capacidad para ganarlas, sino para trabajar en equipo. Le hice la oferta durante una etapa del Giro", rememoró Purito.

El catalán, que se retiró del ciclismo profesional en la anterior temporada, conoce las sensaciones que azotarán en los próximos meses al corredor aragonés. "La decisión que ha tomado Ángel no resulta nada fácil. Nunca lo es. Yo he pasado recientemente por eso. Todo lo que se va a encontrar es nuevo, como empezar de cero. Sin embargo, el ciclismo se puede disfrutar de muchas maneras, no sólo como profesional. Yademás, dispondrá de más tiempo para estar con su familia", añadió Purito.

Ángel Edo, excorredor profesional y actual mánager de Vicioso, también asistió a la despedida. "En 1993, en Alhama de Aragón, Ángel nos hizo una visita al equipo Kelme. Él tenía por entonces 16 años. A partir de ahí, toda la plantilla estuvo pendiente de ese chico, que además no hacía más que obtener victorias en las categorías inferiores", relató Edo. "Al margen de su palmarés, de lograr grandes triunfos en el circuito profesional, Ángel también ha sabido reciclarse: de ser un ganador pasó a trabajar para Purito, uno de los ciclistas más grandes de este país, y lo hizo con una actitud admirable", sostuvo su mánager.

Aunque todavía le quedan algunos kilómetros por recorrer –se retirará en octubre–, Vicioso inaugura hoy mismo, en el Principado de Andorra, una clínica podológica con la empresa aragonesa Podoactiva, en lo que será uno de sus proyectos de futuro.

Etiquetas
Comentarios