Despliega el menú
Deportes

Pasión por las sansilvestres

Miles de atletas despedirán el año corriendo en estas tradicionales carreras.

Toni Abadía, a rematar un gran año en Vallecas. El aragonés Toni Abadía, abajo a la derecha de la imagen, señaló al eritreo Nguse Amsolom como gran favorito en la San Silvestre Vallecana, una carrera que a su juicio exige "gestionar muy bien las fuerzas». «Es un escenario único para cualquiera. Ilias Fifa y Javi Guerra están también muy fuertes y todos los españoles queremos hacer un buen papel. El público te lleva pero tienes que saber dosificar bien el esfuerzo, la táctica es muy importante",
Pasión por las sansilvestres
Emilio Naranjo/EFE

El último día del año lleva aparejado, al margen de los cotillones y las uvas, una admirable tradición deportiva que tanto en Aragón como en el resto del mundo goza de una salud de hierro. Miles de personas participarán en las San Silvestre que se desarrollarán en la Comunidad.

Zaragoza celebra un año más la popular carrera que organiza la Asociación Deportiva de Atletismo Jerónimo Zurita desde hace doce años. El evento reunirá a 4.100 corredores, cifra con la que se ha cerrado la inscripción.

La prueba comenzará a las 18.00 en el Coso, frente al Teatro Principal, y tendrá, como novedad, un recorrido de 6 kilómetros, ya que se incrementa 1.000 metros más para dar cabida al cupo entero de corredores y garantizar la seguridad de los participantes y el público. De esta forma, la carrera atravesará dos veces el río Ebro –por los puentes de Hierro y de Piedra– y transcurrirá por calles como Caminos del Norte, Martín del Río, Matilde Sangüesa, Murallas Romanas, Manifestación, Espoz y Mina, Don Jaime o San Vicente de Paúl, entre otras.

Pese a que el componente popular es fundamental, las dos estrellas de la duodécima edición de la San Silvestre, que cuenta con el patrocinio de Zaragoza Deporte y la colaboración principal de Ibercaja, son Carlos Mayo, flamante subcampeón de Europa de campo a través en sub 23, y la maratoniana Marisa Casanueva.

La prueba, que contará con un total de 100 voluntarios del Jerónimo Zurita, volverá a tener su parte solidaria. Una parte importante de la cuota de inscripción de los corredores es donada a la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzhéimer (Afedaz) y a la Asociación Párkinson Aragón. El año pasado se donó un total de 8.000 euros.

La carrera tendrá en Teruel toques amantistas al celebrarse en puertas del Año de los Amantes, 2017, en el que la ciudad conmemorará por todo lo alto el 800 aniversario de la trágica historia de amor de Diego de Marcilla e Isabel de Segura. Para empezar, la prueba se rebautiza como XXVI San Silvestre Teruel Ciudad del Amor. La organización entregará un premio al participante que lleve el mejor disfraz relacionado con los Amantes.

En el aspecto deportivo, la principal novedad será la entrega de un chip a todos los participantes para conocer los tiempos con precisión. La hora de inicio de la competición, las 18.00, se adelanta media hora para facilitar a los atletas la asistencia a las cenas de Nochevieja y a la fiesta que se celebrará en la plaza del Torico para dar el pistoletazo de salida al Año de los Amantes. La carrera constará de un recorrido de 3.100 metros para la categoría cadete y de 6.200 para el resto. Habrá también un trazado no competitivo de 1.800 metros.

En tierras oscenses, Villanúa, que durante el año cuenta con 400 habitantes, puede presumir de tener la segunda San Silvestre más multitudinaria de Aragón tras la de Zaragoza, con los 1.270 inscritos de la pasada edición. Este año se han puesto como objetivo llegar a 1.500 participantes. La prueba partirá a las 18.00 desde el polideportivo y consta de un circuito de 3 kilómetros que atraviesa el casco urbano. El precio de la inscripción es de 7 euros y se donará un euro por participante a una causa social.

Etiquetas
Comentarios