Deportes

Ángel Vicioso se despide del ciclismo profesional

El corredor de Alhama de Aragón, de 40 años, pondrá el broche a final de temporada a una extensa y brillante carrera deportiva

Ángel Vicioso, en el Principado de Andorra donde reside.
Ángel Vicioso, en el Principado de Andorra donde reside.
Heraldo

“La decisión de mi retirada la tengo yo. Me encuentro bien físicamente, pero surgen dudas: mi mente me tira para atrás, pero por estar con mi familia”, asegura el ciclista Ángel Vicioso. El corredor de Alhama de Aragón vive su 19ª temporada en el pelotón profesional, con el ímpetu que le ha acompañado desde el primer día que se montó en una bicicleta. Pero ha llegado el momento de dar la última pedalada. El aragonés anunciará el próximo lunes, día 31, que guarda el maillot para iniciar una nueva vida fuera del deporte que le ha reportado tantas alegrías y, también algunos sinsabores en forma de caídas.

Será el momento de repasar una brillante trayectoria unido a una pasión que comenzó a disfrutar desde pequeño, junto a su padre. De evocar su primera carrera en Alcorisa, con 12 años. De sonreír con su primer campeonato, el de Aragón, que ganó en su pueblo. En 1999 fichó por el Kelme Costa Blanca (hasta 2002), para empezar a escribir una bonita historia ciclista, que se ha desarrollado en ONCE (2003), Liberty Seguros (2004 y 2005), Astana (2006), Relax (2007), LA-MSS (2008), Andalucía Caja Sur (2009 y 2010), Androni Giocattoli (2011), Katusha-Alpecin (2002-2017)...

El internacional ha celebrado con todas las formaciones éxitos. Con un tercer puesto en el Gran Premio Miguel Indurain, el 1 de abril de 2000, empezó a dar forma a un palmarés en el que ha disputado 17 grandes vueltas (Vuelta a España, Tour de Francia y Giro de Italia), 25 clásicas y celebrado 20 victorias como profesional, además de sumar podios en distintas carreras. 1.046 días de competición figuran en su currículum.

Vicioso tocó el cielo un 9 de mayo de 2011 en el Giro de Italia, cuando ganó la segunda etapa (Reggio Emilia-Rapallo, de 173 kilómetros). Un mayúsculo éxito que se vio empañado por la muerte de un compañero, el belga Wouter Weylandt. El ciclista ‘vengaba’ aquel triunfo de 2000 que los jueces le quitaron por un supuesto cambio de trayectoria.

El aragonés ha soportado en sus carnes la cruz de las lesiones. Pero el último susto lo tuvo el pasado 16 de julio, cuando fue atropellado por un coche junto al triatleta valenciano Jesús Gomar García, cuando se encontraban entrenando en el término municipal de Xeraco, al sur de la provincia de Valencia.

Ángel Vicioso reside en el Principado de Andorra desde hace unos años, donde se va a poner al frente de la clínica que la empresa oscense Podoactiva tiene previsto abrir en este pequeño estado el 1 de agosto.

Etiquetas
Comentarios