Despliega el menú
Deportes

Zaragoza tiene más de 400 potreros en sus calles

Según el registro de Zaragoza Deporte, la ciudad cuenta con 90 instalaciones deportivas elementales (IDE), zonas de uso libre, gratuito y destinadas a los vecinos de cada barrio.

Los argentinos le dicen potrero al terreno y, por ende, al jugador. Originario de sudamérica, el término potrero se refiere al terreno sin edificar, a ese que está en la calle, donde suelen jugar los muchachos a la pelota. Y en Zaragoza hay más de 400, concretamente 416 repartidos por las calles, las plazas y los parques de toda la ciudad.

El próximo llegará en verano a Arcosur, cumpliendo así una de las grandes demandas del barrio, que lleva tiempo reclamando un lugar de ocio al aire libre para los más pequeños. El contrato fue adjudicado la semana pasada a la empresa a la empresa Carmelo Lobera S.L., que presentó la oferta más ventajosa por un importe de 108.765 euros, frente al máximo de 163.557,73 euros al que ascendía el presupuesto de licitación.

Los potreros de Zaragoza se distribuyen por la mayoría de los barrios de la ciudad: de Casablanca a Torrero. De La Almozara a Casetas. De El Rabal al Casco. Según el registro de Zaragoza Deporte, la ciudad cuenta con 90 Instalaciones Deportivas Elementales (IDE), zonas de uso libre, gratuito y destinadas a los vecinos del barrio.

En total, según este mismo registro, el número de pistas alcanza las 416, siendo el IDE del parque Torre Ramona, con 13, el que cuenta con un mayor número de instalaciones. Situado en la calle Doctor Iranzo, en Las Fuentes, este emplazamiento tiene una cancha de baloncesto, una zona de deportes tradicionales, dos estaciones de gimnasia, una pista de fútbol sala, una de patinaje, seis terrenos para practicar petanca y, por último, una pista de voleibol.

La segunda instalación con más pistas es el IDE parque Castillo Palomar, con 12. Ubicada en la calle Rioja, en el distrito Delicias, cuenta con una cancha de baloncesto, tres zonas de deportes tradicionales, un espacio de ajedrez, una estación de gimnasia, una pista de fútbol sala, y cinco terrenos para practicar petanca.

En este enorme listado también se integran algunas instalaciones ya míticas en Zaragoza, como el skatepark de Vía Hispanidad, inaugurado en febrero de 2001 y referente de esta disciplina en la ciudad. Y otras curiosas, como el rocódromo del Parque de la Memoria, el circuito de Bike Trial de San José o la zona de datchball en el IDE Carlos Val de Casablanca.

Las instalaciones más habituales son las pistas de baloncesto y las de fútbol sala, útiles también para el balonmano. Sin embargo, en Zaragoza se pueden encontrar zonas habilitadas para practicar el ajedrez al aire libre (en Jardines Avempace o Avicebrón), el patinaje (en la calle Sicilia o en el IDE Gabriela Mistral), el salto de vallas (IDE Calle África de Torrero) o el deporte multiaventura (en el IDE Balsa del Ojo del Cura Casetas).

El mal estado y el abandono, los grandes problemas

La variedad es amplia, con casi todos los barrios y los deportes representados, pero los potreros de Zaragoza también presentan múltiples problemas. El principal (no el único) es el mal estado y el abandono de algunas de las instalaciones, que dan cobijo a otras actividades no relacionadas con el deporte y que terminan deteriorando el estado de las mismas.

A algunas les falta la luz necesaria para ser aprovechadas en las últimas horas del día en invierno (están abiertas, en teoría, hasta las 21.00 de octubre a mayo y hasta las 22.00 de junio a septiembre). Otras rozan lo impracticable por su mal estado y demandan, necesariamente, una remodelación urgente. Algunas están, directamente, semiabandonadas.

(Gráfico interactivo elaborado por Ibán Santos)

Etiquetas
Comentarios