Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

El Stadium Casablanca, vía para el acceso a la élite

El club pide plaza en Primera y quiere saltar a la Liga Asobal en dos años.

Esta es la plantilla y el cuerpo técnico del Stadium Casablanca en el actual curso.
El Stadium Casablanca, vía para el acceso a la élite
Heraldo

Un año después de la extinción del BM Aragón de la Liga Asobal, el Stadium Casablanca abre la puerta a la esperanza del regreso de Zaragoza a la élite del balonmano español. El club verderol ya ha comunicado a la Federación Aragonesa de Balonmano su intención de solicitar una plaza en Primera Nacional, categoría que significaría un trampolín para intentar brincar a la Liga Asobal en el plazo de dos años, en 2019. El Stadium Casablanca persigue regresar a la máxima categoría justo dos décadas después del recordado ascenso de 1999, entonces con Mármoles Garbel como patrocinador.

Zaragoza ha sido tradicionalmente una plaza de solera en el balonmano español. Cuna de jugadores internacionales, abrazó la élite primero con el Ademar en los 60, y después con el CN Helios en el último lustro de los 70 y el arranque de los 80. Casi 20 años después de la desaparición de Helios de la División de Honor, apareció en lo más alto el Stadium Casablanca en 1999, entonces patrocinado por Mármoles Garbel. Este club permaneció dos años en la Liga Asobal, con Carlos García como presidente. Después, la familia García cedió de forma gratuita la plaza al Rótulos Plasneón, que entonces integraban los exjugadores del Helios. Este club sería el germen del CAI Aragón, entidad que durante una década se codeó con los mejores clubes de la Liga Asobal e incluso llegó a disputar una final europea en 2007 ante el Magdeburgo.

Desaparecido el BM Aragón, la presencia zaragozana en categoría estatal quedó reducida a dos canteras de tronío, Dominicos y Maristas, que han representado con muchísima dignidad e incluso brillantez al balonmano zaragozano. Los jugadores de la base del antiguo BM Aragón pasaron a una entidad de nueva creación, el BM Almogávares, coordinado por un icono del balonmano en nuestra tierra, Amadeo Sorli. En la capital aragonesa hay censadas más canteras de prestigio, como Corazonistas o el emergente BM Colores. La intención del Stadium Casablanca, además de continuar formando en la base, va más allá. La palabra Asobal no solo no asusta, sino que estimula a un club que seguirá trabajando con Manolo Giménez como presidente y el exguardameta de Asobal Pepe Sirvent. Además, se aprecia la mano de un estudioso de este deporte, Míchel Martín, exentrenador del BM Aragón en Asobal. Valores muy estables en el balonmano aragonés, como el guardameta Jorge Olano o el lanzador Miguel Clavería, además de la cátedra de Pablo Giménez, que continúa jugando a los 46 años tras una década en Asobal, proclaman que la apuesta va muy en serio.

Detrás hay un club polideportivo sólido; una pista, el pabellón Eduardo Lastrada, que reúne todos los requisitos y en la que también juega sus partidos el Mann Filter de la Primera División Femenina de baloncesto; y una cantera numerosa (seis equipos, un centenar de jugadores) y bien trabajada. Y, por encima de todo, el deseo de crecer, de devolver a Zaragoza a la categoría que nunca debió abandonar: la Liga Asobal.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión