Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

La salvación pasa por casa

El Tecnyconta ha vencido como local a todos su rivales de la zona baja de la tabla.

El base Sergi García, en el centro, rodeado de un grupo de compañeros, ante la mirada del técnico Luis Guil, al fondo.
La salvación pasa por casa
Toni Galán

Históricamente el pabellón Príncipe Felipe ha sido siempre un territorio hostil para los rivales del Tecnyconta. Hace no muchos años, el feudo zaragozano veía cómo los todopoderosos Real Madrid y FC Barcelona sufrían más de la cuenta para poder salir victoriosos de la capital. Alguno, incluso, ni lo lograba. Este año, con la mira puesta en un objetivo muchísimo menos ambicioso del que había entonces, el cuadro aragonés se aferra al calor de su afición para poder mantenerse en la máxima categoría. Tal es así, que siete de las ocho victorias que registra actualmente el equipo de Luis Guil se han cimentado como local. Entre ellas, alguna de muchísimo valor como la conseguida ante la gran revelación de la temporada, el Iberostar Tenerife.

Este fin de semana el Tecnyconta afronta el primero de los tres últimos compromisos que le aguardan esta temporada como local. El Joventut aterrizará en Zaragoza para lidiar una intensa batalla por la salvación en un partido que el técnico Luis Guil ha catalogado en repetidas ocasiones como "final".

El cuadro catalán, que actualmente marcha con un triunfo más que los aragoneses, será el último de los equipos centrados en lograr la permanencia que visite Zaragoza. Con anterioridad lo hicieron el UCAM Murcia, el Obradoiro, el Real Betis y el Manresa. Y todos ellos, además de compartir plaza en el vagón de cola de la Liga Endesa, saldaron con el mismo pronóstico su visita este curso al Príncipe Felipe. Unas veces más amplia y otras más ajustada, las cuatro plantillas cargaron con una derrota en su equipaje de vuelta.

El primero de ellos fue un UCAM Murcia que, con diez triunfos, es el que más cerca está de certificar su continuidad entre los mejores. Los murcianos cayeron en la quinta jornada de campeonato (95-77), cuando la competición apenas había dado sus primeros pasos.

Tras ellos, en la decimoséptima fecha del torneo, el ICL Manresa llevo al límite al Tecnyconta Zaragoza. El colista de la competición forzó, incluso, una prórroga antes de doblar la rodilla en el Príncipe Felipe (87-77). Los catalanes ya ocupaban entonces una última posición que no solo todavía conservan, sino que parecen tener adjudicada desde hace ya varias semanas.

El Real Betis, con el recientemente destituido Zan Tabak, encajó la derrota más ajustada de este distinguido grupo de equipos. Los andaluces, que cayeron 102-99, tienen empatado el ‘basketaverage’ particular con el Tecnyconta, por lo que a igualdad de triunfos al final de temporada se atendería, si fuera necesario, al coeficiente general de ambos.

Tanto el UCAM Murcia, como el Manresa y el Real Betis sucumbieron al juego aragonés con Andreu Casadevall en el banquillo. Pero el Obradoiro, cuarto y último en claudicar ante los zaragozanos, lo hizo ya con Luis Guil en el banco. De hecho, ese crucial encuentro sirvió como carta de presentación del andaluz ante su nueva afición. Una papeleta que solventó de forma sobresaliente con una victoria (85-59) que, de paso, volteó el tan codiciado ‘basketaverage’.

Ante la llegada del Joventut, estos son los cuatro precedentes del Tecnyconta Zaragoza frente a oponentes que pelean por sus mismos objetivos. Adversarios ante los que, al calor de su afición, el conjunto aragonés sí ha dado la cara. Rivales que, tratando de escalar posiciones, cayeron al suelo del Príncipe Felipe. Porque la salvación pasa por casa.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión