Despliega el menú
Deportes

Bomberos busca una salida al uso deportivo de su piscina

El Ayuntamiento ha trasladado a las federaciones de natación y actividades subacuáticas y a la Escuela Waterpolo la necesidad que encontrar otra instalación.

Interior de la piscina del Parque de Bomberos número 1 de Zaragoza.
Bomberos busca una salida al uso deportivo de su piscina
Guillermo Mestre

El Ayuntamiento de Zaragoza, a través de su área de Servicios Públicos, está buscando una salida al uso deportivo de la piscina del Parque de Bomberos número 1, que lleva más de tres décadas activa. Allí conviven, además de la Unidad de Buceadores de Bomberos de Zaragoza, la Federación Aragonesa de Natación (FAN), los jugadores de los equipos masculinos y femeninos de la Escuela Waterpolo Zaragoza (EWZ) y los miembros de la Federación Aragonesa de Actividades Subacuáticas (Faras). Por una "cuestión de seguridad y de requisitos de Bomberos", los responsables municipales trasladaron ayer a los presidentes de la FAN y Faras, y al vicepresidente de la EWZ, la "necesidad" de que tendrán que buscar una nueva instalación para el próximo curso, aunque se atenderá de manera individualizada cada situación", apuntan desde Servicios Públicos. Los tres tienen que presentar alegaciones, y desde el Consistorio se estudiarán los casos y se plantearán las opciones que hay en una nueva reunión prevista para mayo.

Anualmente, Bomberos elabora un informe sobre el uso del recinto de Parque 1, las obligaciones del cuerpo y valora la seguridad tanto en el exterior del recinto deportivo como en el interior. Allí se levanta la piscina climatizada de 25 metros de largo, con una profundidad que va desde los dos metros en los laterales hasta los cinco metros en la parte central. Unas características especialmente preciadas por los practicantes de waterpolo y submarinismo. También cada año, la familia que da vida deportiva y competitiva a la pileta de Bomberos se reúne a final de la temporada con los responsables municipales para renovar un convenio de uso. La novedad en esta ocasión es que la convocatoria se ha adelantado a febrero, y que las noticias no son muy favorables.

"A mí ya me han dicho que tendré que irme a otra piscina", se lamenta el responsable de la FAN, Guillermo Kleingries. Actualmente, la Territorial imparte allí cursillos de natación a un total de 15 colegios (once públicos y cuatro concentrados). Son 415 niños de centros escolares, a los que se unen 320 personas que aprenden a nadar. "Si pierden ese centro, tendrán que ir a nadar a otras zonas de la ciudad, bastante más lejanas. No quieren usuarios externos", señala Kleingries.

Zaragoza no tiene una piscina pública con un ancho olímpico (50 metros) ni con una profundidad que permita la práctica de disciplinas de la natación, como la sincronizada o el waterpolo, o que cobije a los especialistas de natación con aletas, modalidad de las actividades subacuáticas. El Gobierno de Aragón cerró el Parque Deportivo Ebro el 1 de enero de 2012 por sus cuentas deficitarias, y sus usuarios tuvieron que buscar soluciones.

Uno de los principales clubes afectados fue la Escuela Waterpolo Zaragoza, un referente en la élite nacional femenina, y cuyo primer equipo se hizo un hueco en la piscina privada del Stadium Casablanca, para retornar, perdiendo capacidad competitiva, a Bomberos. "Siempre nos han dicho que habría que buscar alternativas. Esta vez nos han avisado antes. Pero a nosotros nos han transmitido que valorarán qué posibilidades hay de que sigamos. Que harían un esfuerzo. Que no nos dejarán en la estacada", resume Tano Montaner, de la EWZ, quien critica la política municipal de construcción de instalaciones de agua. "Hay recintos emblemáticos con piscinas que son charcas. Lamentablemente el deporte nunca ha sido considerado", reflexiona Montaner.

Tampoco lo van a tener fácil los miembros de las actividades subacuáticas. "Hacemos cursos para buceo en hielo, traje seco, bautismos de buceo, talleres de reciclaje, natación con aletas, velocidad en inmersión... Las piscinas municipales no tienen un fondo de más de 1,80 metros. Y nosotros necesitamos profundidad", señala Rafael González, presidente de Faras.

Etiquetas
Comentarios