Deportes

El Madrid gana la Champions del fútbol base

El conjunto blanco se impone con autoridad a la Real Sociedad en la final del Torneo Cesaraugusta.

Un momento del encuentro entre el Real Zaragoza y el Real Madrid, uno de los mejores del torneo.
Maite Santonja / biqúbica

Sin base no hay élite. El Real Madrid puja por la Champions League, pero no descuida la base. Ayer lo demostró con la conquista del oficioso Campeonato de España cadete, el Torneo Cesaragusta, tras vencer en la final a la Real Sociedad (4-0). Ya hace un tiempo que el Torneo Cesaragusta adquirió por derecho la condición de gran referente del fútbol de formación nacional. Apostó hace tres décadas Tomás Martín por reunir en Semana Santa en el Stadium Casablanca a los mejores equipos nacionales cadetes, una edad, los 15 años, en la que ya se aprecia si un futbolista puede cuajar. La continua variación de los formatos del Campeonato de España Cadete (torneo de clubes, de selecciones, ahora la llamada Copa Coca-Cola) han elevado el prestigio de esta competición. El hecho de que el Real Madrid ya coleccione once de las 31 ediciones plasma con fidelidad el potencial y el carácter selecto del Torneo Cesaragusta.

La edición que se clausuró ayer no significó ninguna excepción. El Madrid acudió con lo más granado que acuna en Valdebebas y se adjudicó el título, barriendo en la final a la Real Sociedad, club que mima la cantera. Los donostiarras no pudieron contrarrestar al Madrid, pero sobre el campo Gregorio Usábel evidenciaron poseer talentos a subrayar, nombres que anotar en la libreta, pues muy pronto los veremos en Anoeta. El más refulgente, Ánder Barrenetxea, declarado mejor jugador del torneo. En el conjunto campeón, elegir al mejor resultaría arduo. Hay tantos y tan excelentes peloteros en la cantera blanca... Entre ellos, Pablo Rodríguez, máximo goleador de la competición, con cuatro goles en tres partidos.

El fútbol aragonés no salió mal parado de este exigente torneo. El Stadium Casablanca finalizó en cuarta posición tras caer en la tanda de penaltis de la final de consolación ante el Celta de Vigo (2-2 en el tiempo reglamentario). Que el Stadium Casablanca, tercer clasificado de la División de Honor aragonesa, venciera con anterioridad al Deportivo de La Coruña, denota que algo se está haciendo bien en Aragón. Además del Real Zaragoza, el Huesca, el Montecarlo y el API le han ganado esta temporada al Stadium Casablanca. Reitero: algo se está haciendo bien en el fútbol de formación aragonés.

El Real Zaragoza fue sexto, último clasificado. Último, pero no el peor. Al conjunto que gestiona Miki Álvarez se le escapó la victoria en el último suspiro de la jornada inaugural ante el Celta de Vigo (1-1). En un torneo tan corto, se lo jugaba todo en el segundo partido, con el Real Madrid. Tuvo un penalti para ponerse por delante. Luego, en la segunda mitad, el Madrid fue mejor (0-3). Cayó, pero desde luego, el equipo que más dificultades le presentó al campeón fue el Real Zaragoza. La sexta plaza no refleja ni su potencial real ni el fútbol desarrollado por los zaragocistas.

Magnífico escaparate

Si el Stadium Casablanca apostó por conglutinar lo mejor de España de la categoría cadete, otros clubes zaragozanos también acercaron hasta la capital aragonesa a clubes de distintas territoriales. La idea de celebrar torneos de fútbol como vehículo de comunicación de distintas ciudades (incluso países) lo parió en Aragón el Santa Isabel en la época de Tolosana como presidente. El Balsas de Ebro Viejo (ahora Balsas Picarral) recogió el testigo con José María López Lamata, y sigue organizando el Torneo Ibercaja Ciudad de Zaragoza, que durante la Semana Santa ha traído a orillas del Ebro a clubes de prestigio desde la categoría benjamín hasta la cadete. El San Gregorio Arrabal también se unió a la fiesta y organiza en estas fechas el Aragón Promesas desde la categoría prebenjamín a la infantil. La Unión La Jota-Vadorrey, club en crecimiento (mucho más ahora, con Míchel Berges como coordinador), también es la promotora del San Jorge Cup, torneo que ha apostado por las categorías benjamín y alevín. Todos suman en el crecimiento del fútbol base con esta magnífico escaparate en la Semana Santa.

Etiquetas
Comentarios