Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

Sube la exigencia

El equipo de Natxo González inicia hoy (20.30/ATV) una secuencia de dos partidos por semana antes del inicio de la competición. Logroñés y Mirandés son los dos primeros amistosos oficiales.

Javi Ros y Jorge Pombo, ante la mirada de Aleix Febas, pugnan por un balón durante el entrenamiento matinal del lunes en la Ciudad Deportiva.
Javi Ros y Jorge Pombo, ante la mirada de Aleix Febas, pugnan por un balón durante el entrenamiento matinal del lunes en la Ciudad Deportiva.
Raquel Labodía

Despacio, tratando de afianzar con seguridad cada uno de sus pasos, Natxo González continúa acumulando trabajo en las piernas de sus futbolistas. A punto de alcanzar el ecuador de la tercera semana con el nuevo entrenador, el Real Zaragoza experimenta en este punto de la pretemporada un ligero aumento en la exigencia de su preparación. No tanto por los rivales, y sí más por el volumen de encuentros. Tras los dos primeros partidos de entrenamiento, ante el Boltaña (0-13) y el Deportivo Aragón (5-0), el conjunto aragonés afronta ahora los que serán sus dos primeros test oficiales de la pretemporada. A partir de aquí, y hasta que arranque la competición el fin de semana del 19 y 20 de agosto, el equipo de Natxo González disputará cada miércoles/sábado un nuevo encuentro, con el objetivo de llegar en un óptimo estado de forma al primer compromiso de la temporada 2017-2018 ante el Tenerife.

El estadio de Las Gaunas acoge esta tarde (20.30/ATV) la primera de las seis paradas amistosas que efectuará el Real Zaragoza en las próximas tres semanas. Allí, en uno de los campos históricos del panorama nacional, es donde disputará la Unión Deportiva Logroñés, censada en el grupo 2 de Segunda B, sus encuentros como local. El conjunto riojano vio la luz en 2009, ocupando la plaza conseguida por el Varea para la división de bronce del fútbol español. Hasta ahora, la campaña 2014-2015 es la más exitosa en el breve historial de la entidad, cuando llegó a disputar un ‘play off’ por el ascenso a Segunda.

El equipo actualmente dirigido por Sergio Rodríguez disputa su segundo partido de pretemporada, después de caer el pasado sábado ante el Deportivo Alavés (1-0). Hasta la fecha, la UD Logroñes ha cerrado tres contrataciones. A las incorporaciones de Antonio Asencio ‘Ñoño’ y Germán Sanz, se ha sumado en las últimas horas la de un excanterano aragonés, el defensa Ramiro Mayor. Criado en la Ciudad Deportiva e internacional en las categorías inferiores de la selección española, Mayor era uno de los futbolistas con mayor proyección en el Real Zaragoza. Sin embargo, en 2012 terminó abandonando el club rumbo al Villarreal B. Ahora, a sus 26 años, el central probará suerte en la capital riojana. Además, la UD Logroñes cuenta en sus filas con Miguel Martínez, guardameta que debutó en 2002 con Paco Flores en el banquillo aragonés.

El sábado, contra el Mirandés

La segunda prueba llegará el próximo sábado en Miranda, ante el Mirandés de Pablo Alfaro (19.30). El cuadro burgalés, recién descendido a Segunda B la pasada temporada, será el siguiente en poner a prueba al equipo de Natxo González. Un Real Zaragoza que, ante el filial del Villarreal, Levante, Nástic de Tarragona y Eibar, continuará, poco a poco, subiendo la exigencia de su preparación.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión