Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

El Huesca regresa al césped con los 50 puntos muy presentes

La plantilla completó su primera sesión con Rubi. El club aboga por ser prudentes y mantiene la permanencia como objetivo, pese al grato recuerdo del pasado curso.

La plantilla atiende ayer en el IES Pirámide las indicaciones de Manel González (con gorra), uno de los ayudantes de Rubi.
El Huesca regresa al césped con los 50 puntos muy presentes
Rafael Gobantes

"La temporada pasada fue muy bonita, pero ya es historia", fue la tajante frase que pronunció ayer Emilio Vega, y con la que quiso transmitir que el Huesca vive ya el día 1 de su nuevo proyecto, y por ello, únicamente hay que centrarse en el presente. Un nuevo curso que arrancó a primera hora de la mañana con los reconocimientos médicos y hasta seis caras nuevas –además de varios jugadores del filial–, en la tradicional foto en la puerta de la clínica donde se llevaron a cabo las primeras analíticas.

Allí mismo fue Juanjo Camacho, como capitán del equipo, el encargado de transmitir las primeras impresiones del vestuario, e hizo suyo el mismo discurso de Emilio Vega, el de que hay que empezar de cero y no se puede mirar más allá de esa meta volante en el horizonte que representan los 50 puntos. "Nos equivocaríamos si pensáramos en otra cosa. Tenemos que seguir siendo un club humilde, y el límite salarial, menor que en muchos otros equipos, está allí para recordárnoslo. Hay que ir pasito a pasito. Empezamos hoy, y mañana será otro día, con la única meta de preparar el inicio de la competición", valoró el más veterano de los jugadores azulgranas.

Pese a compartir esa prudencia con todos los estamentos del club, el capitán no negó que contempla con ilusión el equipo que se ha preparado para el próximo curso. "La verdad es que el Huesca viene trabajando muy bien en los últimos años. Todos los veranos conseguimos que se acoplen muy bien los fichajes. Y ese es nuestro cometido ahora, lograr transmitir a los nuevos la emoción con la que vivimos la pasada temporada, pero siempre con retos e ilusiones renovadas", consideró Camacho. "Ahora mismo solo pensamos en entrenar rápido y coger las ideas del míster", añadió. La primera ocasión para ello fue por la tarde, en el campo del IES Pirámide, donde un circuito con diferentes ejercicios esperaba a la plantilla, además de un nutrido grupo de jóvenes aficionados dispuestos a conocer a los nuevos fichajes.

Antes, hubo casi dos horas para los recibimiento en el vestuario de El Alcoraz. El presidente, Agustín Lasaosa, y el director deportivo, Emilio Vega, fueron los encargados de presentar la institución a los últimos en llegar, hablando de un "club humilde y familiar pero que va a seguir luchando con ambición". Después tocó el primer contacto con el renovado cuerpo técnico y los componentes del cuadro médico, además de repartir los nuevos uniformes: verdes para los futbolistas de campo, rojos para los porteros, azules para los técnicos y amarillos fosforito para fisioterapeutas y utilleros. El equipo continuará con la preparación hoy en doble sesión. La primera a las 9.30 en el campo del IFPE Montearagón y la segunda a las 18.30 nuevamente en el IES Pirámide.

Pendientes de hasta 3 llegadas

Si Camacho fue el encargado de poner voz al vestuario por la mañana, por la tarde, Emilio Vega hizo lo propio con la directiva, durante la presentación de Rulo. Así, el director deportivo quiso dejar muy claro que aunque la ilusión que se generó el curso anterior es muy positiva, "hay que ser muy conscientes de la dificultad de la categoría, y más este año, en el que hay equipos muy potentes, entre los que bajan y los que ya están pero tienen capacidad de despertar".

Anunció también que quedan dos o tres posiciones por reforzar, aunque no será a corto plazo. Lo contrario de la llegada del portero Álex Remiro, que espera "en un par de días".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión