Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

Broche de oro al Gran Trail Aneto

El Gran Trail Aneto Posets cierra otra exitosa edición con la disputa de las carreras más populares y asequibles.

Dos de los participantes en la espectacular prueba oscense.
Dos de los participantes en la espectacular prueba oscense.
Monchu Díaz

Empieza a ser habitual. El pasado año hubo una petición formal de mano y, en esta ocasión, también. Otra historia más que sumar al Gran Trail Aneto Posets. La jornada dominical se vivió de forma especial. Fue el día de las carreras más populares, runners de la Vuelta al Pico Cerler y de la Vuelta al Molino Cerler se juntaban en meta con los titanes del Gran Trail. Da igual la distancia. Otra vez entradas con los hijos, con familiares, entre amigos, lágrimas de emoción…

Impresionantes los aplausos para últimos participantes que entraron en meta de la gran carrera de los 105 kilómetros que estuvieron más de 33 horas danzando por el valle de Benasque. Y tras cruzar la meta un denominador común: la satisfacción por acabar sin atisbo de sufrimiento en el rostro. Ya habrá ocasión para ello cuando bajen las endorfinas. David Jiménez, de Peña Guara, empleó 34 horas en firmar el trazado. "Merece la pena el sufrimiento. Hay momentos muy buenos: la salida del viernes por la noche es espectacular, el paso por Salenques…", dijo tras cruzar la meta sin disimular este vecino de Yéqueda (Huesca) el sueño que tenía producto del esfuerzo. "Sobre las 3.00 me dormía de pie", recordó. Físicamente, las principales molestias eran unas ampollas en los pies.

La zaragozana Susana Gracia empleó poco menos de 37 horas en hacer el Gran Trail. "Esto es una competición contra uno mismo", explicó en meta al lado de su madre, Ana, voluntaria en la zona de Estós y que la acompañó durante un trecho. Esa lucha contra ella misma, valoró, como lo mejor de la carrera. En contraposición, la soledad de la noche. La segunda se le hizo muy dura. Una vez superado el Trail, eso sí, tocaba "una cerveza y descansar", advirtió.

Los corredores escoba

Espectaculares en todas estas carreras del Trail Aneto han sido, una vez más, los corredores escoba de cada una de las distancias. En la del Gran Trail actuaron por relevos y siempre adaptándose a las necesidades de los runners. Actuaron como acompañantes y como psicólogos. Siempre dando ánimos, aconsejando la mejor forma de correr, convenciendo de que había que llegar al siguiente control de paso y, por supuesto, a la meta en la avenida de los Tilos.

Los últimos ‘escobas’ acompañaron a un grupo de Ripoll (Gerona), del gimnasio Dúo Fitness. A Benasque se desplazaron 15 socios y familiares. Todos uniformados, muy coloristas… y muy amigos. Pedro Muñoz puso voz al conjunto tras su llegada a meta entre los aplausos de los aficionados: "Ha sido muy emocionante". Su presencia en el Gran Trail ha sido fruto de la evolución y la testosterona. Hace dos años corrieron el Maratón de las Tucas, en la pasada edición la Vuelta al Aneto y para esta ocasión, mientras tomaban una cerveza una tarde alguien soltó aquello de "a que no hay… para correr el Gran Trail", recuerda Pedro Muñoz.

En las carreras de ayer, también hubo sabor aragonés. La zaragozana Begoña Mota ganó con un tiempo de 2:47:47. Desde los 9 años se dedica al atletismo y tiene una amplia experiencia en las competiciones de campo a través. Encantada con el recorrido, el tiempo empleado en los 25 kilómetros de la prueba se ajustó a lo que esperaba. Ahora, ya tiene en mente que la próxima cita en el Trail Aneto será para disputar el Maratón de las Tucas.

En la Vuelta al Molino, el montisonense Jorge Salas fue el más rápido. Con un entrenador como Eliseo Martín se mostró más que satisfecho con el tiempo empleado en recorrer los 12,5 kilómetros de la prueba. "La salida y hasta Linsoles ha sido un poco complicada. Luego he visto mi terreno propicio, cuando ha llegado la primera subida y he tirado muy fuerte para escaparme", dijo en meta donde le esperaba su chica y el resto de su familia.

450 voluntarios

Si en algo han coincidido todos los participantes del Trail Aneto ha sido en poner un 10 a la organización y a los parajes por donde discurren las cinco carreras. Para ello, el papel de los voluntarios -unos 450- ha sido fundamental, siempre solícitos ante cualquier petición de los corredores. Manolo Bara, director del Trail Aneto, explicó así el porqué de este trato de los voluntarios: "Son montañeros y son deportistas".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión